Cambio radical: Un antiguo establo convertido en una estupenda casa de campo

En la isla de Menorca, con suelo de barro, viguería vista y paredes blancas, se encuentra esta vivienda, ubicada en unos viejos establos rehabilitados.

image

Esta casa de campo tan singular poco o nada tiene que ver con la construcción original, que data del siglo XVIII, y que albergaba unos viejos establos para guardar animales de granja y aperos de labranza. Situada en el centro de Ciutadella, en Menorca, las sucesivas reformas que ha experimentado la han convertido en el refugio perfecto: acogedor, cómodo y con un atractivo interiorismo de estilo rústico.

Los nuevos propietarios tan solo tuvieron que mejorar los dormitorios y los baños, pues querían dar a estos ambientes un estilo especial. La empresa Cons. Joan Capo se encargó de las obras y diferentes artesanos de la zona aportaron su granito de arena. Así, los lavabos de piedra marés, realizados a medida, son de Cristóbal Salord y el ebanista Joan Allés firma la carpintería. Los suelos de barro, la viguería vista y las paredes enyesadas siguen los cánones de la arquitectura mallorquina. Un fondo idóneo para los muebles de la tienda local SANTARA y los tejidos de sabor rural de Papillon by Mónica Colomar.

VIGAS EN EL TECHO

- Decora las entrevigas en blanco para realzar el acabado de la madera y dar más protagonismo al techo, o bien revístelas
en el mismo tono cuando busques acentuar la calidez.
- Si prefieres que la viguería quede integrada, píntala en el mismo color de las paredes y techo. Esta idea es perfecta para habitaciones abuhardilladas, con poca altura, especialmente cuando se eligen tonos blancos que contribuyen a crear sensación de amplitud.
- Siempre puedes optar por vigas de poliuretano, un material ligero, fácil de instalar y que soporta la humedad y
los cambios de temperatura.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Como una alberca

La piscina de esta casa menorquina se enmarcó con la misma piedra que reviste el suelo, para integrarla en el entorno. El enfoscado blanco, tanto del muro como del vaso y las escaleras, aporta luminosidad al área del baño.

Versión XXL

Con cubierta inclinada a un agua y grandes cristales, la vivienda evoca las construcciones típicas de la zona. Gracias a los revestimientos de barro, así como a la madera presente no solo en la carpintería, sino también en el mobiliario, se logró compensar la frialdad que pueden llegar a transmitir los techos excesivamente altos.

En forma de arco

Para facilitar la comunicación entre el salón y el comedor, se prescindió de puerta y, en su lugar, se abrió un gran vano. En la zona de estar, la pintura blanca en paredes y techo realza la viguería vista de madera.

Vida en el exterior

La cocina se abre a la terraza por medio de una gran puerta acristalada con perfiles de madera. Para disfrutar de agradables momentos al aire libre, este ambiente se decoró con una mesa de madera acompañada de un par de bancos. El suelo se cubrió con la clásica piedra de marés mallorquina.

Arreglo silvestre

¡Que no falten las flores! Pon un toque fresco en cualquier rincón de tu casa con vistosos arreglos silvestres. Potencia el look natural con botellas y tarros de cristal a modo de improvisados jarrones.

Zona de almacenaje

En la cocina se recreó un encantador aire rústico con muebles de madera en blanco. Una de las paredes se reservó para colocar una gran vitrina a medida donde almacenar vajillas, cristalería y manteles. 

Idea DIY

Convierte una cesta de mimbre en una original lámpara de techo. Haz un agujero en la base, mete
el cable y coloca el casquillo y la bombilla por dentro. ¡Cuélgala donde quieras!

Vitrinas

Para ocultar a la vista el interior de los armarios superiores, las vitrinas se vistieron con unos visillos ligeros, discretos, que potencian aún más el aire tradicional de la decoración. 

Familiar y rústica

La amplitud de la cocina permitió incluir una práctica isla en el centro, rodeada por las zonas de cocción, fregadero y almacenamiento. Ésta se utiliza como mesa de comedor, aunque es también una superficie de trabajo extra muy cómoda. 

El sistema de almacenaje a la vista, detalles en fibra vegetal y complementos de inspiración clásica fueron las claves para lograr una estética muy personal.

Sereno y relajado

En el dormitorio principal se recreó una atmósfera sencilla y acogedora, con materiales naturales y tonos blancos. 

Este color, que se combinó con pinceladas rojas y negras muy sutiles, realza el barro y la madera del espacio. Como mesilla, se escogió un original modelo realizado con la pieza completa de un gran árbol.

Bien vestido

En este dormitorio, se apostó por una estética femenina con piezas rústicas, como el velador de forja, la lámpara de mesa y el armario ropero, y recursos decorativos de estilo clásico. Así, el interior del armario, con puertas de cristal, se ocultó con unos visillos de hilo. Esta misma tela rematada con puntillas se utilizó, colgada de una barra, para sustituir al cabecero.

Soluciones de obra

En uno de los cuartos de baño, las paredes encaladas contribuyen a dar un aire rústico a la decoración. De este mismo acabado es el mueble que acoge el lavabo, rematado con una encimera de piedra. Cada detalle respira la sencillez propia de una casa de campo, como el espejo de madera envejecida, la rama de árbol a modo de toallero o las griferías de pared, inspiradas en modelos tradicionales.

Con baño integrado

Las baldosas de barro del resto de la casa se sustituyeron aquí por un suelo de teselas cerámicas que se prolonga por la pared. Este cambio de materiales contribuye a marcar el paso de una zona a otra. 

Mesita redonda

La decoración del dormitorio se completó con un acogedor ambiente frente a la ventana, con una mesita redonda y dos sillas. 

Tejidos y texturas

Cuando el blanco domine la decoración de un ambiente, mezcla diferentes tejidos y texturas, así como muebles de distintos materiales, para ganar riqueza visual. Valora introducir pinceladas de color o discretos estampados que rompan la uniformidad.

Un espacio al natural

Un tabique de obra que no llega al techo separa la zona de la ducha del resto del baño. El frente de lavabos se resolvió con una encimera volada de piedra, sobre la que se instaló un lavamanos redondo. Para proteger la pared de salpicaduras, se realizó un zócalo con la misma piedra.

Tabique de pladur

Busca soluciones para independizar dos ambientes sin perder espacio ni luz: un tabique en yeso o de Pladur, además de instalarse de forma sencilla, se adapta a las dimensiones y a la distribución de prácticamente cualquier espacio

Cortinas vaporosas

A la hora de vestir un frente acristalado, recurre a varias caídas que puedas abrir o cerrar por separado. Una apuesta segura son unas cortinas vaporosas de algodón, lisas y ligeras, que tamicen sutilmente la luz. 

Mesita auxiliar

¡Pocos, pero bien elegidos! Procura no saturar la decoración del dormitorio con piezas innecesarias. Lo ideal es colocar muebles versátiles y funcionales, como una mesita auxiliar que te ayude a crear desde un rincón para desayunar hasta una zona de trabajo o tocador

Primera planta
Planta baja
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas