Una vieja casa rehabilitada con aires de loft

Tocar madera... Un material que en todas sus facetas, tosco o tratado, es el gran protagonista de esta casa de dos plantas; un loft rehabilitado para disfrutar de la luz y de los espacios.

Situada en el madrileño pueblo de Navalcarnero, esta antigua vivienda —con paso de ganado en su parte posterior— marcó un antes y un después en la vida de sus propietarios, una joven pareja que deseaba un hogar con espacio exterior, ya fuera patio, terraza o jardín, algo difícil de encontrar en la ciudad. Animados por la tranquilidad de la localidad y las posibilidades de la casa, encargaron el proyecto de reforma al Estudio de Arquitectura e Interiorismo La Reina Obrera. El equipo quedó impactado al ver el impresionante frente de vidrio de la fachada sur que daba al antiguo paso de ganado. Sin duda, éste se convertiría en el ansiado jardín.

El interior de la casa —de 78 m2 y planta casi cuadrada—, presentaba techos de 5 metros, lo que hacía posible su división en dos plantas. Disfrutar de la luz y de espacios abiertos fue la consigna, por lo que la idea de loft tomó forma. El nivel inferior acoge ahora el salón, el comedor y la cocina, intercomunicados. Separados de este espacio diáfano quedaron una estancia convertida en una salita de cine y el cuarto de baño completo. En la planta superior se distribuyeron el dormitorio, con vestidor, y un estudio, ambos exentos de puerta. El mobiliario, funcional y en su mayoría de madera, es una mezcla de piezas toscas con otras de diseño, rehabilitadas o heredadas. El particular tratamiento del espacio y la luz, y la presencia de plantas como una extensión del jardín, son prueba de que se cumplieron a rajatabla los deseos de los dueños. La casa de sus sueños era, por fin, una realidad.

Espacios diáfanos. Combinar la filosofía de un loft con un frente acristalado que no restara la intimidad en el interior del hogar se logró aquí mediante medios tabiques (en la cocina), celosías (estructura de lamas en el dormitorio y en el vestidor), la rejilla de tramex que separa los dos niveles y el diseño del mobiliario. Todo ello hace posible que la luz circule libremente por la casa y permite disfrutar de las vistas al jardín exterior. El Estudio La Reina Obrera aprovechó la altura de los techos para realizar una semiplanta, que no cubre totalmente la superficie del nivel inferior, lo que refuerza la sensación de loft.  A destacar son también los acertados diseños del estudio, que unifican a la perfección el proyecto de arquitectura con el de interiorismo. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estrellas y corona

Estrellas, de Deco & Living. Corona y árbol navideño, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón con vistas

Bajo el techo de vigas de madera y acero se ubicó la zona de estar, próxima al gran ventanal que da al
jardín. Se amuebló con dos sofás enfrentados, separados por una mesa baja, que invitan al descanso y la tertulia.Sofás y alfombra, de Ikea. Banco, de Haans LifeStyle. Globos en papel de arroz, de Habitat. Sobre las mesas nido, lámpara de Casa & Jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacios que cobran vida

Viste las paredes con singulares composiciones de litografías, fotos antiguas y láminas enmarcadas. De esas que, al primer golpe de vista, se convierten
en centro de atención de todas las miradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Abierto al comedor

El salón comparte espacio con el comedor y la cocina, instalada al fondo. Tras uno de los sofás, se aprovechó un rincón para crear una zona de trabajo.
Mesa de centro, mesas nido y taburetes, del Estudio La Reina Obrera. Sobre los sofás, cojines de Gastón y Daniela y manta en mohair, de Zara Home. Venecianas, de Ikea. Cortinas, de Decoraciones Zafiro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Apuesta por lo original

Dale tu toque personal al salón de tu casa con muebles que huyan de lo estándar, como esta mesa de centro tan inspiradora. Velas, de Zara Home. Jarrón, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mini despacho

Entre dos estanterías similares se ubicó una sencilla zona de trabajo formada por una mesa de madera a medida con caballetes y una silla. En la pared se colgó una sugerente lámina XL.Mesa diseñada y silla restaurada por el Estudio La Reina Obrera. Máquina de escribir antigua. Estrella de madera, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un comedor de altura

Junto a la cocina, abierta al salón, se colocó una amplia mesa de madera. Al estar situada en la zona de mayor altura, para iluminarla se creó un entramado de perfiles metálicos que recoge el cableado de las lamparitas suspendidas sobre ella. Al fondo, la escalera que conduce al piso superior.
Mesa, de Haans LifeStyle. Sillas, de El Atelier de Argensola. Lámpara de techo diseñada por el Estudio  La Reina Obrera. Camino de mesa realizado con la tela Linsmore Check de Colefax & Fowler, en Gastón y Daniela. Jarrón grande con ramas, de venta en Deco & Living.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cocina con barra de desayunos

A los propietarios de la casa les gusta cocinar y recibir visitas de amigos; por eso se les planteó una cocina abierta, con barra de desayunos, que les permitiera estar en contacto visual con sus invitados mientras cocinan y disfrutar de la conversación y de las relajantes vistas.Taburetes, de El Atelier de Argensola. Servilletas de lino verde, de Deco & Living.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Composiciones al natural

Inspírate en la naturaleza para aderezar la mesa del comedor con ramas y centros a base de manzanas, acebo y frutos secos que aporten colorido. Platos y bandeja, de Zara Home. Adornos, de Los Peñotes

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mix de sensaciones

En la cocina el blanco aporta limpieza, el gris, elegancia, la madera, calidez y los complementos vintage ponen el guiño deco. Tablas de cortar de mármol y madera, de Los Peñotes. Sobre la campana, báscula retro de herencia familiar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de trabajo

Proyectada sobre vigas de madera y rejilla de acero se asienta la planta superior en la que se ubicó, al otro lado del dormitorio, una zona multidisciplinar que sirve para trabajar y relajarse. Chaise longue y mesa de trabajo, de Le Corbussier, de venta en Cassina. Aparador y lámpara diseñados por La Reina Obrera. Cuadro, de Francisca Cejudo. Arbolito blanco de Navidad, de Los Peñotes. Alfombra, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
En modo relax

Completa el rincón de trabajo con elementos que inviten al relax, para hacer una pausa cuando sea necesario. Una chaise longue donde meditar, un cuadro en el que predominen colores que transmitan sosiego, como el azul del mar, o una mullida alfombra. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorio comunicado

En la planta superior se ubican el dormitorio, el vestidor y el estudio donde trabaja uno de los miembros de la pareja. Al igual que en el nivel inferior, todo se plantea abierto. Un panel de lamas verticales fijado al techo separa el dormitorio del estudio. Además, hace de original cabecero y tamiza la luz natural. Cabecero-panel diseñado por el Estudio La Reina Obrera y Diego Macarrón. Cojines, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Efectos especiales

El tratamiento de la luz es una constante en la casa, no solo la natural que entra por el amplísimo ventanal sino también la artificial. Las lámparas orientan sus halos al cabecero de lamas lo que genera un efecto de luces y sombras muy decorativo. Lámpara roja, cómoda y mesilla diseñados por La Reina Obrera. Ropa de cama y bandeja, de Zara Home. Cojines vichy en blanco y negro y árbol de madera, de Deco & Living. Cortinas, de Decoraciones Zafiro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ten un detalle

Dejar sobre la mesilla del dormitorio una bandeja con un vaso de agua es una buena costumbre. O también una excelente pista para que te traigan el desayuno a la cama, al menos los domingos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un baño de contrastes

Alicatado en blanco de suelo a techo, el cuarto de baño cuenta con un espejo horizontal que, al cubrir una pared, amplía el espacio. El blanco impoluto destaca sobre el pavimento cerámico marrón y el perfil negro de la mampara. Bandeja de madera, de Muji. Maceteros y plantas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A cubierto

La bañera cuenta con un cerramiento de cristal serigrafiado, que favorece la intimidad en la ducha. Consta de una hoja fija y dos plegables enmarcadas con perfiles en negro. Una tarima y un banco de madera facilitan el secado y evitan accidentes al salir del baño. Mampara diseñada por el Estudio La Reina Obrera. Toallas y complementos, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano planta baja

Plano planta baja

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano primera planta

Plano primera planta

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas