Una casa de 38m2 junto al lago y a todo color

Esta cabaña de madera con techo de paja es un refugio idílico en el campo

casa multicolor 38 m2
Schnepp Renou

    Una casa de campo a orillas del lago de estilo teutón puede ser muy diferente de lo que esperas. Aguas heladas y campos neblinosos, naturaleza amenazadora y soledad son sólo un estereotipo que no tiene en cuenta los amplios espacios abiertos de los que goza Alemania, ni el hecho de que el buen tiempo también existe allí arriba.

    Schnepp Renou

    El edificio data de 1958 y fue diseñado para integrarse perfectamente en el terreno rural de arena y la exuberante vegetación de Wangelkow, especialmente gracias a un inesperado tejado de paja. Unas generaciones más tarde, llegó el momento de renovar la casa. Keßler Plescher Architekten, un estudio de Colonia especializado en renovación y diseño de productos, quería mantener un aspecto totalmente homogéneo con el paisaje, introduciendo al mismo tiempo un toque moderno en el interior. Así nació el Dr. Funk.

    Schnepp Renou

    La superficie total es bastante reducida, con solo 38 m2, por lo que resultaba esencial una buena compartimentación. El equipo sólo dejó intactas la estructura portante de madera y el tejado, pero replanteó la planta para que pudiera adaptarse a distintas formaciones de visitantes (familia, amigos).

    Schnepp Renou

    El espacio abierto de la planta baja cataliza todas las funciones, ya que el dormitorio, también en la primera planta, permanece separado. Para aprovechar al máximo el espacio, las soluciones adoptadas se apoyan en las paredes. El hall de entrada, por ejemplo, cuenta con muebles hechos a medida en madera de abeto, que ocultan un armario, armarios, pero también un pequeño cuarto de baño con ducha.

    Schnepp Renou

    Economía de espacio también en la cocina, que emerge de un largo asiento con vistas al lago. En el lado opuesto hay estanterías, una chimenea y la puerta a la terraza. De este modo, la parte central de la primera planta queda completamente libre y puede utilizarse para entretenerse, socializar o hacer ejercicio. En la segunda planta hay camas supletorias para grupos más grandes.

    Schnepp Renou

    Si se han escatimado los metros, no se puede decir lo mismo de los colores, que se alejan de las viviendas rústicas a las que estamos acostumbrados. Las yuxtaposiciones de tonos pastel, con algunos toques de luz, captan la atención. El tono de todo el interior lo marcan las baldosas de distintos tonos de terracota del suelo, aglomeradas en un gran damero que crea un efecto visual de gran tamaño, la ilusión de un espacio más amplio. Frente a este escenario están los verdes salvia de las paredes, techos y accesorios que enmarcan las bucólicas vistas del lago y que, sin duda, amortiguarán el frío en la estación fría. Los tonos claros y sencillos del abeto contrastan con el amarillo vivo de las piezas exentas, algunas hechas a medida y otras procedentes de las colecciones de Keßler Plescher Architekten, como el taburete Drei. Pequeñas notas que también se repiten inteligentemente en otros detalles, como los pomos de la cocina, dando un aspecto acabado a todo el interior.

    Schnepp Renou

    Es un hogar en el que una familia puede seguir creando hermosos recuerdos fácilmente, ya sea dándose largos baños en el lago o acurrucándose bajo una manta en casa para ver llover por la ventana. Todo entre muros que, aunque parecen nuevos y modernos, han sido refugio durante 60 años y permanecen perfectamente ocultos entre los árboles.

    Stefano Annovazzi Lodi è un contributor freelance che per Elledecor si occupa principalmente di design e progetti culturali.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas