Una puesta a punto para un dúplex de ensueño: Antes y después

Unos pequeños retoques consiguieron sacar el máximo potencial de esta vivienda para que pudiera encontrar el inquilino perfecto.

Dúplex reformado
Hearst

El diablo está en los detalles, reza en dicho popular. Un buen inquilino, también. De esto eran conscientes los propietarios de este dúplex que, después de años viviendo en él, tenían que dejarlo atrás al mudarse a otra ciudad por motivos profesionales. "La casa estaba hecha a medida y con absoluto mimo por sus propietarios", explica Eva, responsable de El ático de Daniela, el estudio que se encargó de ponerlo a punto para buscar a un inquilino "que supiera apreciar todos los detalles, desde la chimenea del salón hasta el espectacular sistema de luces oculto a través de falsos techos y espejos".

Este lavado de cara para hacer que una vivienda a la venta o en alquiler sea apetecible es conocido como Home Staging y consigue que las posibilidades de conseguir que una casa acabe en buenas manos se multipliquen. "Un proyecto tan especial como éste decidimos enfocarlo no solo desde un punto de vista funcional, sino también ofreciendo una imagen con pinceladas de las últimas tendencias en interiorismo, como los juegos de texturas, materiales como el cemento y el mármol, elementos nórdicos como las alfombras y plaids de pelo o el reno a modo de trofeo sobre la chimenea. También aportamos la frescura del Mediterráneo, tan próximo a la casa, con elementos en color Greenery acompañados de la super actual tendencia botánica"", afirman desde el estudio que, prestando atención a los complementos, accesorios y textiles, han logrado revitalizar este piso de dos plantas con dos dormitorios con vestidores abiertos, tres baños y un espacio compartido por el salón, la cocina y el comedor. Unos sencillos cambios que consiguieron un resultado espectacular (que puedes ver con detalle en las imágenes que preceden estas líneas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trofeo ecofriendly

Sobre la chimenea, un reno de Softheads y, en las ventanas, estores a medida con tela de Gancedo.

Centro de atención

Como mesa de centro optó por unas nido de Dhomeklub

Nuevos espacios
Hearst

En un rincón desaprovechado del salón, la interiorista creó una nueva zona de lectura con una butaca de ratán, una piel de oveja y una lámpara de pie. Las estanterías se vaciaron un poco para dar mayor sensación de orden y amplitud

Jugar con los contrastes

Para contrastar con el terciopelo del sofá se colocaron unos cojines de pelo y tejido rústico.

Época de floración

En la zona de comedor se suavizó la luz con estores de Gancedo y se adornó con un centro de mimosas.

Mente abierta

Vista del espacio que comparten el salón, el comedor y la cocina.

Luces

La iluminación de toda la casa se ha cuidado con un sistema de luces ocultas y falsos techos.

Mármol

Destacan los muebles blancos y el mármol de Carrara.

Bodegón

En la cocina se despejó la encimera de electrodomésticos y se creó un bodegón en blanco, negro y madera con artículos de House Doctor.

Aseo de cortesía
Frío, frío...

El mármol y el color blanco hacen que el aseo parezca un poco frío.

Lavabo exento
Calidez

Gracias a accesorios como la vegetación o las cestas se consiguió hacer más cálido el conjunto.

¡Canasta!

Además, las cestas aportan funcionalidad y espacio de almacenaje extra.

Entrada al dormitorio principal
Dormitorio principal

Cuenta con una zona abierta de vestidor y un baño integrado.

Toque étnico

Para contrastar con la superficie satinada de la funda nórdica de Zara Home, la interiorista optó por unos cojines de estilo étnico de House Doctor.

De exposición

El cabecero de obra con estantería se ha utilizado para exponer complementos y lámparas con bombillas de filamento.

Blanco y azul
Levantarse y vestirse

Vista de la cama. Detrás del cabecero se encuentra la zona de vestidor.

Vestidor y baño

El lavabo incorporado en la zona de vestidor.

Reflejo brillante

El espejo contiene luces ocultas que solo pueden verse al encenderse.

Baño en suite

También en mármol blanco.

Crear hogar

Los accesorios de adera y el eucalipto colgado de la pard restan frialdad.

Baño relajante
Rincón aprovechado

Un pequeño escritorio en un roncón del dormitorio.

Entrada al vestidor
Valor añadido

En esta estancia, que antes se usaba solo como vestidor, la interiorista creó un segundo dormitorio.

Texturas

El verde y las texturas de los textiles de Gancedo, Zara Home y H&M dan vida al conjunto.

Despejado

La ropa del vestidor se quitó para dar sensación de amplitud y despersonalizar el espacio.

Piensa en verde

Se utilizó el color verde en la ropa de cama para conectar con la zona exterior de terraza.

A sus piues

A los pies de la cama, otra zona abierta de almacenaje de ropa.

Detalle de la zona de vestidor

El papel de rayas le da dinamismo al espacio.

Segundo baño

El cuarto de baño del dormitorio de la segunda planta.

Accesorios

Accesorios de cemento y urnas de cristal para adornar el baño.

Vida exterior

La terraza con sillas Acapulco blancas.

Greenery

El color verde y los estampados botánicos: dos tendencias en exteriores.

El salón antes
El salón antes
El salón antes
El comedor antes
La cocina antes
El vestidor antes
El vestidor antes
El vestidor antes
El dormitorio antes
El baño antes
El baño antes
El aseo antes
El aseo antes
La terraza antes
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas