Un antiguo local convertido en un loft con patio, de diseño nórdico ¡en blanco!

El reto consistió en lograr una vivienda de tres habitaciones amplias y con mucha luz natural.

salón de diseño nórdico abierto a la cocina
Agustín David

    Pasar de un local comercial a un loft de diseño nórdico decorado en blanco, parece una misión complicada, ¿verdad? ¡No te pierdas el antes y después de este alucinante proyecto! ''Recibimos una llamada de unos clientes con los que habíamos trabajado anteriormente, quienes nos plantearon un proyecto que nos pareció muy interesante. Tenían un local donde antiguamente se ubicaba un negocio que pertenecía a la familia. Aún estando muy cerca del centro de la ciudad de Alicante, la zona había dejado de ser comercial y llevaba muchos años cerrado, por lo que poco a poco se estaba deteriorando. Para esta familia, se trataba de un local muy especial y decidimos hacer una reforma integral para conseguir un cambio de uso y así convertirlo en una vivienda'', explica el arquitecto Hugo Coloma, de Studio Hc, responsable del proyecto. Al tratarse de un bajo, la entrada de luz por la fachada principal era escasa. El reto consistió en lograr una vivienda de tres habitaciones amplias y con mucha luz natural. Por suerte, el local tenía un patio donde, tras una modificación de fachada, se diseñaron unos ventanales retranqueados que iluminaban toda la zona de día.

    Agustín David

    En la fachada principal se dio un toque de color, a diferencia del interior, donde primó el blanco y la madera con toques industriales en acero y color negro.

    Agustín David

    El recibidor se dividió del resto de la vivienda a través de una estantería de madera de pino natural de Leroy Merlin, donde se colgó una lámpara auxiliar a modo de farolillo de la marca Faro Barcelona. Esta estantería generó un espacio nuevo y previo a la vivienda, sirviendo además de mueble auxiliar donde, por ejemplo, dejar un bolso o incluso, a modo de zapatero.

    Agustín David

    A continuación encontramos la zona de comedor, diseñada en líneas nórdicas. Al tratarse del área con menos entrada de luz natural, se optó por un mobiliario en color predominantemente blanco: una mesa extensible de IKEA, acompañada de un conjunto de sillas combinando blanco y madera de El Corte Inglés y una lámpara de polipropileno que potenciaba la luz, también de El Corte Inglés. Además, durante la demolición se descubrieron los pilares originales del local –que estaban construidos de mampostería–, así que se restauraron y se destacaron con retroiluminación, lo que también influyó en la ganancia de luz.

    Agustín David

    Para la zona de la cocina se optó por un mobiliario con frentes en acero inoxidable y encimera de granito nacional. Este conjunto se completó con una barra fabricada a medida en blanco y roble, acompañada de taburetes en la misma combinación de colores de El Corte Inglés.

    Agustín David
    Agustín David
    Agustín David
    Agustín David

    Las nuevas aberturas que se realizaron en el patio hicieron gozar también al salón de mucha luz natural. Además, las paredes que dan al mismo también se retranquearon para así poder ganar una nueva ventana.

    Agustín David

    En el salón se mantuvo la altura original de techos, suspendiendo una lámpara permeable de formas orgánicas de El Corte Inglés. En este espació predominan los negros y grises, combinados con textiles en colores naturales. El ambiente lo compone un sofá chaiselongue de Maisons du Monde desde el que se puede acceder a las vistas del patio, y mesas auxiliares en metal negro y madera de Westwing. La alfombra combina fibras naturales para aportar mayor calidez.

    Agustín David
    Agustín David

    Debido a la falta de espacio, se diseñaron cajones ocultos para el almacenamiento en el pasillo. Estos espacios de almacén tienen un doble uso, funcionando también como mobiliario auxiliar de las habitaciones.

    Agustín David

    La primera habitación es la única que da a la fachada principal, sin embargo, es la de tamaño más reducido. Por ello, todos los muebles elegidos se diseñaron a medida por el estudio, fabricándose en madera de roble.

    Agustín David

    La segunda habitación –la principal–, mira al patio y se diseñó con un espacio de trabajo en madera de roble. Esta habitación disfruta ahora de mucha luz natural.

    Agustín David
    Agustín David

    La tercera habitación es quizás la más especial. Está conectada con el patio a través de un gran ventanal. En ella, se diseñó y fabricó un mueble a medida con un doble objetivo: por un lado, funcionar de banco auxiliar en el patio y, por otro, usarse desde la habitación como rincón de lectura. El mueble se completó además con baldas y cajones para así ganar espacio de almacenaje.

    Agustín David
    Agustín David
    Agustín David

    El patio se techó parcialmente con una pérgola en color verde, lo que permite disfrutar al aire libre también en los días de lluvia o excesivo sol. Aquí, el mobiliario de IKEA siguió las líneas sencillas de la vivienda, siendo muy versátil al poder plegarlo para cuando se quiera hacer otro uso del espacio.

    Con esta reforma integral y el interiorismo elegido se ha conseguido dar un uso renovado a un local comercial que llevaba mucho tiempo cerrado. El aumento de luz y amplitud, ha permitido convertir el pasado negocio familiar en una alegre y funcional vivienda para las nuevas generaciones de la familia.

    Así estaba antes de la reforma

    vivienda antes de la reforma
    Studio Hc
    Studio Hc

    Diseño de arquitectura e interiorismo: Studio Hc.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Antes y depués