Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Un piso moderno de tan solo 45 m2

Un hallazgo afortunado e inesperado multiplicó las posibilidades de convertir un apartamento, de tan solo 45 m2, en una vivienda moderna, con ambientes cómodos y desahogados.

Un flechazo en toda regla. La primera vez que los profesionales responsables de este proyecto de reforma e interiorismo visitaron el apartamento, enseguida vieron su enorme potencial.

Ana Bolaños, arquitecta técnica y gerente de la empresa Técnicas de mantenimiento y obras Maos, y Miguel Angel Naranjo, su arquitecto colaborador, supieron que lo convertirían en una vivienda acogedora y luminosa. Con este objetivo se pusieron manos a la obra. Tras estudiar y definir muy bien los espacios, realizaron infografías para visualizar materiales y acabados, y de este modo hacerse una idea bastante aproximada del resultado final. O al menos, eso fue lo que pensaron, porque cuando empezaron las obras, el proyecto dio un giro inesperado: la demolición de los tabiques y falsos techos les deparaba una agradable sorpresa: casi 4 metros de altura, que les hizo replantearse el plano de distribución y trazar el juego de volúmenes que posteriormente se ejecutaría.

La vivienda, de tan solo 45 m2, cuenta con salón, comedor y cocina integrados; un dormitorio, un baño y un patio. Además, se construyó un altillo que podría aprovecharse para ubicar una segunda habitación. Al ser un apartamento de reducidas dimensiones, las necesidades eran muy claras: espacios abiertos, líneas sencillas, colores neutros y toques cálidos para evitar un exceso de frialdad. La sensación de continuidad visual se consiguió a través del color blanco, presente no sólo en las paredes, sino también en muebles y tapicerías, y mediante la tarima vinílica que cubre el suelo de toda la vivienda.

CÓMO INTEGRAR LA COCINA

El objetivo es que la cocina pase inadvertida desde el salón. Para lograrlo, lo mejor es seguir el mismo criterio decorativo (estilo y gama de color) en los dos ambientes. Panelar los electrodomésticos en el mismo acabado que el mobiliario es una solución para que éstos no rompan la uniformidad del ambiente. Otra posibilidad es optar por modelos integrables, que quedan totalmente ocultos tras una puerta del mismo diseño que el de los armarios. Mismo espacio, mismos materiales. Paredes y suelos te ayudarán a unificar los ambientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
FONDO NEUTRO

En el salón, el blanco está presente, no sólo en las paredes, sino también en las tapicerías y los muebles, visualmente más ligeros que los acabados en madera. Se añadieron pinceladas de rosa para romper el equilibrio y la monotonía del ambiente. Cojines, plaid, puf redondo y alfombra gris, de venta en Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ESPACIOS ABIERTOS

Salón, comedor y cocina se unieron para lograr mayor sensación de espacio y ganar en comodidad. Gracias a una acertada distribución
del mobiliario, así como a la elección de los mismos revestimientos y colores para los tres ambientes, se consiguió que éstos se sucedan
de manera estética y decorativa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
EN DOS NIVELES

La altura de los techos permitió construir un altillo en el que se ubicó un dormitorio y debajo de éste, el baño. Se delimitó con una barandilla muy ligera, pintada en color blanco, con el fin de integrarla totalmente en el salón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
COMEDOR MINI

La mesa, además de ser un diseño de reducidas dimensiones, se acompañó de dos sillas de la misma colección para crear un ambiente armónico; una uniformidad visual que potencia la sensación de amplitud. Al fondo, el recibidor, que se comunica con el salón directamente, sin puerta, para ganar luminosidad y profundidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ENTRADA CON BUEN PIE

El recibidor de este apartamento es un ejemplo perfecto de cómo es posible hacer de un espacio, por muy pequeño que sea, un ambiente funcional
y con personalidad. Se decoró con un mueble zapatero de poco fondo y un perchero de pared.
Jarrón, de Los Peñotes. Alfombra, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
ESPACIO AL AIRE LIBRE

Si tienes la suerte de contar con un espacio al aire libre, ¡rodéate de naturaleza! Coloca plantas y flores en maceteros de diferentes tipos y elige mobiliario práctico y acorde con el espacio. Cojines, de Gancedo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
AGRUPA LAS PLANTAS

¡Consejo! Agrupa las plantas que tengan necesidades similares en cuanto a riego y luz en macetas o jardineras. Así, te resultará mucho más fácil cuidarlas. Macetas, de Casa. Farol, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A MEDIDA

La cocina, totalmente abierta al salón, se decoró con muebles blancos lacados en alto brillo, lisos y sin tiradores, de manera que los dos ambientes forman un conjunto equilibrado y armónico. Para sacar partido a cada centímetro, se instalaron armarios altos prácticamente hasta el techo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
BLANCO Y DORADO

Combina el blanco con detalles dorados para lograr una decoración elegante y chic. Recuerda que los acabados en oro, bronce, cobre y latón están de moda. Jarrones blancos, de Tiger, y dorados, de venta en Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CHIMENEA DE BIOTEANOL

Las chimeneas de bioetanol son la última tendencia decorativa. Además de dar calidez, te ayudarán a poner un toque moderno y único en la decoración de cualquier estancia. Lo mejor: no necesitan una instalación especial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PROLONGA LA ENCIMERA

Prolonga la encimera en un frente del mismo material para proteger y, al mismo tiempo, ornamentar la pared de las zonas de cocción y fregadero. Combinar dos materiales diferentes en franjas horizontales es también un recurso óptico ideal para ensanchar el espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
PARED CON CARÁCTER

El ladrillo visto, que apareció tras las obras, da un toque muy especial al dormitorio principal. Al combinarlo con ropa de cama en blancos y grises, madera natural y frentes lisos, se logró una decoración fresca, de estilo contemporáneo. Colcha y cojines, de Gancedo. Alfombra, de Leroy Merlin. Mesilla, de Doméstico Shop.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
LADRILLO VISTO

Si te gustan las paredes de ladrillo visto, en el mercado encontrarás paneles sintéticos, fabricados en resina y fibra de vidrio, que imitan su aspecto. Son resistentes y duraderos, y también reproducen maderas, piedras y otros acabados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
CON ZÓCALO

En el baño se recreó un ambiente despejado y luminoso. En las paredes, la pintura, en un tono muy claro, se combinó con piezas cerámicas
más oscuras para crear contraste. La zona de lavabo se resolvió con una encimera volada, sobre la que se instaló el lavamanos. Debajo se colocó un mueble suspendido en color blanco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
DISTRIBUCIÓN EN LÍNEA

La ducha, situada en una esquina del baño, se cerró con una mampara con puertas correderas para facilitar su acceso. El lavabo y el inodoro se ubicaron en la pared que queda frente a la puerta de entrada. Cesto de fibra azul, en Leroy Merlin. La toalla es de A Loja do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Vídeos