Una mini casa de estilo urbano

Un piso céntrico en la capital española que se ha transformado por completo. Espacios mini (¡solo 27 metros cuadrados!), bien resueltos y con una deco de tintes muy urbanos y cosmopolitas.

Una reforma integral de un piso que se encontraba en mal estado, muy antiguo, situado en el centro de Madrid. Estancias interiores y espacios reducidos. La arquitecta, interiorista y bloguera de Boho Chic Style, Sandra de Benito, es la responsable de la transformación: habitaciones más abiertas y luminosas.

Los propietarios deseaban una vivienda que fuera visualmente amplia y luminosa, por esta razón se modificó por completo la nueva distribución. De los dos dormitorios, cocina, aseo y un pequeño salón iniciales, se pasí a un piso en el que conviven salón y cocina con barra. Detrás del mucho de carga, el dormitorio y un cuarto de baño completo. Así quedan los 27 metros cuadrados con los que cuenta este apartamento.

En la decoración se consiguió un aire urbano y cosmopolita con piezas inspiradas en el estilo industrial con tres colores como eje: negro, rojo y blanco. Se usaron revestimientos cerámicos que imitan al ladrillo y muebles que combinan hierro y maderas naturales.

Era importante utilizar piezas ligeras y polivalentes. Así por ejemplo, cuando la mesa de comedor está cerrada tiene la apariencia de una consola, apenas ocupa espacio. Si se necesita, alcanza los dos metros. La mesa de centro tiene ruedas, que facilitan su desplazamiento, y el sofá se convierte en cama.

El mobiliario proviene de tiendas como Kavehome.com, Ikea, Maisons du Monde y Tatatin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La zona de estar

Salón, comedor y cocina están comunicados. Muy cerca el recibidor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con acceso directo a la cocina

Ésta se delimita con una barra de desayunos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del mueble de los audiovisuales

De estilo industrial. Aquí se aprecia también el vano que se abre en el tabique que separa la zona de día del dormitorio. Así la luz natural fluye.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
También comedor

Aunque el apartamento solo tiene 27 metros cuadrados no falta detalle. La consola adosada a la pared es también la mesa de comedor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina en rojo

La cocina se ha escogido en rojo y blanco para que encaje en el aire urbano de la zona de día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paredes de ladrillo

Los revestimientos de ladrillo escogidos para decorar algunos frentes potencian el estilo cosmopolita de la decoración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mobiliario en L con barra de desayunos
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vista del recibidor
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Al fondo, la zona más privada, que cuenta con luz natural
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del muro que independiza ambientes
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El dormitorio

En el dormitorio la zona de almacén se soluciona con un armario abierto. Guirnalda, de Tatatin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El baño

Con plato de ducha y con una pared de ladrillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Detalle del baño

La lavadora se instala en el cuarto de baño entre la ducha y el lavabo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas