Un apartamento urbano y cosmopolita

De una vivienda compartimentada a un apartamento urbano y juvenil, reformado para una persona con gran afición a la cocina por lo que este ambiente se convierte en el núcleo de la zona de día. ¡Exquisito!

image

El estado inicial de la vivienda se organizaba en una planta baja en una amplia terraza, dos dormitorios, una cocina independiente, baño y salón comedor.

Las necesidades del propietario, un jiven soltero, eran diferentes y se puso en manos del estudio A54insitu para hacerlas realidad: espacios más abiertos y espaciosos con una única habitación, un salón-comedor con cocina integrada y espacio para almacenaje. El papel de la cocina era importante ya que es aficionado a los fogones.

Así se han creado dos zonas: una de día y otra de noche. Éste es el resultado.

www.a54insitu.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cocina, eje de la zona de día

Un frente de trabajo y una espaciosa isla -con placa de cocción- que organiza los ambientes: la cocina y el salón-comedor.

Con barra de comidas

La isla se amplía con una barra con taburetes.

Bien resuelta

Detalle de la columna de almacén con horno y microondas integrado.

Orignales acabados y soluciones

En negro y madera, alguna nota en blanco como los estantes sobre el fregadero que se "ocultan" con unas puertas de cristal correderas.

En el frente de trabajo, el fregadero

En el frente de trabajo, el fregadero. La isla da un respiro también en cuanto a superficie de apoyo. La cocina es un diseño de A54insitu. Electrodomésticos, de Balay.

Revestimientos hexagonales

En el suelo, baldosas hexagonales, de Equipe Cerámicas, que se prolongan también en parte del frente de cocina para protegerlo de las salpicaduras.

Un conjunto muy equilibrado

Funcional, espaciosa y perfecta para compartir momentos en la cocina con familiares y amigos. A54insitu resolvió así este ambiente, conforme a las peticiones de su cliente.

Con luz natural

Un plus en la cocina. Taburetes, de Ondarreta.

Toma de la superficie de trabajo
Los acabados

En esta imagen se aprecia la madera de la encimera de la cocina, el detalle del revestimiento del suelo y su unión con la madera de la zona de día.

El salón

Espacioso y muy neutro. Sofá, de Izu. Alfombra, de Gan. Cojines, de Ferm Living.

Dos vanos

Desde la zona de día se abren dos vanos hacia la habitación y entrada y hacia el baño, éste último concebido como una zona de transición de manera que queda integrado en la habitación y al mismo tiempo se accede desde la zona de día sin tener que pisar el dormitorio. 

El vano hacia el cuarto de baño se cierra con una puerta de madera corredera.

Vista del lavabo y al fondo el salón

Grifería, de Hansgrohe. Mueble de lavabo, diseño de A54insitu, en contrachado de abedul. Lavabo Bali en negro, de Bathco.

El cuarto de baño

En dos frentes, en uno el lavabo y en el otro la zona más íntima tras tabiques de cristal.

Vista del baño

El cuarto de baño queda independiente con dos puertas.

El dormitorio

El dormitorio cuenta con vestidor detrás de un tabique en el que se apoya la cama.

Vista desde el dormitorio hacia la zona de día

Vista desde el dormitorio hacia la zona de día.

El vestidor

Abierto y con iluminación natural y artificial. Vestidor Stolmen, de Ikea.

Un tabique con hornacinas

El tabique que delimita el dormitorio y el vestidor cuenta con hornacinas que sirven de apoyo.

También a modo de mesilla

También a modo de mesilla. Ropa de cama, de Mikax.

La ducha, dentro del dormitorio

Junto al baño pero ya dentro del dormitorio, ya que es una zona de uso exclusivo del propietario. La ducha queda en una cabina de cristal translúcido. La ducha está revestida en microcemento.

Con dos entradas

Al vestidor se accede por dos vanos a cada lado de la cama.

El dormitorio
Vista general del dormitorio
Luz natural y artificial

En el cabecero, la hornacina cuenta con luz artificial y sobre la cama una lámpara de techo. Durante el día, a pesar de ser una planta baja, la vivienda cuenta con bastante luminosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas