Un apartamento con techos abovedados y mucho encanto

Techos abovedados, ladrillo visto, piezas variopintas… el mix es la característica más personal de este apartamento barcelonés, reformado por completo.

image

Este proyecto es la rehabilitación de un piso de 130 metros cuadrados, ubicado en el primer edificio de un edificio de seis plantas en el Eixample de Barcelona. La edificación es de arquitectura tradicional catalana y el estudio encargado de la transformación, Bloomint Design, apuestan por afdaptar la vivienda a la cultura y entorno del lugar para crear espacios ñunicos que respondan a los deseos de sus clientes, en este caso una artista egipcia y madre de dos niños.

El objetivo era transformar un piso oscuro y anticuado en un espacio luminoso y personal. Se parte de una distribución compartimentada y poco funcional, que ofrece ambientes pequeños y oscuros. La vivienda cuenta con dos patios. Se abren paredes y se deja que fluya la luz de esta manera. Durante los derribos surgieron elementos propios de la arquitectura del edificio como la bóveda o bevedillas catalanas en los techos, antiguos papeles pintados y paredes de ladrillo original de la cosntrucción. También apareció una caldera antigua, que se restauró y colocó en un lugar visible de la casa. El suelo estaba formado por baldosas hexagonales marrones que se conservaron para usarlas en el proyecto.

La cocina y el salón comedor están integrados y comunicados, así la luz de las ventanas del patio interior y las que comunican con la calle se reparte. Se han modificado también pasillos y paredes de las habitaciones. Se ha creado un tercer baño y un armario empotrado para guardar ropa de casa.

El mobiliario está formado por eleentos diseñados a medida por Bloomint Design, fabricados en Barcelona, como la mesa de comedor y el banco bául debajo de la ventana, entre otros.

Proyecto: Bloomint Design

Equipo de construcción: Obres i serveis Habitat

Fotos: Caroline Savin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Salón y comedor con techos de bovedillas vistas

En la zona de día, salón y comedor comparten espacio. Se han mantenido las bovedillas vistas en el techo. A juego con su tono rosáceo, un sofá cama, de Innovation Living. Detrás del sofá se ubica el comedor.

Sobre la mesa de comedor, lámparas de techo de vidrio soplado, realizadas específicamente para este proyecto (proveedor Gordiola).

La zona de comedor

Toda la carpintería exterior se cambió por aluminio con doble acristalamiento para garantizar la eficiencia energética.

En el comedor, la mesa es un diseño a medida de Bloomint Design, el estudio encargado de la reforma. En la pared de esta zona, un detalle del papel de la pared.

Un rincón con vistas en el salón

Junto al ventanal un banco realizado a medida por Bloomint Design, que esconde capacidad de almacenamiento debajo de la tapa y se cinvierte en un rincón perfecto para descansar y desconectar con vistas al ajetreo de la calle.

Cocina y salón comunicados por un vano

Todas las paredes se han pintado en blanco para potenciar la luminosidad, reflejando la luz natural que entra por los ventanales. Además así se ilumina el acabado en tono tierra del suelo y de las bovedillas del techo.

La cocina se convierte en zona de paso

Como la cocina se abre al salón, se eligió mobiliario de líneas sencillas acabado en blanco. Solo la madera de las encimeras aporta la calidez necesaria.

Un proyecto de iluminación muy cuidado

Vista del comedor con material de dibujo sobre la mesa.

Todo el proyecto de iluminación se ha cuidado especialmente. Se optó por apliques y proyectores orientados al techo para crear una iluminación indirecta muy agradable.

Una pared de ladrillo recuperada entre el salón y la cocina

Vista desde el estar a la cocina a través de vano creado y detalle de la pared de ladrillo, recuperada en la reforma, pintada en color blanco.

La propietaria completó la decoración con alfombras realizadas a mano en El Cairo y otros elementos deco, la mayoría de origen africano, reunidos en sus viajes.

Muebles recuperados en el salón, una vida nueva

Dos butacas de segunda mano, adquiridas en Mercantic, completan los asientos del estar. Éstas se han retapizado con tela de motivos vegetales en gris. ¡Toque exótico!

Un toque de color exótico sobre el blanco de la pared

Detalle de la pared de ladrillo pintada en blanco y el arreglo de flores exóticas en color.

Un toque de color en la cocina

Lo único que rompe la neutralidad de la cocina y la hace muy especial es el revestimiento en color verde elegido en la pared. Setrata de baldosas que imitan una pared de ladrillo, fabricadas en Mallorca (proveedor Can Benito).

Blanco, madera y verde, un mix que funciona

Un rincón de la cocina con baldas abiertas, también en madera, el mismo acabado que las superficies de trabajo.

Una isla a modo de barra entre la cocina y el salón

La cocina organiza el mobiliario, con módulos altos y bajos, en toda las paredes de la estancia. En el centro, una isla con barra de desayunos.

Detalle del acabado de las baldosas de la cocina

Detalle del acabado de las baldosas imitación ladrillo en verde.

La calidez de la madera

La encimera de madera.

Almacenaje vertical

En la pared, unos ganchos para colgar accesorios de cocina.

Un pasillo distribuidor hacia los dormitorios

Vista del pasillo.

Un reguero de apliques para dar luz

Vista del pasillo, con varios apliques idénticos en la pared.

Una puerta corredera en madera

La puerta, una pieza decorada con moldura en diagonal.

El patio, de aqyer y hoy

En los patios un toque más moderno en el suelo con revestimiento de cemento, aunque combinado con la baldosa hidráulica, característica de las edificaciones tradicionales de esta zona de Barcelona.

Además, el toque original y de modernidad lo pone el graiti que decora la pared de este espacio.

Entrada azul al dormitorio

Así como la carpintería exterior se cambió en la reforma, la interior se conservó, pintándola en tono azul.

Dormitorio con baño integrado

Uno de los dormitorios con baño incorporado y detalle de la puerta de paso en azul. En la pared, un aramario exento en madera con frentes de cristal que ayudan a multiplicar visualmente los metros.

Frente del lavabo en el baño

En los baños, dado que no son muy grandes, se optó por revestimientos en color blanco (baldosa blanca tipo Metro), que refleja la luz y da mayor sensación de amplitiud.

Baldosa Metro en blanco en el baño

Detalle de la baldosa blanca tipo Metro del baño y los marcos en madera, una mezcla sencilla que funciona.

El interior del dormitorio

Vista del interior de uno de los dormitorios con el cabecero en fibra sobre la pared blanca.

Detalles decorativos

Detalle de algunos elementos decorativos como el mueble con la máquina de coser antigua y un colgador muy natual.

Un colgador con una rama

Así es el colgador, realizado con una rama de madera y una cuerda que lo suheta al techo.

Cerradura con historia

Detalle de una de las cerraduras.

La máquina de coser vintage, una joya deco

Un elemento vintage: un mueble de costura con la máquina de coser a la vista.

Plano de distribución del piso tras la reforma

El plano de la vivienda con la nueva distribución. Así han quedado los ambientes tras la reforma.

Las fotos del

Así era el aspecto que presentaba la vivienda antes de la reforma de Bloomint Design.

Antes de la reforma: ventanal en el salón

El ventanal del salón.

Antes de la reforma: el cuarto de baño

El aspecto de los baños.

Antes de la reforma: recuperar elementos de la vivienda

En el salón, cuando se inició la reforma, aparecieron elementos de la construcción original que merecía la pena mantener.

Antes de la reforma: un aspecto antiguo y descuidado

El piso antes de la reforma.

Antes de la reforma

El piso antes de la reforma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas