Una casa decorada con un equilibrado juego de colores

Con una acertada reforma, una nueva distribución y un mobiliario a medida, esta casa ganó en amplitud, calidez y alegría gracias a su equilibrado juego cromático. 

Una vivienda cómoda, funcional, ajustada a presupuesto y que le permitiera disfrutar de gratos momentos en familia era el objetivo de la propietaria de esta casa ubicada en Bilbao, una joven madre con dos niños pequeños.
La interiorista Natalia Zubizarreta (www.nataliazubizarreta.com) fue la artífice de la transformación; para dar continuidad a los distintos ambientes, pintó íntegramente de blanco y sustituyó el suelo por un laminado de madera como único revestimiento. La puerta que separaba el salón-comedor de la cocina se eliminó con el fin de crear un único espacio abierto que integrara las tres estancias y favorecer la comunicación.

También se cambió la distribución de la cocina, que ahora en forma de L permite incluir un office donde madre e hijos comen y conversan a diario. En cuanto al salón, está presidido por un sofá esquinero de tamaño familiar, especialmente solicitado por la dueña para disfrutar de largas sesiones de cine junto a sus hijos. El resto de la casa está distribuido en dos cuartos de baño y tres dormitorios, uno principal y dos infantiles, cuyas mejoras tuvieron que ver con una nueva y mejor distribución. Para ello, se diseñaron armarios empotrados con el fin de ampliar el espacio útil de almacén.

En las habitaciones de los niños se ubicaron zonas de estudio acordes a sus tempranas edades. Amuebladas con lo básico, llama la atención el colorido de los textiles y los complementos decorativos que se encargan de poner una nota alegre. El punto fuerte de la reforma se concentró en el cuarto de baño, que pasó de ser uno solo a dos completamente equipados. Para mayor comodidad de sus inquilinos a la hora de utilizarlos, uno se destinó a los niños e invitados mientras que el otro se integró en el dormitorio principal. Ambos cuentan con plato de ducha extraplano y paredes revestidas de baldosa porcelánica. En cuanto a la decoración general de la casa, ésta se caracteriza por un mobiliario funcional de líneas sencillas donde prima, sobre todo, el color blanco animado mediante múltiples notas de color. Las gamas neutras reviven con amarillos, verdes o rojos en piezas auxiliares y elementos decorativos que proporcionan en conjunto un ambiente muy agradable, luminoso y acogedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Unificar los revestimientos

El suelo laminado de madera, que se extiende por toda la casa, refuerza la sensación de calidez y proporciona continuidad entre los distintos ambientes. Muy fácil de limpiar, permite ganar tiempo para disfrutar en familia, con lo que su elección no pudo ser más acertada. Pavimento laminado de madera serie Essenz, de Maia-Otto.
Desde el salón se accede a un balcón con suelo de baldosa hidráulica por el que entra gran cantidad de luz natural, tamizada en mayor o menor medida por un dúo de textiles: visillos blancos largos y alegres cortinas estampadas de longitud XL. Cortinas ya confeccionadas modelo Syssan, de venta en Ikea.
Con niños en casa, las sesiones de cine suelen ser habituales; por eso, en el salón el protagonismo recae en un gran sofá esquinero enriquecido con múltiples cojines. Detrás de él se colocó una lámpara de pie tipo flexo XXL. Sofá Arianne, de Fama. Cojines, de Maisons du Monde y Zara Home. Lámpara de pie Hektar, de Ikea.

La clave para dar personalidad a la zona de estar reside en la acertada combinación de tonos grises, presentes en el sofá y la alfombra, el blanco del mobiliario y los llamativos acabados verdes y amarillos de textiles y complementos decorativos. Escalera de bambú, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reciclaje chic

Con una antigua damajuana y una pantalla de algodón blanca, la diseñadora Natalia Zubizarreta ha fabricado esta coqueta lámpara que destaca en la mesita auxiliar. A su lado, una escalera permite tener las mantas a mano. Mesilla Sandhaug, de Ikea. Manta, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alfombra hecha a mano

Las lámparas son únicas para crear un punto focal decorativo. En este caso se eligió un singular modelo de techo para la zona de estar, que combina diferentes pantallas de ratán de colores;
al igual que la lámpara damajuana, son diseños de la interiorista Natalia Zubizarreta

Acierta con geometría. Para dinamizar la sobriedad cromática de la zona de estar se eligieron llamativos estampados en los textiles, bien de tipo vegetal, como en las cortinas, o geométricos, como en la alfombra y los cojines. Alfombra Stockholm hecha a mano y reposapiés amarillo Strandmon, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muebles ligeros

La luminosidad que aporta el blanco de las paredes se multiplicó al ubicar frente al sofá dos estanterías metálicas súper ligeras separadas por un armario bajo, con salida para cables, del mismo color. Estanterías modulares con cajones Fjälkinge y armario bajo Ikea PS, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalles originales

Los complementos decorativos aportan personalidad a la casa. Buen ejemplo de ello es este original y animado cesto de mimbre con forma animal para guardar el móvil, los mandos y todo aquello que se quiera tener fuera del alcance de los más pequeños. Cesto similar, en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Veneciana de madera

Las venecianas de madera controlan la visibilidad exterior y la entrada de luz al interior creando un ambiente cálido y acogedor. La variedad de materiales, tintes y cintas decorativas, permiten personalizarlas al máximo. Veneciana de madera lacada con cinta gris, fabricada a medida.

Integra los electrodomésticos. En uno de los extremos de la cocina, abierta al salón, se dispusieron dos módulos en columna que integran varios electrodomésticos; unos quedan a la vista, como el horno y el microondas, y otros no, como el frigorífico.

Esta solución refuerza la necesidad de orden en un espacio que permanece expuesto durante todo momento. Proyecto de la cocina de Chiqui Saron con mobiliario modelo Ariane 2 Blanco Seff, de Santos.  

Aprovecha todo el espacio útil. El mobiliario de la cocina, distribuido en forma de L, termina con dos columnas porta útiles de limpieza adosadas a la pared. Distribuidas mediante estantes y accesorios, permiten solucionar el almacenaje
de escobas, cubos o los accesorios de la aspiradora. En la parte superior, unas coquetas macetas con plantas aromáticas se encargan de poner la nota verde a la estancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble acabado en roble

Tres focos empotrados en el techo iluminan los muebles altos situados en la zona de cocción y fregadero. Estos, a diferencia del resto en blanco total, se presentan en un tono más oscuro, a juego con la encimera y las vigas vistas, lo que imprime equilibrio al conjunto. Mueble Ariane en acabado roble barrica horizontal, de Santos. Encimera Warm Grey, de la firma Compac.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Incluye una zona de estudio

Las habitaciones infantiles, además de áreas de descanso, cuentan con rincones de estudio y juegos. Para amueblarlas se suele recurrir, como en esta, a estanterías y escritorios; y para tamizar la luz de la ventana, a prácticos estores enrollables con tejido screen blanco.

Armario empotrado realizado por Chiqui Sarón. Cabecero, estantería, escritorio y silla,
de Ikea. Alfombra, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámpara con formas geométricas

Las paredes del dormitorio cobrarán vida si se elige para el techo una lámpara con formas geométricas; como esta, de diseño depurado e inspirada en el arte de la papiroflexia. Su delicado color rosa pastel aporta el toque femenino. Lámpara de papel Laponie, de la firma Maisons du Monde.

Elige una cama tamaño XL. El dormitorio principal cumple a la perfección el deseo entrañable de su propietaria: disponer de una cama lo suficientemente grande para dormir con sus hijos, de vez en cuando. La cama se completa con un armario empotrado, una cómoda y una mesilla. Cómoda blanca y mesilla azul, de Ikea. Ropa de cama, lámpara de sobremesa con pantalla de lino beis y alfombra de yute, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Caballete de madera

La mesa de trabajo tiene que estar lo más despejada posible para que el estudio dé su fruto. Cajoneras, cajas, maletas... les servirán para tener el material escolar en perfecto orden, como estas. Sobre de mesa con patas molduradas, caballete de madera y silla giratoria Feodor, de Ikea.

Composiciones con gusto. La ausencia de cabecero se puede solventar colocando cojines de distintos tamaños que sigan una misma línea
de color o estampado; como estos de cuadros, a juego con la ropa de cama. En la pared destaca una alegre composición lineal de láminas. Ropa de cama, de Ikea y Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ilumina por partida doble

Los miedos nocturnos a veces les juegan malas pasadas; si con la lámpara de la mesilla que utilizan para sus lecturas nocturnas es insuficiente, se puede colocar otra que además de decorativa le haga soñar y pensar en algo más agradable. Mesilla de noche Selje, de Ikea. Lámpara de sobremesa con pantalla de lino y lámpara estrella, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Habitación de la niña

Con el blanco inmaculado en las paredes de fondo, la habitación de la niña se decoró en suaves tonos tierra que aportan calidez en contraste con algunas piezas en rojo, como la cajonera, la mesilla, los marcos y textiles que dinamizan la estancia. Cajonera con ruedas Helmer, de Ikea.

Que no falten las baldas...Tras los juegos toca la ingrata tarea de recoger. Contar con cestos, baúles y baldas en su cuarto les servirá de ayuda.

En este otro dormitorio infantil, dos estantes en la pared fijados con escuadras fueron suficientes para colocar y exponer los principales tesoros de su joven dueña. Lámpara de techo Mölndal personalizada y estanterías, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ganar un cuarto de baño

Tras la reforma, cada dormitorio cuenta ahora con su propio baño. En el de la foto, equipado con plato de ducha, destaca como elemento central un mueble de madera decapada sobre el que descansa el lavabo. Baldosa porcelánica, de Marazzi. Plato de ducha, de Fiora. Mampara, de Profiltek. Lavabo Inspira Round, de Roca. Grifería, de Clever.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano de la vivienda

Distribución de la vivienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas