Un antiguo granero es hoy una de las casas con más estilo

Esta vivienda catalana pasó de ser granero a una casa neorrústica con interiorismo top gracias a una rehabilitación respetuosa con el pasado y a una dosis extra de estilo.

En Pals, un pueblo del Bajo Ampurdán gerundense, se encuentra esta casa —construida en 1900 y siempre utilizada como granero y almacén— que ahora estrena una distribución peculiar y un interiorismo impecable, que conjuga los muros de piedra y las vigas originales, con diseños depurados y actuales. La transformación es una obra de la arquitecta Glòria Duran Torrellas, llevada a cabo por la promotora Cases Singulares de l’Empordà. En la planta baja se ubican la entrada, dos dormitorios, un baño, una habitación polivalente y el
garaje. Pero es en la primera planta, a la que se accede a través de una escalera de baranda transparente, donde el proyecto sorprende por su originalidad.

Para que la casa ganara una zona al aire libre, la arquitecta proyectó un patio donde antes no lo había: vació parte de la cubierta, aunque mantuvo la fachada principal, para no alterar la imagen de la construcción desde la calle. Esta planta queda convertida en un ático donde todas las estancias se articulan en torno al nuevo espacio, con perímetro acristalado y puertas correderas. Los ambientes disfrutan ahora de una luminosidad increíble y, además, parecen más amplios. Entre los numerosos aciertos del proyecto cabe destacar que la rehabilitación se ha realizado con criterios de sostenibilidad. Algunos ejemplos: las cubiertas y los pavimentos se han aislado térmicamente; los ventanales, en aluminio, son nuevos y con rotura de puente térmico y doble acristalamiento bajo emisivo —más eficiente, para lograr un mayor ahorro de energía—; dispone de placas solares para el suministro de agua caliente; toda la iluminación es de tecnología LED; y tiene un sistema domótico para el control lumínico y de la climatización, calefacción y aire acondicionado.

CLAVES DE LA REHABILITACIÓN
- La casa mantiene su esencia rural al dejar a la vista las paredes de piedra y las vigas de madera originales, pero su interiorismo es moderno y su distribución, funcional.  
- La primera planta gana un espacio al aire libre, después de vaciar una parte de la cubierta. Es un patio de unos 22 m2, donde se ha construido, además, una mini piscina. El resto del espacio de esta planta se organiza en torno al patio, con perímetro acristalado, para conectarlo visualmente con salón-comedor y un dormitorio, que tienen acceso directo a través de puertas correderas.  
- Los pocos tabiques de esta planta no llegan al techo, se rematan con cristal, para dejar ver la continuidad de la cubierta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sofá en L

La casa, que conserva los antiguos muros de piedra, se ha decorado con un estilo moderno en el que destaca el mobiliario de diseño depurado. Sobre
la nueva tarima, de madera de doussié, las alfombras aportan color y dinamismo.Sofá en L Code, de Joquer. Butaca Coconut, un clásico de George Nelson editado por Vitra. Alfombras Catania, de Gan. Mesa de centro, diseñada por la arquitecta Glòria Duran Torrellas, responsable del proyecto de rehabilitación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cojines con flores

Un tabique, que no llega al techo para dejar ver la continuidad de la cubierta, separa la zona de estar del espacio que comparten el comedor y la cocina.
Cojines: con flores, de Lu Ink; y de ratán y con plumas, de Calma House, de donde procede también la bolsa saco del suelo. Manta, de Matèria. Bandeja, de Ikea. Macetas de papel, de Mayflower.   Lámpara de pie AJ, editada por la firma Louis Poulsen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámparas de lágrima

El comedor, que mantiene la homogeneidad cromática con su color blanco, se sitúa a continuación de la isla, que alberga el fregadero.
Al fondo, un espacio nuevo, proyectado para dotar de un aseo a las zonas comunes. Plaid sobre la mesa, y servilletas, de Matèria. Individuales circulares y boles, de Ikea. Lámparas de lágrima Pluja, diseñadas por la arquitecta Glòria Duran. Cesto, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Isla con fregadero

La cocina se proyectó en dos frentes paralelos. Uno está equipado con la placa de cocción y las columnas de los hornos y el frigorífico panelado.
El segundo se compone de una isla, con fregadero y barra de desayunos, a la que se adosa el comedor.
Mobiliario de la serie Urban Polar Gola, de Ambit, en Cuina 1. Grifo, de Hansgrohe, en Tono Bagno. Vitrocerámica y horno, de Bosch. Encimera realizada en Krion Lux 1100 Blanco, por Monthersan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cerramiento con puertas correderas

Vista del patio desde el comedor. Creado en la primera planta, después de vaciar parte de la cubierta, dota a la casa de una zona al aire libre y mucha luminosidad. Las estancias principales mantienen la conexión visual con él a través de un cerramiento con puertas correderas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piscina mini sobre tarima

En el patio se proyectó una piscina mini sobre una tarima de madera, para convertir este espacio al
aire libre en un refrescante oasis. En armonía con las vigas y los muros originales, el suelo se pavimentó con baldosas de toba artesanales.
Piscina, diseñada por Glòria Duran. Cojines, bolso y alfombra, de Calma House. Bandeja, de Mayflower.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano planta baja

Plano planta baja

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Plano primera planta

Plano primera planta

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Revestimiento azul

Tarima de ipe, de Berbio Fusters. El revestimiento
azul de la piscina es un micro-mosaico vítreo,
de Reviglass, en Nedapool.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cerramiento acristalado

Imagen del patio desde el salón, que parece más amplio porque gana profundidad visual a través del cerramiento acristalado de grandes dimensiones. Junto a estas líneas, detalle de la tarima elevada, que bordea la piscina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Carpintería de aluminio

El dormitorio, con salida directa al patio, mantiene las señas de identidad que definen la casa: el contraste entre las superficies blancas y lisas, y los muros de piedra originales. Carpintería de aluminio, de Cristalleries Bisbal. Toda la ropa de cama es de Filocolore, excepto el cojín con perfiles, que es de Lu Ink.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puerta corredera

El dormitorio destaca por su óptima distribución. En la pared opuesta al cabecero, se ubica un escritorio desde el que se accede a un espacio independiente, con vestidor y cuarto de baño. A destacar: el tabique que los separa se remata con una cristalera para que la luz natural llegue a ambos. Los tres plaids son de Filocolore. Sobre la mesa, macetas, de Mayflower.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mosaico hidráulico

El contraste de los revestimientos, baldosa hidráulica y piedra centenaria, convierte a las paredes en protagonistas de la decoración del baño. A ellos se suma la madera natural y un lavabo de diseño limpio y depurado, que dan al ambiente un aire vanguardista. Lavabo Stone-Silex; grifería, de Hansgrohe; mosaico hidráulico; bañera de hidromasaje Intro, de la firma Hidrobox. Todo, en Tono Bagno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Encimera de madera

Muy acogedor. El lavabo se apoya sobre una encimera de madera, práctica para tener a mano los artículos de aseo, pero que también aporta calidez al espacio y armoniza con el mosaico hidráulico. Todo, en Tono Bagno. Cestos, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lámpara de lágrima

Los detalles: son un valor seguro a la hora de personalizar una estancia. A través de ellos se plasman los gustos o personalidad de sus propietarios. Lámparas de lágrima Pluja, diseñadas por Glòria Duran Torrellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cabecero a medida

Recorre toda la pared y aloja en su interior LED, que proporciona una iluminación indirecta, ideal para crear un ambiente íntimo en el dormitorio. Toda la ropa de cama es de Filocolore, excepto el cojín de perfiles, que es de Lu Ink.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Manteles individuales

Muy natural. Este tipo de detalles de madera y fibra trenzada ponen el broche de oro a la decoración de un ambiente de estilo rústico actualizado. Individuales, de Calma House. Botellas, de Sacum. Caja, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestidor y escritorio

¡Todo encaja! A través de una puerta corredera, el dormitorio se comunica con el vestidor y un baño. Un acierto, el escritorio tiene el mismo fondo que el ancho del tabique, de cuya cara oculta parte el vestidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas