El heredero de Estée Lauder compra una casa de 110 millones y ¡la derriba!

Solo un multimillonario puede destruir una carísima mansión frente al mar para entrar a vivir. ¿Quieres ver cómo era el casoplón de William Lauder?

casa estée lauder palm beach demolida
Douglas Elliman


        ¿Comprarías una casa por 110.390.000 € para derribarla? William Lauder, heredero de Estée Lauder, lo ha hecho con el esta mansión de Palm Beach que te mostramos como era esta propiedad distribuida en tres plantas, una de ellas subterránea.

        Douglas Elliman

        Parece un capricho y, de hecho, lo es, porque este casoplón en estilo normando francés se ha convertido en la demolición más cara de la exclusiva isla de Palm Beach, donde viven 34 multimillonarios y vendió su residencia la familia Trump.

        Douglas Elliman

        La casa comprada por Lauder tenía una panorámica única hacia el océano y contaba con siete dormitorios, salones, una gran cocina y 16 baños, además de una casita de invitados. La decoración es clásica, con acabados en madera y mármol, y detalles con estilo, como las lámparas de araña en distintas estancias.

        Douglas Elliman
        Douglas Elliman
        Douglas Elliman

        Se nos hace difícil comprender a William Lauder: ¿no le gustaba la arquitectura? ¿La decoración de la casa era demasiado impersonal?

        Douglas Elliman

        Lo que parece es que el heredero del imperio Estée Lauder tiene en propiedad el terreno ubicado junto a la antigua mansión, según Palm Beach Daily News. Así que ambas fincas ocuparían una superficie de casi una hectárea, que sería un pelotazo inmobiliario o una futura casa única en la lujosa isla.

        Douglas Elliman

        Al recorrer las distintas estancias se observa que era una mansión con mucha personalidad, pero parece que no coincidía con los deseos del nuevo propietario, que la adquirió en 2021.

        Douglas Elliman

        La casa de lujo se construyó en 2016 con materiales y acabados premium, además la residencia tenía bolera, pub, cine, spa y 8 plazas de garaje.

        Douglas Elliman

        En el exterior, las vistas panorámicas del mar se podían disfrutar desde la piscina infinita o desde un comedor equipado con una cocina.

        Douglas Elliman
        Douglas Elliman

        Publicidad - Sigue leyendo debajo