Un piso acogedor, bonito y funcional en Estocolmo

Si te gusta el estilo nórdico, esta vivienda situada en la capital sueca va a convertirse en el hogar de tus sueños.

image

La calle Rörstrandsgatan de Estocolmo es conocida como el Little Paris por sus aires de la Vieja Europa y se ha convertido en lugar de peregrinación de aquellos que quieren disfrutar de los mejores restaurantes, buenos cafés y tiendas con productos gourmet. En este barrio, en un edificio de 1928 que hace esquina, encontramos un piso de 62 metros cuadrados repartidos en salón-comedor comunicado con la cocina a través de un pasaplatos, dormitorio con un gran armario empotrado, baño completo, recibidor con un espacio de trabajo y un vestidor, disponible para la venta o el alquiler a través de la agencia Bosthlm.

La vivienda se ha reformado por completo, respetando los elementos originales (como las molduras y las carpinterías) con los que contaba y combinándolos con nuevos materiales. En su decoración destacan los materiales naturales y las texturas cálidas, el blanco, el negro y el gris son colores protagonistas, los muebles tienen un diseño tan funcional como bello y solo se han colocado piezas que de verdad esperan usarse. El hogar soñado para los amantes del estilo nórdico.

www.bosthlm.se
Fotos: Henrik Nero
Estilismo: Stylingbolaget

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buena situación

Visitamos este piso situado de 62m2 en un edificio de 1928 en una de las calles más deseadas de Estocolmo.

Materia gris

Los colores predominantes en su decoración son el blanco, el negro y el gris.

Dar calidez

Para dar calidez a un espacio con una paleta de color tan sobria, han empleado madera, plantas, piezas de fibras naturales y tejidos cálidos.

Relación fluida

Vista del salón con zona de comedor al fondo. A la derecha, el pasaplatos que lo comunica con la cocina.

Esencia del pasado

En al reforma se respetaron los elementos originales de 1928, como las carpinterías y las molduras.

Comedor informal

Se ha aprovechado el pasaplatos para colocar una zona de barra con dos taburetes.

Luz natural

Prescindieron de cortinas para dejar pasar la luz y lucir las ventanas antiguas.

Zona de comedor

Se ha colocado una mesa con capacidad para seis comensales.

Pieza de la suerte

En el comedor, las sillas Wishbone de Wegner en blanco y con acabado de madera natural.

La cocina

Se continuó el suelo de madera del resto de la casa en la cocina para unificar espacios.

Luz a raudales

La cocina también cuenta con una gran ventana y mucha luz natural.

Damero

El frente de la cocina se ha alicatado con azulejos blancos y negros.

Aprovechar el espacio

En el recibidor, se aprovecharon sus grandes dimensiones para colocar una zona de estudio.

Zona de paso (y estudio)

Vista del recibidor-estudio.

La entrada

En el recibidor, una zona con baldosas en damero.

Dormitorio

A la habitación se accede desde el salón.

La dama de hierro

La Side Chair de Bertoia en un rincón del dormitorio.

Dormitorio de estilo nórdico

Blanco, negro y madera... Los protagonistas también en el dormitorio.

Decoración lowcost

Una galería de fotografías en blanco y negro es la decoración que se ha elegido sobre el cabecero de la cama. Al fondo, a la izquierda, el armario.

Vestidor

Junto a la puerta de la entrada del piso se encuentra este vestidor.

El baño
Plano

El plano del piso de 62 metros cuadrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas