Una casa extra luminosa y ultra moderna

Maxi ventanales abren este piso, situado en el Levante español, al horizonte con el mar de fondo. Este ambiente ultra moderno en su concepción resulta relajante en cuanto al interiorismo gracias al uso de la madera y del blanco.

image

Relajante. Así es el interiorismo de este piso, redecorado por Barea+Partners en base a un radical cambio en su distribución y el uso de la madera y los tonos neutros. Así se consigue el aura de tranquilidad con el horizonte levantino al fondo.

Las puertas desaparecen y los espacios se suceden. Ambientes de línea decorativa común y extra de luminosidad, conseguida no solo por las tonalidades y materiales utilizados sino pot el maxi ventanal con el que cuenta el piso.

www.barea-partners.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un ambiente cálido y sosegado

Mucha madera y tonos neutros. Tejidos naturales y una iluminación artificial que crea ambiente sin restar protagonismo durante el día a la luminosidad rebosante del espacio, orientado hacia el mar del Levante español.

Espacio común hasta el horizonte

La zona de día y el dormitorio principal tienen como telón de fondo las vistas al horizonte a través de los maxi ventanales.

Aquí se aprecia la balda volada que sustenta el televisor. Parece flotar debido al juego de iluminación utilizado bajo el estante corrido. Al otro lado, el dormitorio.

Cocina delimitada

La cocina abierta al salón y delimitada por la altura y revestimiento en el suelo. Al fondo, vista de las habitaciones pequeñas.

Fusión de ambientes

Comedor, salón y cocina comparten espacio y se integran con el dormitorio, que puede delimitarse mediante paneles de cristal correderos y una cortina que concede intimidad al espacio.

El dormitorio se integra en la zona de día

Vista del dormitorio principal desde el comedor.

¡Qué vistas!

Los ventanales con vistas al mar. Unos estores en tono arena conceden intimidad al interior sin ocultar las vistas.

La fuerza de una iluminación cuidada

Por la noche, queda patente la fuerza del proyecto de iluminación que ha ideado Barea+Partners para este piso.

Juego óptico: luz y piezas suspendidas en el aire

Las cama tiene un protagonismo decorativo no solo en el dormitorio sino como pieza que se integra en la zona de día. La estructura de madera en la que se apoya el salón queda suspendida sobre el suelo, se prolonga en la pared a modo de cabecero y alcanza el techo, también separada del mismo por la iluminación.

Adiós al mobiliario en el dormitorio principal

En el suelo, una alfombra que delimita la zona de descanso. Pocos muebles más en el dormitorio, solo una butaca de fibra.

Dormitorio con baño integrado

A cada lado de la cama, un acceso: uno comunica con una zona de ducha y el otro con el baño y vestidor.

Una verdadera suite
Vestidor con frente espejado

El vestidor, con frentes de espejo. Aquí se refleja la zona del lavabo del cuarto de baño integrado en el dormitorio.

El baño principal

Líneas sencillas, depuradas, materiales neutros y naturales.

La zona de la ducha

Una zona de ducha confortable.

El recibidor

En el recibidor una pieza escultórica: una fuente de mármol.

Rincón de estudio y trabajo

Una mini zona de trabajo.

Dormitorio bien aprovechado

Uno de los dormitorios de la vivienda, en el extremo opuesto de la casa al ventanal que mira al mar. Se ha resuelto con una estructura de madera a medida en la que se apoya el colchón, justo debajo de la ventana.

La carpintería en blanco

Detalle de la carpintería de la vivienda, en blanco.

Un recorrido luminoso

Todo el piso cuenta con iluminación integrada que marca el recorrido por los ambientes.

Cuarto de baño completo en blanco

Otro de los cuartos de baño, sí al blanco. Junto al lavabo, un frente de armarios.

Plano de distribución
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas