Dos miniestudios decorados con estilo

¿Vivir solo o acompañado? Ambos. En un espacio de poco más de 40m2 se han creado dos apartamentos independientes que pueden comunicarse entre sí.

Una pareja de jubilados de Barcelona con algunos ahorros quería embarcarse en una nueva aventura: comprar dos viejos pisos y acondicionarlos con todas las comodidades para aquellas personas que querían pasar una temporada corta en su ciudad y no les convencía la idea de estar en un hotel. La encargada de materializar este proyecto fue Eva, la interiorista al frente del estudio El ático de Daniela. "Ambos estudios habían sido un único apartamento que ahora estaba dividido pero conectado, para ofrecer la posibilidad de alquilar uno o los dos espacios", explica sobre estos dos apeaderos que tienen, cada uno, un baño y una cocina independientes.

La falta de espacio (una de las viviendas mide poco más de 33 metros cuadrados y la otra 13,5 metros cuadrados) y los buenos elementos con que se encontró (techos altos atravesados por vigas de madera y grandes ventanales) hicieron que la diseñadora se decantara por una decoración minimalista, sencilla, limpia y ligera, para conseguir así potenciar la estructura, no recargar el espacio y que la luz fluyera sin obstáculos. "Delimitar visualmente los espacios principales, como el dormitorio, la sala de estar y la cocina, fue el principal reto", confiesa. Lo logró gracias a una buena disposición de los muebles, que ayudó a identificar distintas estancias dentro de un gran espacio compartido. La mayoría de las piezas provienen de Ikea y todas pueden plegarse, extenderse o esconden almacenamiento extra. Todo un ejemplo práctico de aprovechamiento de los espacios, de la luz y de los elementos originales.

www.elaticodedaniela.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compartir es vivir

Vista general del primer estudio, de 33 metros cuadrados, que reformó El ático de Daniela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Divide y vencerás

Una estantería billy de Ikea consigue delimitar la zona del dormitorio y dejar pasar la luz al salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De paso

Los dos estudios se han diseñado pensando en las personas que vayan a pasar algunos meses en Barcelona: demasiado tiempo para estar en un hotel y muy poco para alquilar un piso más grande.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco y minimalista

La decoración en blanco y de líneas sencillas crea un ambiente amplio y luminoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mesa puesta

Como en el piso ya había una mesa de madera oscura que los propietarios querían conservar, la interiorista eligió unas sillas transparentes para no recargar el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vigas de madera

Las lámparas que cuelgan del techo ayudan a enfatizar su altura y sus vigas de madera originales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista al frente

El espacio que ocupa la cocina y el baño. Tras las otras dos puertas se esconden la entrada principal y el acceso al otro estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina minimalista

En muy poco espacio se ha conseguido una cocina totalmente equipada (con barra de comedor incluida).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

El cuarto de baño del estudio principal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Caso de estudio

Vista del segundo estudio, de tan solo 13,5 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dos en uno

Este diván de Ikea hace las veces de sofá y de cama (de matrimonio cuando se extiende).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chica aplicada

Con una mesa abatible, que solo ocupa 20 centímetros recogida, la interiorista consiguió crear una zona de estudio en el menor espacio posible

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Valor añadido

Junto al patio con zona de lavado se colocó una cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Altos hornos

Una placa portátil de Ikea permite tener zona de cocción en la cocina y recogerla cuando no se use, consiguiendo más espacio de encimera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

El baño se renovó por completo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antes

Estado de los estudios antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas