El antes y el después de un ático con vistas tras una reforma low cost

En Barcelona, gracias a unos estratégicos cambios, un piso oscuro se llenó de luz, amplitud y funcionalidad.

Ático con vistas
Eric Pàmies

Piso de 60 metros cuadrados (más 20 de terraza) situado a un corto paseo del Arco del Triunfo de Barcelona, muy luminoso, con numerosas ventanas y unas vistas increíbles de la ciudad. Leyendo estas características, diríamos que nos encontrábamos ante un sueño inmobiliario, pero al cruzar las puertas de esta vivienda, la mala elección de colores, los espacios cerrados y una decoración anticuada hacían de ella una pesadilla. El encargado de sacarla de las tinieblas fue el estudio Nice Home Barcelona, capitaneado por la interiorista Dara Díaz, que desde el primer momento tuvo claro los objetivos a conseguir: ganar luminosidad, abrir espacios y actualizar la decoración. Todo con un presupuesto bastante ajustado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nueva vida
Eric Pàmies

Entramos en un piso de 60m2, situado a pocos pasos del Arco del Triunfo de Barcelona, que ha tenido un cambio radical (al final de esta galería puedes ver las imágenes del antes).

Estilo nórdico
Eric Pàmies

En el recibidor, espejo, lámpara y consola Maisons du monde y complementos de Deko Palace. En primer término, el comedor, con sillas Vackart y mesa Lisabo, de Ikea.

Todo claro
Eric Pàmies

Las maderas de los muebles se han escogido en tonos claros, para no oscurecer el ambiente.

Visto y no visto
Eric Pàmies

Los complementos en cristal aportan texturas y volúmenes sin recargar el espacio.

Mente abierta
Eric Pàmies

La cocina está abierta al salón-comedor, pero mantiene su independencia.

La pureza del blanco
Eric Pàmies

Los armarios de la cocina se cambiaron por otros blancos y más altos, haciéndola más luminosa y consiguiendo más espacio de almacenaje.

Detalle de la cocina
Eric Pàmies
Zona de confort
Eric Pàmies

En el salón, sofá-cama de Ikea, mesa auxiliar de Deko Palace, mueble de TV de Maisons du monde, alfombra de Ikea y textiles de Calma House.

Texturas
Eric Pàmies

Los complementos decorativos aportan texturas nuevas sin salirse de la paleta de color.

Permanecer neutro
Eric Pàmies

La paleta de color se ha restringido a los tonos neutros con alguna nota de color que aportan los accesorios.

Hacer zoom
Eric Pàmies

Sobre la mesa auxiliar, lámpara de Maisons Du Monde.

Multifuncional
Eric Pàmies

Un espacio antes inutilizado se ha aprovechado para situar una zona de estudio, lectura y vestidor. Butaca de Ikea, cuadro de Maisons du Monde y cojín de Calma House.

Chica aplicada
Ático con vistas: recibidor Eric Pàmies

Mesa y estante de Ikea y silla de Vackart.

Visto y no visto
Eric Pàmies

Entre la zona de estudio y el dormitorio se han colocado tres puertas correderas que pueden ocultarse por completo. Así se consigue privacidad cuando se abren y dejar que la luz pase cuando están abiertas.

Con buena letra
Eric Pàmies

Detalle del cuadro de Maisons du monde.

Dormitorio
Eric Pàmies

Cabecero y lámparas de Maisons du monde.

Ponte cómoda
Eric Pàmies

Una cómoda alta de cinco cajones aporta espacio de almacenaje en el dormitorio.

Tocador
Eric Pàmies

Sobre ella, un espejo colgado con una tira de cuero.

Gastar lo justo
Eric Pàmies

El presupuesto de la reforma y de la nueva decoración era muy ajustado, por lo que el estudio recurrió a tiendas como Ikea y Maisons du monde y por piezas más básicas.

Mucha calma
Eric Pàmies

Los textiles de la cama son de Calma House.

Segundo dormitorio
Eric Pàmies

Del recibidor-estudio-vestidor surge el segundo dormitorio.

Caso de estudio
Eric Pàmies

Mesa de Ikea con silla de Deko Palace.

Vida exterior
Eric Pàmies

El piso tyiene una terraza de 20 metros cuadrados.

Vistas
Eric Pàmies

Desde la terraza puede disfrutarse de unas increíbles vistas de la Ciudad Condal.

Al sol
Eric Pàmies
ANTES
Eric Pàmies

La entrada y la cocina antes de la reforma.

ANTES
Eric Pàmies

La cocina antes.

ANTES
Eric Pàmies

La cocina antes.

ANTES
Eric Pàmies

El salón antes.

ANTES
Eric Pàmies

El salón antes.

ANTES
Eric Pàmies

El dormitorio principal antes.

ANTES
Eric Pàmies

El dormitorio principal antes.

ANTES
Eric Pàmies

El dormitorio principal antes.

ANTES
Eric Pàmies

El dormitorio principal antes.

ANTES
Eric Pàmies

El dormitorio principal antes.

ANTES
Eric Pàmies

El recibidor de los dormitorios antes.

ANTES
Eric Pàmies

El segundo dormitorio antes.

ANTES
Eric Pàmies

La terraza antes.

ANTES
Eric Pàmies

La terraza antes.

Tener buena planta
Eric Pàmies

Para aclarar los espacios, se pintaron de blanco las paredes y las carpinterías y se cubrió el suelo con un roble grisaceo. Los armarios de la cocina se cambiaron por otros níveos y más altos para tener el máximo espacio de almacenaje posible. Para aprovechar un rincón vacío entre los dos dormitorios con los que cuenta la casa había una zona, la interiorista decidió situar aquí una zona multifuncional con rincón de lectura, estudio y vestidor. El dormitorio principal se abrió a este área y, gracias a tres puertas correderas que se ocultan por completo al estar recogidas, puede trazarse o difuminarse la frontera entre ellos, permitiendo ganar privacidad y que la luz campe a sus anchas.

En la decoración impera un estilo nórdico muy ligero, con colores neutros. La calidez la aportan los guiños vintage y las texturas de los textiles, las fibras naturales y los complementos de cristal, madera o bambú. Todo da como resultado un hábitat que resulta tan fresco como cálido y que potencia la luz natural y las vistas privilegiadas sobre la Ciudad Condal.

www.nicehomebcn.com

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués