Un pisito de 77 m2 moderno y muy bien planteado en la ciudad de Vigo

Como se iba a destinar al alquiler, la decoración debía resultar atemporal pero al mismo tiempo hogareña.

salón comedor de diseño contemporáneo
Jose Chas

    Con aproximadamente 77 m2, este piso se encuentra en un edificio de 1982 en el centro de Vigo. Antes de la reforma, la vivienda se mantenía en su estado original, conservando los alicatados marrones estampados y las piezas sanitarias en tonos verdes y salmón, típicas de la época. No obstante, el parquet de damero, tan en boga últimamente, tendría que ser recuperado para su segunda vida.

    Como iba a destinarse al alquiler, la reforma debía ser comedida. El objetivo era muy sencillo: actualizar la decoración y ganar luz y amplitud. Para el interiorismo, se optó por un estilo contemporáneo, con mucha presencia de fibras naturales, en contraste con algunos toques de negro y tonos terracota. A su vez, en las paredes se jugó con distintos papeles pintados y molduras decorativas.

    La distribución de la vivienda era bastante buena. Disponía de tres dormitorios (uno de ellos muy pequeño), dos baños, cocina, lavadero, salón y recibidor.

    Jose Chas

    La cocina, que era la zona más luminosa del piso, debía abrirse al salón-comedor, pero no se podía prescindir de almacenaje. La solución consistió en mantener la división actual con un mueble a media altura que funciona como encimera de trabajo, espacio de almacenaje y barra de desayuno.

    Jose Chas

    Toda su parte superior queda abierta, comunicando las dos estancias y dejando entrar toda la luz desde la balconera del salón.

    Jose Chas

    Paralelamente, se eliminaron las puertas de paso a cocina y a salón, mejorando así la comunicación entre estos dos espacios.

    Jose Chas

    La gran viga que recorría todo el ancho de la vivienda sobre el tabique que dividía hall, cocina y salón-comedor, se limpió para dejar a la vista el hormigón.

    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas

    El dormitorio pequeño se convirtió en un estudio, debido a la alta demanda de espacios de trabajo en las viviendas tras el confinamiento.

    Jose Chas
    Jose Chas

    Respecto a los materiales, se optó por la madera de abedul para el mobiliario de la cocina y los armarios empotrados, combinada con tiradores en negro mate. Se buscó también ese guiño del negro mate en los herrajes de las puertas de paso, y en la grifería de baños y cocina. El parquet revivió y se actualizó al cepillar la primera capa de barniz oscurecido y sustituirlo por un barniz natural satinado.

    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas
    Jose Chas

    Proyecto e información: Espacio Concept.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas