Refugio soñado en los Pirineos

Una decoración de alta montaña, con la madera como protagonista, da forma a esta acogedora vivienda organizada en dos alturas y ubicada en pleno corazón del Pirineo.

Llevar luz a cada rincón de esta casa rural enclavada en El Ampurdán, Girona, fue el objetivo principal de su reforma, emprendida por el Estudio de arquitectura y decoración Lizarriturry Tuneu. Para lograrlo, se tuvieron en cuenta dos factores: por un lado, respetar su impresionante fachada medieval de piedra con balcones de forja y por otro, restablecer en su interior una correcta distribución de las habitaciones ya que, al ser una vivienda antigua, era bastante caótica. En toda casa de pueblo la cocina era el centro de la vida en común, algo que sus actuales propietarios querían mantener a toda costa. Por eso, se pensó en instalarla en la planta baja, mucho más luminosa que el resto.

A continuación se ubicó el comedor, frente a un cerramiento acristalado por el que se accede a un patio que le da luz, agradables vistas y, sobre todo, vida en los meses de buen tiempo. En esta planta se respetó el pavimento tradicional de piedra y las vigas en el techo, que en toda la vivienda quedan a la vista. La pieza clave de esta zona es la escalera que, procedente de otra área de la casa, se trasladó entera a la cocina. Por sus anchos escalones se accede a la planta de arriba en la que se ubicaron los dormitorios y el salón. Desde este último se divisa el comedor y el patio a través de una doble altura acristalada. La austeridad que domina la cocina y el salón continúa presente en las habitaciones, mucho más sombrías por su orientación y por las pequeñas ventanas típicas de la arquitectura medieval. El dormitorio infantil está dominado por las líneas rectas de su escueto mobiliario a base de madera de pino. Esto mismo ocurre en el dormitorio principal.

Amueblado con la sencillez de una cama de matrimonio, una mesita de noche y una silla, lleva la sobriedad a su máximo exponente. Destacar el excelente aprovechamiento de un rincón, convertido en un armario-vestidor con la simple ayuda de unas baldas. Otro logro que se consiguió con creces fue el de la ubicación del cuarto de baño. Aunque físicamente está dentro de la habitación de los padres, su doble puerta hace que se comunique también con el dormitorio de los niños. De esta forma ambos, padres e hijos, pueden hacer uso de él de una manera independiente

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón para reunirse con amigos

El espacio de tertulia se organizó en torno a la chimenea, revestida hasta el techo con la misma madera del suelo, incluido el hueco destinado a la reserva de leña. Chimenea, de la firma Fugar. Madera del suelo, de Pavimentos Eusebio (89,90 €/m2). Sofá, de venta en Kibuc. Butaca Butterfly de piel, en Cado.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar

El sofá, un modelo en esquina de grandes dimensiones, se ubicó justo debajo de una de las ventanas de tejado que se abrieron tras la reforma. La entrada de luz cenital al ambiente aporta una grata sensación de conexión con la naturaleza. Sofá esquinero, de Kibuc. La mesa de centro es un palé recuperado por la propietaria. Taburetes, de Ikea. Cojines y alfombra, de Gra. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El comedor

La sencillez de los muebles y complementos elegidos para su decoración son responsables de ese encanto especial que transmite. En este espacio todo encaja; muebles nórdicos conviven de maravilla con piezas de anticuario y complementos de aire rústico. Mesa, lámpara y candeleros, de Azul Tierra. Alfombra, de Gra. Sillas, de Ikea. Cojines, de Kibuc. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor y salón comunicados

La cocina, de dimensiones generosas, se comunica con el comedor mediante un gran pasaplatos para facilitar el trasiego de comidas los fines de semana. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un salón al rojo vivo

Junto al vano, por la parte correspondiente al comedor, se creó una pequeña barra equipada con dos asientos para comidas informales. Taburetes, de venta en Ikea. La iluminación procede de Punto Luz. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aprovechar los espacios

El carácter abuhardillado de la vivienda posibilitó abrir huecos tanto en las paredes como en los techos inclinados colocando numerosas ventanas de tejado. Esta renovación en la estructura de la casa aumentó la entrada de luz natural y la ventilación en casi todos los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cocina con todo a la vista

La madera de pino blanqueada y la de roble acabada en color miel se combinan en agradable contraste; el efecto final recuerda a los muebles antiguos de cocina, sensación que se refuerza con puertas altas de vitrina y tiradores de latón. Taburete, de venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en dos frentes

Dos frentes corridos y en paralelo equipan la cocina con armarios de suelo a techo. Aquí la funcionalidad y el espacio de almacén priman por encima de todo. Una ventana en la zona abuhardillada aporta toda la luz natural necesaria en este espacio. Mobiliario de la cocina diseñado por Cristina Carbonell. Todos los electrodomésticos son de Balay. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un dormitorio infantil muy especial

La habitación de los niños consigue ese toque infantil tan simpático a base de pinturas en tonos muy vivos y juegos de cama con divertidos estampados. Además, se aumentó la capacidad de almacén con unos cajones de madera bajo las camas. Fundas nórdicas, de venta en Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

La estructura interna del dormitorio principal es la más ingeniosa de todas. Un tabique de madera a media altura bordea la cama a modo de cabecero creando al mismo tiempo un pequeño vestidor al otro lado. El resultado es curioso y muy útil. Colcha y almohadones, de PatchMon. Colcha estampada, de Becara. Cojín a rayas, de Gra. Cojín liso y lámparas de pie, de Azul Tierra. Puf de pelo, de Ikea.    

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aseo personal

Disponer de un cuarto de baño completo, y con todas las prestaciones necesarias era fundamental para los dueños. Así se hizo, con baños de diseño y sanitarios de alta gama. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sanitarios

Sanitaros, de la firma Duravit. Griferías de Bossini, de venta en Tono Bagno. El lavamanos y el gresite proceden de Via Cerámica. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PLANO E IDEAS

El valor de lo antiguo
Hubo un tiempo en el que la moda era esconder las vigas; pero la actual tendencia, que respeta la arquitectura y los materiales locales, tiende a dejarlas a la vista. Bien en su estado original, como sucede en la cocina de esta casa o bien lacadas, como ocurre en los dormitorios y el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas