Una casa donde el azul actúa como nexo

La idea de trasladarse lejos del centro para que sus hijas disfrutasen de una vida tranquila, motivó la búsqueda de esta casa. En ella, el color azul actúa como nexo.

La vida cambia. Lo que en principio era una pareja joven que vivía en un piso céntrico de Madrid y disfrutaba al máximo de un estilo de vida urbanita, con el paso del tiempo se transformó en una familia con tres adorables pequeñas. Pronto se dieron cuenta de que la felicidad sí ocupaba lugar, y la suya —por triplicado— necesitaba con urgencia una vivienda más amplia. Pero no se trataba, solo, de una cuestión de espacio. La casa por la que se decidieron se encontraba en un barrio residencial a las afueras de la ciudad, y contaba con piscina, jardines y parque, para que las niñas disfrutasen con libertad de su tiempo libre. La vivienda dispone de dos plantas.

En la baja se ubicó el salón, desde el que se accede a una terraza, el comedor, un aseo y todo un área de trabajo doméstico formada por la cocina con office, una zona de lavado y plancha, un pequeño cuarto de baño y una despensa. En la primera planta se concentraron los dormitorios —el principal tipo suite— y tres cuartos de baño.

A la hora de decorarla, los propietarios buscaron piezas funcionales de diversos estilos. Muebles heredados conviven con diseños actuales, y sus atractivas combinaciones logran ambientes con personalidad. Sin embargo, existe un sutil hilo conductor que cohesiona toda la vivienda; es el color azul, que sirve como nexo de unión. Lo vemos en los sofás del salón, en los caminos de mesa del comedor, en las sillas y la lámpara del office, y en los cojines y plaids
de la ropa de cama de los dormitorios.

Pero más allá de la decoración, la vivienda dispone de un elemento constructivo con interés: la escalera. Su original diseño, con peldaños volados, barandilla blanca y quitamiedos de cristal transparente, se convierte en una pieza con gran impacto visual. Junto a ella destaca otro trabajo estructural. En el salón, parte del falso techo perimetra la zona de los asientos y, al quedar a menor altura que el resto, focaliza la atención sobre ella. Interesante, también, el recurso utilizado en el dormitorio infantil, en el que el falso techo se detiene a unos centímetros de la ventana y oculta a la vista la fijación del estor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terraza

En la terraza: mesa y silla, de El Rastro. Los cactus son de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cactus reales y artificiales

Naturaleza viva y... artificial. En este bodegón, crasas naturales mini se exhiben dentro de una jaula blanca y junto a ellos, tres cactus de cerámica completan el estilismo. Cactus reales y artificiales, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar

La amplitud de la vivienda permitió reservar una habitación independiente para la zona de estar. Una pareja de sillas a la derecha y un banco frente al sofá azul marino completan los asientos. En el centro, los sobres blancos de las dos mesas simétricas, aportan una luminosidad extra a este espacio.

Sillas, de Hanbel. Mesas de centro hechas a medida por un herrero. Sobre ellas: esfera, jarrones azules y árboles decorativos, de Guáimaro. Cactus de cerámica, de Kenay Home. La manta en el sofá es de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón

En el salón, una pareja de sofás en dos tonos de azul evoca la luminosidad del cielo despejado y la profundidad del mar. Las pinceladas turquesa de los cojines, a tono con el pie de la lámpara de mesa, ponen una nota de frescor.

La pantalla y el banco tapizado -ambos, con estampados étnicos- añaden calidez al ambiente y dosis de exotismo. Sofás, hechos a medida con telas de Nacho de la Vega. Cojines, de Zara Home y A Loja do Gato Preto. Lámpara y banco, de Guáimaro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines de diferentes formas y tamaños

Distintos formatos. ¿Te acuerdas cuando el sofá se decoraba con cojines idénticos a lo largo del respaldo? Hoy se agrupan en las esquinas, con diseños de diferente forma y tamaño, en una composición escalonada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jarrones de cristal

Entonados. La textura del cristal de estos jarrones nada tiene que ver con las superficies acanalada y con puntos de los cactus. Sin embargo, el conjunto resulta armónico porque comparten el color azul, en diferentes gamas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Quitamiedos de cristal

La escalera de esta vivienda dispone de un amplio quitamiedos de cristal transparente. Su función es la misma que si fuera de un material opaco, pero como permite ver lo que hay más allá del cristal, la casa gana profundidad y amplitud

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Caminos de mesa

En un ambiente en el que predomina el color blanco -en paredes, sillas e incluso en el estor-, la mesa de madera destaca y se convierte en el punto focal de la decoración.

Sillas, de Camino a Casa. Caminos de mesa, de Zara Home. Vajilla y cristalería, de Ikea. La alfombra se compró en Guáimaro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Macetas

Truco de interiorista. Si quieres que tu comedor tenga un centro de mesa original, coloca tres o cuatro macetas y fórralas con papeles de regalo. Los de la imagen son de Teresa Zaragoza, de El Tren de la Costa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puertas correderas

Al comedor se accede a través de dos amplios vanos con hojas que se deslizan. Cuando se dejan abiertas, las puertas se empotran en los muros y desaparecen visualmente, lo que permite que esta
zona gane profundidad hacia el salón, a la izquierda, o hacia la escalera que conduce al primer piso, de frente. Damajuanas, de Guáimaro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escurridor y cuenco de madera

La disposición de los muebles en tres frentes agiliza las tareas que forman parte del proceso culinario: pelar patatas, lavarlas, cortarlas y echarlas a la sartén resulta más cómodo si quien cocina tiene la superficie de trabajo, el fregadero y la placa a su alcance, solo con girarse y estirar el brazo.

Escurridor, cuenco de madera y paños de cocina, adquiridos en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillas metálicas

Parte del espacio se reservó para organizar un comedor de diario. Las sillas de colores y las láminas de la pared, con jaulas y pajaritos naíf, logran una atmósfera acogedora, perfecta para las tres pequeñas de la familia.

La mesa tocinera es de un anticuario de Asturias. Sillas, de El Rastro. Lámpara de techo, de Ikea customizada por los dueños. Láminas de la
pared y menaje, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio

A medida que crecen, los niños modifican sus gustos. Una solución para adaptarse a ellos sin grandes desembolsos consiste en decorarlos con muebles neutros, y limitar sus preferencias a la ropa de cama. Aquí se eligió un diseño con románticas flores.   

Sábanas, de Ikea. Cesta y manta, de Kenay Home. Lámparas: las de mesa en rojo y azul son de Ikea; el modelo de techo es de Años Luz. Alfombra, de Aloja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines con estampado

Los cojines mostaza, turquesa y cereza aportan un toque refrescante al dormitorio principal. Sus estampados, de inspiración hindú, añaden una nota étnica que aviva la zona de descanso.

Butí y cojines, de A Loja do Gato Preto. La manta es de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesilla envejecida

En el dormitorio, sobre el escritorio que hace las veces de mesilla, un diseño de madera envejecida simula una ventana. Abajo, el modelo antiguo con cornucopia contrasta con las líneas actuales del baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espejo

Espejo, de Shibbi.  Jarrones, de Kenay Home. En el aseo: papel, modelo Contemporary Wood, de Cole&Son en Nacho de la Vega. Coral, de Zara Home y toallas, de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano primera planta

Plano primera planta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano planta baja

Plano planta baja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas