De antigua casa de pescadores a vivienda actual

Un barrio de pescadores, la arquitectura catalana de los años 50 y una bebida a base de té inspiraron la reforma y decoración de esta singular vivienda/estudio.

Convertir un piso de 60 m2 en el lugar ideal para vivir y trabajar fue el reto al que se enfrentó el estudio de interiorismo Bloomint Interior Design. La singularidad y el éxito tanto de la reforma como de la decoración fue abordar el proyecto desde tres puntos: el entorno, las características arquitectónicas y la imagen de la empresa que allí se iba a establecer Kailani Ice Tea, una firma de bebidas naturales. El edificio, ubicado en el barrio costero de la Barceloneta, fue proyectado en los años 50 por José Antonio Coderch, figura emblemática de la arquitectura catalana. Se realizó con el objetivo de realojar a los pescadores que vivían en las chabolas de las playas de la ciudad.

La vivienda no había sido reformada nunca y, además de estar muy compartimentada, necesitaba una actualización urgente. El equipo de Bloomint Design confió en su enorme potencial. La luz y la ventilación natural atravesaban el piso de lado a lado y el salón se abría hacia un balcón sobre una plaza llena de vida. Por último, como lugar de trabajo, la vivienda debía transmitir bienestar, ambientes serenos y agradables en tonos tierra, y ajustarse al estilo de vida mediterráneo, con espacios versátiles y multifuncionales. Por todo ello, se diseñó una nueva distribución de la casa con dos zonas: de día y de noche.

Los tabiques tradicionales se sustituyeron por paneles batientes de madera, que permiten abrir o independizar los ambientes fácilmente, cuando se desee. La cocina es el corazón de la casa. Además de integrar un pequeño despacho, cuenta con una gran mesa de comedor que se utiliza también para trabajar o reunirse. En su decoración se hizo un guiño a los colores corporativos de la empresa, y materiales cálidos y naturales, como la madera y las fibra vegetales, se combinaron con pinceladas en azul grisáceo. Las paredes de toda la vivienda se pintaron de blanco y el suelo original se sustituyó por baldosas hidráulicas en la zona de día —salón y cocina—, y parqué de roble en la de noche, dormitorios y baño. En cuanto a la decoración, piezas antiguas se alternaron con diseños contemporáneos.

ADIÓS A LAS COCINAS MONÓTONAS

- ¿Por qué elegir todos los muebles de cocina en el mismo color? Las combinaciones son infinitas, si bien un acierto seguro es que uno de los acabados sea blanco o madera. Los dos armonizan prácticamente con todos los colores.
- Sea cual sea el juego cromático elegido, debe guardar equilibrio con las paredes, el suelo y la encimera.
- Existe la posibilidad de elegir todo el mobiliario del mismo material —laminados, lacados, PVC…—o bien, emplear uno para cada color.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón con terraza

En la decoración del salón, se apostó por un estilo joven y desenfadado. El acabado de los revestimientos -paredes pintadas en blanco y suelo de baldosas hidráulicas- contribuye a destacar el mobiliario, con piezas de diseño actual en madera clara y fibras vegetales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Persianas alicantinas

En la terraza, destacan las persianas alicantinas, todo un clásico. Protegen del agua, tamizan la luz y preservan la intimidad. Además, dejan ver el exterior y facilitan la ventilación. Las encontrarás en madera y también en PVC.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón abierto a la cocina

Entre la cocina y el salón se instalaron unos paneles, realizados a medida, que permiten comunicar o independizar los ambientes según se desee. Éstos combinan una estructura de madera con cuarterones de fibra vegetal, en homenaje a las mallas y cestas que usaban los pescadores de la zona donde se ubica la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cómoda vintage

Nada mejor que una pieza vintage, con un encantador aire envejecido, para convertir cualquier rincón de tu casa en un ambiente con personalidad. Cómoda adquirida en el Mercantic de Sant Cugat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa de comedor cuadrada

La singular distribuciónoriginal de la cocina se aprovechó para instalar una zona de trabajo con baldas de madera, un armario y un escritorio a medida.

El centro de la estancia se reservó para colocar una mesa de comedor cuadrada, que también se
utiliza para reuniones.

Mesa de comedor, de Zachary Dallman. Natalia Galera, de Bensu Cerámica, pintó el sobre a
mano en color, y encima realizó una serigrafía en negro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de trabajo

Sea cual sea la habitación donde decidas integrar la zona de trabajo, valora el espacio del que dispones. Cuando los metros escasean, lo mejor es optar por muebles a medida, en el mismo estilo y material que los del resto de la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina en un solo frente

En la cocina, se combinaron muebles en acabados diferentes: madera y azul grisáceo. Para aligerar el espacio, la parte superior se resolvió con estantes a la vista y frentes en la misma fibra que se utilizó en distintos elementos de la vivienda.
Con esta solución, además, se consiguió una unidad decorativa. Muebles de cocina, realizados por Habitat Obres i Serveis. Lámparas de techo Santorini, de Marset.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fregadero sobre mueble

Recrea el encanto de las cocinas de antaño con el clásico fregadero sobre mueble. Los diseños tradicionales son de loza porcelánica, un material resistente, y en acabado blanco brillo, que resalta aún más cuando se acompaña de muebles de madera. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Biompos o paneles

Para que biombos o paneles queden integrados en el espacio, solo tienes que escoger cuarterones que encajen con la decoración: fibras vegetales,
papel japonés, telas lisas o estampadas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio principal

El frente en el que se apoya la cama se destacó con un papel pintado que imita el aspecto de una pared envejecida. Un murete, en el cual se instalon dos apliques, hace las veces de cabecero. Se pintó en el mismo color que la pared para que quedara integrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espejo y silla antiguos

Con esta mezcla se quiso hacer un guiño al contraste entre la antigüedad de la construcción, que data de los años 50, y el estilo de vida moderno
de su propietario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel pintado

El frente en el que se apoya la cama se destacó con un papel pintado que imita el aspecto de una pared envejecida.

Un murete, en el cual se instalon dos apliques, hace las veces de cabecero. Se pintó en el mismo color que la pared para que quedara integrado a la hora de decorar el dormitorio principal, se combinaron piezas encontradas en anticuarios, que fueron restauradas para la vivienda, y diseños actuales, de nueva creación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitación de invitados

Gracias a piezas y complementos bien escogidos, las estancias ganaron en personalidad. Así, en la habitación de invitados, la pared del cabecero se decoró con una vistosa tela colgada de un listón de madera. Tela del cabecero, de Ybarra & Serret.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuarto de baño

En el baño, revestido por completo en blanco,
un lavamanos de piedra negra recuerda a los barreños que se utilizan en las pescaderías.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rociador de ducha

Optimiza el espacio en el baño con griferías empotradas. También conseguirás mayor sensación de amplitud si el rociador de la ducha va al techo y la tubería queda oculta. Elige diseños que se ajusten al estilo de la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas