Un piso con todo el encanto de Lisboa

Si sientes amor por la capital portuguesa, este podría ser el hogar de tus sueños...

Lisboa es una ciudad que consigue sorprender desde la sencillez. Sus calles y edificios, con un toque tan decadente como encantador, no ocultan su pasado, sino que lo realzan a la vez que abrazan los nuevos elementos. Esto mismo ocurre en el piso de 80 metros cuadrados que hoy visitamos. Situado en la freguesía de Penha França, este hogar ha sido rehabilitado conservando todo su encanto original. ARKSTUDIO, responsable de este proyecto, repensó espacialmente los espacio para aprovechar al máximo la luz natural. Los elementos de la casa, como los suelos, puertas y ventanas de madera, se restauraron y se reutilizó los muebles del propietario para crear un interior totalmente nuevo. "Queríamos dar personalidad al espacio, reflejar el alma de los que viven aquí, manteniéndonos dentro del presupuesto que nos habían dado", explican.

La cocina y el baño sí se cambiaron por completo, pero los nuevos elementos son sencillos y atemporales, para poder dialogar con los existentes. Lo mismo ocurre con las nuevas adquisiciones decorativas que "ayudan a construir un espacio personal, con carisma minimalista y contemporáneo",  afirman. No podemos estar más de acuerdo.

www.arkstudio.pt
Fotos: www.rodrigocardoso.net

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lisboa en un piso

Los 80 metros cuadrados de este piso rehabilitado por ARKSTUDIO rezuman la esencia de la ciudad: son sencillos, no ocultan su pasado, pero están abiertos a lo que está por venir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Segunda oportunidad

Muchas de las piezas de mobiliario ya eran del propietario. El estudio les dio más coherencia y las integró con las nuevas adquisiciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Asuntos personales

El objetivo fue dotar al espacio de personalidad, reflejar el alma de los que aquí viven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Volver a empezar

Aunque los elementos originales de la arquitectura se respetaron, los espacios se repensaron para hacerlos más funcionales y aprovechar mejor la luz natural disponible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasado pisado

El suelo de madera se restauró, conservando todo su encanto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón-comedor

Una gran puerta de doble hoja separa el salón del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con mucha luz

Vista del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillas distintas

Tres son el modelo tradicional de bistró y la otra tienen líneas más rectas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gustos expuestos

Los interioristas querían mostrar la personalidad de los habitantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mínima expresión

Las nuevas adquisiciones se eligieron de estilo minimalista, para encajar con las del pasado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recuerdos de familia

Retratos y complementos que nos hablan de la familia que vive aquí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina

La cocina y el baño se reformaron por completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jaque mate

Vista cenital del baño, con suelo de damero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas