Todo en uno: un minipiso en Nueva York

Descubre la Gran Manzana como un auténtico neoyorquino alojándote en este estudio. Pocos metros, mucha imaginación.

Pequeño, muy funcional y 100% neoyorquino. Así es el estudio que hoy visitamos. Situado en Chelsea, un antiguo barrio industrial reconvertido en una de las zonas más artísticas y vibrantes de la ciudad, este apeadero es perfecto para aquellos que quieran conocer Nueva York como un autóctono. De hecho, es la vivienda de Charmain, una diseñadora de moda nacida en la Gran Manzana que por trabajo está constantemente viajando por el mundo y que lo alquila a través del portal La casa de mis primos.

La vivienda tiene lo justo y necesario. Al entrar, nos recibe un espacio que comparten el dormitorio, el salón y una zona de estudio. Cada espacio está claramente delimitado, pero el conjunto se ve coherente gracias a la utilización de la misma paleta cromática, en la que abundan el blanco, el negro y el gris. El carácter lo aportan las texturas, el arte y las pinceladas de colores más atrevidos, como el amarillo.

Si el interior parece totalmente neoyorquino, las vistas no son para menos. Desde la ventana podemos ver el Chelsea Market y el comienzo de la High Line, una antigua

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Uno para todos

En esta estudio del neoyorquino barrio de Chelsea comparten estancia el dormitorio, el salón  y la zona de estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Abierto por vacaciones

Su propietaria, una diseñadora de moda, viaja constantemente y alquila su piso a través del portal La casa de mis primos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Viajar acompañado

El blanco, el negro y el gris predominantes se dinamizan con toques de amarillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pase al salón

Vista del espacio del salón desde el dormitorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuestión de carácter

Como los colores son sobrios, se aportó carácter con las texturas y el arte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Be my guest

El sofá puede convertirse en cama.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hincar los codos

Detrás de la puerta de acceso, una mesa transparente pasa desapercibida, pero sirve como zona de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Totalmente equipado

En primer plano, la cómoda del dormitorio. Al fondo, la cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño minimalista

El blanco aporta luminosidad y amplía visualmente el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas