Un piso diez: ordenado y sencillo

El orden y la sencillez articulan el interiorismo de este piso de 100 metros cuadrados con un ambiente natural, fresco y acogedor. Los tonos neutros colorean todas las estancias salvo la cocina donde dejan sitio a los chispazos de color.

image

El perfecto estado de conservación permitió mantener el suelo en la nueva decoración que planteó el Estudio de Interiorismo Laura Yerpes para esta vivienda de 100 metros cuadrados. Se respetó el color tostado suave predominante y se optó por vestir los ambientes con elementos neutros.

Así, los colores claros, los tintes naturales, las texturas cálidas y un ambiente luminoso forman un todo perfecto. Grandes ventanales y mobiliario de líneas rectas hacen el resto.

Laura Yerpes estudio de Interiorismo: www.laurayerpes.es
Fotografías: Germán Cabo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Zona de estar con dos sofás enfrentados

Un salón con mueble a medida de gran capacidad y dos sofás enfrentados.

En neutros pero con volúmenes

Los tonos neutros crean la atmósfera sosegada que se buscaba aunque añgunas piezas destacan, como los sofás en gris oscuro.

Sofás, de Frajumar.

Diseño a medida

El mueble principal del salón es un diseño a medida del estudio Laura Yerpes encargado del proyecto, realizado en roble natural y que combina el blanco con el color de la madera.

Piezas recuperadas de diseño actual ¡encajan!

La mesa de centro era un diseño que ya se encontraba en el anterior interiorismo y que aquí encaja.

Amplios ventanales

Por los que se cuela la luz natural en el salón.

Derribar tabiques

Para despejar la entrada, incrementar la iluminación natural y producir una mayor sensación de amplitud y accesibilidad se derribó un tabique y puerta que comunicaba el salón con el recibidor.

El comedor

Maderas nobles y tonos naturales también en el comedor.

También neutros en el comedor

La casa ha sido decorada en una gama cromática suave de tonos tostados y naturales, que crean ambientes relajados.

Sobre el aparador del fondo, vasijas rústicas decorativas.

Papel de motivos vegetales

Las cortinas del salón son de lino natural y se empapeló la pared del fondo del comedor en tonos tierra y motivos vegetales de cierta inspiración oriental.

El recibidor

En el recibidor hay dos piezas diseñadas a medida con el objetivo de integrarse en el espacio: la estantería y el armario ropero con iluminación lineal. 

La estantería, diseñada por el estudio, es de líneas limpias y funcionales. El armario pone la nota futurista, revestido con papel gri e iluminación integrada.

La estantería a medida

Detalle de la estantería con compartimentos cerrados y abiertos.

La estantería –a juego con el mueble principal del salón- sirve de elemento decorativo y separador de estancias y soluciona el espacio de almacén. 

La cocina

En la cocina los electrodomésticos se han panelado y los frentes son lisos sin tiradores. El aspecto es limpio y sobrio. 

En la pared opuesta al frente de trabajo, una apuesta arriesgada para la pared, revestida en un
papel vinílico verde grisáceo.

En un frente

Amplia cocina con mobiliario en un frente lineal.

Arte en la cocina

Presidiendo el office, un atrevido cuadro en la pared que introduce color.

Vista continua

Aunque delimitados, el recibidor y el salón mantienen cierta continuidad visual gracias a la librería a medida que diseñó Laura Yerpes.

De aire futurista por los acabados y la iluminación
Cuarto de baño

En los baños se optó por muebles básicos y encimeras en Corian muy fáciles de mantener y limpiar.

En madera

Frente del lavabo con un mueble volado en madera.

Ducha de obra

El separador de la ducha está revestido con material
porcelánico, que simula los colores de la piedra natural.

Un segundo cuarto de baño en gris

En este caso, el cuarto de baño se decora en neutros de fondo y mobiliaro en gris. Cuenta con bañera.

Detalle del frente del lavabo

Detalle del frente del lavabo.

Vista general
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas