Un piso nórdico y cálido

El estilo nórdico no es solo aquel donde imperan la funcionalidad y el minimalismo. Hay otro estilo nórdico más cálido y colorido. Este piso en Estocolmo es un buen ejemplo de él.

image

Cierra los ojos y visualiza un interior de estilo nórdico. Nos aventuramos a decir que la habitación que has imaginado está decorada en tonos blancos y grises, que las piezas que la pueblan son sencillas y funcionales, sin muchos adornos y que la estancia puede resultar un poco fría o, incluso, algo impersonal. No, no somos adivinos, es la imagen que casi todos tenemos de este estilo. Pero hay otro más cálido y colorido, rico en texturas y adornos y hoy visitamos un piso que es un buen ejemplo.

Situado en un edificio de ladrillo de 1925 de la isla de Södermalm, en el centro de Estocolmo, ya al entrar en este piso con dos habitaciones, un aseo, un baño y varias zonas comunes ( la venta en la agencia inmobiliaria Historiska Hem), percibimos el carácter de la decoración: un papel pintado de rayas verticales cubre las paredes, los armarios de la cocina abierta son amarillos, no falta el arte con motivos naturales, las plantas, las alfombras, las texturas y algunos toques especiales, como una mesa auxiliar hecha con el tronco de un árbol o un cojín nudo sobre el sofá. Todos estos elementos se han mezclado con piezas de diseño más sencillo, con tonos claros y con la madera clara del suelo.

Estilismo: Åsa Copparstad
Fotos: Fredric Boukari
www.objekt.historiskahem.se

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista al frente

Junto al comedor se encuentra una zona de estar.

Estancia principal

Al entrar encontramos un salón con comedor y cocina abierta.

Fiebre amarilla

Los armarios de la cocina se han elegido en un color amarillo claro.

Bien equipada

Los armarios se han distribuido en dos frentes que forman una L.

El pasado siempre vuelve

Un sofá de dos plazas vintage del que no se oculta su pasado.

Seguir la línea

Las paredes de esta estancia se han cubierto con un papel pintado de rayas verticales.

Comedor

Junto a la ventana de esta estancia se ha situado una gran mesa de comedor.

Puertas abiertas

Las puertas que separan el comedor de la sala de estar son acristaladas y de doble hoja.

Luz a raudales

El interior del piso cuenta con mucha luz ya que todas las estancias tienen grandes ventanas.

Muy natural

Los motivos naturales son muy típicos del estilo nórdico más cálido.

Zona de confort

Un sofá blanco y minimalista combinado con una butaca de madera y arte contemporáneo.

Accesorios con color

Sobre el sofá. un cojín rojo con estampado y un cojín nudo verde.

Pieza estrella

Puedes aprender a hacer los cojines nudo, aquí.

Vivir con arte

En todas las estancias de la casa hay arte actual.

Estantería

Se ha aprovechar un rincón de esta estancia para colocar varias baldas para libros.

Detalle
Entrada

Con un perchero y una cajonera se puede crear un recibidor equipado.

Merecido descanso

El dormitorio principal, con lo justo y necesario.

Toque interesante

Una lámpara de papel aporta texturas y curvas a la estancia.

Dormir con vistas

El dormitorio cuenta con un balcón-terraza.

Vida exterior

El balcón de la vivienda.

Vistas

Desde el balcón pueden verse los tejados de la ciudad.

Todo en orden

Vista del vestidor.

Caso de estudio

El segundo dormitorio se ha destinado para un estudio.

Toca madera

Detalle del escritorio.

Pared de proyectos
Quedarse en blanco

Todo el baño se ha revestido con azulejos de 15x15 blancos. El color lo aportan los complementos.

Zona de lavado

Lavadora y secadora dentro del baño.

Pura fachada

La fachada de ladrillo del edificio de 1925.

Plano

El plano de la vivienda

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas