Un completo hogar en apenas 38m2

Este miniapartamento es una clase práctica de cómo aprovechar los espacios pequeños y ampliarlos visualmente.

Apartamento de 38 metros
Hearst

"Las limitaciones abren al puerta a ideas extraordinarias". Esta frase es la que pronuncia la interiorista Elena Fateeva cuando se le pregunta por el hogar que creó para un hombre soltero en un minipiso de Kiev. Aunque pueda resultar algo pretenciosa, viendo los resultados nos parece más que justificada. No solo consiguió encajar (con holgura) cocina, comedor, salón, dormitorio, zona de estudio, baño, entrada y dormitorio en 38 metros cuadrados, sino que los espacios se ampliaron visualmente al dividir el piso en dos partes.

Por un lado, encontramos un gran bloque de muebles de madera en color turquesa que sirven a la entrada, el vestidor y la cocina. Por el otro, espacios blancos y ligeros, con tabiques que parecen no llegar al techo al haber instalado ventanas en la parte superior, permitiendo que la luz campe a sus anchas ejerciendo su poder de ampliar los metros cuadrados existentes. A ese juego de luces contribuyen también los espejos verticales que Elena colocó en al comedor y que sirven de tránsito entre las dos áreas de este hábitat.

Fotos: Andrey Avdeenko

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El reto

La interiorista Elena Fateeva aceptó el reto de encajar en 38 metros cuadrados un hábitat en el que un hombre soltero viviera cómodamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios definidos

Para ampliar el interior la interiorista decidió definir claramente dos espacios bien definidos. Uno verde con un gran bloque de muebles que sirven a la cocina, la entrada y el vestidor. El otro, próximo a las ventanas, blanco y ligero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Verde esperanza

Elena Fateeva asegura que empleó el color verde para aportar carácter al espacio, algo esencial en pisos pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A tu servicio

En la pared próxima a la cocina continuó con el color verde, delimitando así la zona del comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mente abierta

La cocina está totalmente abierta al resto del piso y el comedor sirve de transición entre espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amplitud de miras

La pared del comedor se empleó para colocar muebles de almacenaje, un revistero y dos espejos verticales, que amplían los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Objetivos

Desde el primer momento la interiorista se propuso crear un espacio rebosante de funcionalidad y claridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio compartido

Vista de la cocina y el comedor desde el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ventanas interiores

Se han colocado ventanas en la parte superior de los tabiques de la caja que contiene el dormitorio para dejar que pase la luz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuestión de carácter

Elena Fateeva cree que un piso pequeño no tiene por qué ser solo blanco y minimalista. Al contrario, el color y las piezas con carácter le aportan personalidad y amplían los espacios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de confort

Junto al comedor encontramos el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ligereza

Los espacios fluyen entre sí y se consiguió dar ligereza al interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Chica aplicada

Aprovechando una zona de paso, la interiorista creó un pequeño estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hincar codos

Vista de la zona de estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trabajo y descanso

La ventana interior que conecta el estudio visualmente con el dormitorio

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Descanso visual

En el dormitorio predomina el estilo minimalista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toque personal

Los posters del propietario dan el toque personal al espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gran capacidad

La interiorista situó una zona de almacenaje a los pies de la cama, que sirve a su vez como apred divisoria con el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Blanco

Tanto la base de la cama como el cabecero son minimal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Armario?

No se quiso instalar un gran armario para la ropa dentro del dormitorio para no recargar el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Luz cenital

Sobre las mesillas, unos apliques de pared negros aportan la luz necesaria sin ocupar espacio en la superficie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor

La interiorista Elena Fateeva cree que, en espacios pequeños, es mejor destinar un pequeño rincón a instalar un vestidor y dejar libre el dormitorio para ampliar visualmente el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

Junto a la entrada se encuentra el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recurso

En el baño, la interiorista volvió a recurrir a los espejos: "son una herramienta sencilla y muy útil para ampliar visualmente un espacio, haciéndolo más interesante y diferente", explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Baño

Pese a los pocos metros del piso, el baño tiene unas muy buenas dimensiones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas