El piso más castizo

En esta vivienda —ubicada en pleno centro histórico de Madrid— arquitectura e interiorismo aportan un encantador aire bohemio, cálido y muy acogedor.

Existen proyectos de reforma e interiorismo en los cuales se cuida especialmente que arquitectura y decoración estén en sintonía; es decir, que continente y contenido formen un conjunto equilibrado, como es el caso de esta vivienda. Ubicada en el madrileño barrio de La Latina, en una típica corrala con más de 300 años de antigüedad, fue restaurada no hace mucho tiempo con un carácter conservador. El publicista Paco Ruiz-Nicoli, responsable de la reforma, se marcó como principal objetivo crear un alojamiento cómodo y atractivo, que mantuviera todo el encanto y autenticidad de la construcción. Para ello contó con la colaboración del estudio de arquitectura y diseño Elaboración Mecánica. En las obras se salvaguardaron los elementos arquitectónicos originales, y los que faltaban se restituyeron por materiales que se integran a la perfección en una escenografía bohemia e industrial.

Así, las vigas de madera envejecida se combinaron con grandes tubos de metal a la vista. Además, tanto los suelos como las puertas y contraventanas se adquirieron en diferentes empresas de derribos. Todos estos elementos tienen en común el encanto y la singular belleza que presenta la madera desgastada por el paso del tiempo.

Se proyectó una distribución racional, práctica y estética. El espacio se organizó en una despejada zona de estar ubicada junto a unas puertas acristaladas que dan a la castiza Ribera de Curtidores, en pleno centro histórico de Madrid; la cocina, con una península de trabajo que la independiza del comedor; dos habitaciones y dos cuartos de baño, uno de ellos
integrado en el dormitorio principal.

Sin duda, otro de los logros fue potenciar la amplitud y la luminosidad. Para ello jugó un papel clave la conexión de los ambientes. Además de los dos vanos sin puerta que comunican el salón con el espacio donde su ubicaron la cocina y el comedor, la habitación contigua a la zona de estar se independizó con una estructura metálica con cuarterones de cristal, que permite el paso de la luz.

La decoración de la vivienda la firman Pablo Ruiz-Nicoli y la empresa de alquiler de viviendas singulares The Sibarist. Piezas vintage, como la mesa de 1920 reciclada en península de trabajo, las sillas del comedor o las lámparas de techo, se combinaron con muebles y complementos de estilo actual para recrear ambientes con un encantador aire retro industrial, cálido y acogedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acertada fusión

La decoración exhibe una mezcla de piezas antiguas recuperadas con muebles y complementos de estilo actual y obras de arte contemporáneo; como las fotografías artísticas con las que se animaron las paredes.

Sofá y mesita auxiliar redonda, de Ikea. Mesa de centro, de Olofane. Manta y cojines, de Zara Home. Fotografías, de YellowKorner Hermosilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa auxiliar y espejos

Tonos tierra, suaves y relajantes, marcan la decoración de este piso madrileño en el que, como muestra este rincón del salón, prima un
gusto ecléctico con muebles antiguos adquiridos en mercadillos, lámparas y complementos de diferentes estilos.

Mesa auxiliar, de Casa Nativa. Espejos, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarterones de cristal

El salón se independizó de la habitación contigua a través de una estructura metálica con cuarterones de cristal. Con esta solución, además de añadir un atractivo toque factory a la decoración, se consiguió crear una sensación de mayor amplitud.

Sillón, de Maisons du Monde. Pufs de roten, de Ikea. Lámpara de pie, de venta en Casa Nativa. La alfombra de la zona de estar es de Tailak.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jarrón de cristal

Los complementos. Al escoger un jarrón, busca modelos que encajen con el estilo decorativo y la gama de color de la estancia. Con cristal transparente, siempre aciertas. Como este florero, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rincón de trabajo

En el rincón de trabajo: alfombra y lámpara de mesa, de Sandra Marcos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Elementos constructivos a la vista

En un espacio marcado por elementos constructivos a la vista, como pilares, vigas y grandes tuberías metálicas, los muebles vintage de hierro y madera, así como las puertas de aspecto desgastado, refuerzan el look industrial de este piso.

Complementos, de Maisons du Monde, Sandra Marcos y Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Grandes vanos

Salón, comedor y cocina se comunican visualmente mediante grandes vanos que aportan profundidad y luminosidad. Delimitados mediante vigas de madera recuperadas, su presencia es importante en la estética de la casa.

Mesa de comedor, de La Europea. Sillas metálicas, de Brocanterie. La alfombra es de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ramas verdes

Ramas verdes, brotes y centros de frutas te ayudarán a potenciar el aire natural de los interiores decorados con muebles de madera. No es necesario que satures el ambiente con demasiados adornos. Apunta: siempre es mejor simplificar y pecar de discreción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Isla de trabajo

Qué tal se te da el bricolaje? Si estás pensando en reciclar una mesa antigua en isla de trabajo, procura escoger una placa que no desprenda mucho calor o, en cualquier caso, instala un cordón aislante en el cajeado para proteger la madera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frente encimera

Para la cocina, renovada por completo durante la reforma, se eligieron muebles blancos con frentes lisos y sin tiradores; una estética moderna que contrasta con la mesa antigua de madera que separa este espacio del comedor. Ésta es muy útil como superficie extra de apoyo y trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puertas de madera

Las puertas de madera son algunos de los elementos procedentes de empresas de derribos que se rescataron para esta reforma.
Los suelos, contraventanas y demás carpintería también son reciclados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tonos neutros en dormitorio

En la decoración del dormitorio, a base de tonos neutros y con distintos acabados en madera, se añadieron pinceladas verdes y azules, y estampados vegetales. De este modo, se aportó riqueza visual.

Cuadro, procedente de Galerías Piquer. Cojines, de Sandra Marcos y Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero de obra

Diseña un cabecero de obra con los apliques integrados. Es una idea perfecta para solucionar los problemas de espacio en dormitorios en los que no hay sitio para dos mesillas, pero también para añadir un toque de estilo muy personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

En el baño, se recreó una estética boho chic con baldosas hidráulicas, una encimera de madera y un lavabo de sobre encimera de diseño cuadrado.

La madera envejecida, presente tanto en la viguería vista como en la puerta, está muy en línea con el estilo de la decoración. El mueble es
un diseño actual realizado a medida. Toallas, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bote de cristal

Detalles con buen gusto. Utiliza pequeños botes de cristal transparente para realizar sencillos arreglos florales. Basta con elegir variedades del mismo tono, cortar los tallos, dejarlas casi al borde y añadir algo de verde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Plano de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas