Un ático de 65 m2 decorado con estilo minimalista cálido

El corazón de la vivienda es la cocina, donde el color terracota actúa como punto de unión entre el interior y el exterior.

salón abierto a la cocina con estilo minimalista cálido
Michelle Vasconcelos

    Calma, paz, sosiego, relax. Son palabras que definen a la perfección lo que se siente al entrar en este ático de 65 metros cuadrados ubicado en el barrio de Salamanca, en Madrid. El estudio de interiorismo de Michelle Vasconcelos fue el encargado de realizar el proyecto de reforma integral, y viendo las fotos del antes, podemos asegurar que se trata de una obra maestra.

    A través de un estilo minimalista cálido, las interioristas dieron forma a una vivienda con espacios abiertos, donde la cocina actúa como nexo de unión entre interior y exterior. ''De este modo, conseguimos tener una lectura espacial mucho más amplia, moderna y al mismo tiempo acogedora'', afirman.

    La luz natural, junto a una gama de colores neutros combinados con materiales como la madera y las fibras naturales, conciben espacios armónicos que generan al instante esa sensación relajante tan placentera.

    Michelle Vasconcelos

    El corazón del proyecto es la cocina con comedor integrado, donde se apostó por el tono terracota como punto de conexión entre el interior y el exterior, haciendo referencia a los tejados de los edificios de la zona vistos desde los ventanales del ático. La isla central, mezcla la piedra y la madera, concibiendo una pieza escultórica con una campana extractora circular de diseño moderno.

    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos

    La decoración del salón nos transporta de inmediato a un destino exótico como Bali a través del sofá de suelo en color beige, la mesa de centro de madera, los puffs de yute y el resto de elementos decorativos de fibras.

    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos

    La terraza continúa con las mismas tonalidades, incluso los muebles de exterior son de fibras, formando parte del lenguaje de la casa.

    Michelle Vasconcelos

    El dormitorio es un oasis de calma decorado en blanco, con cabecero de obra, armario empotrado, tocador y baño en suite. El cabecero cuenta con iluminación led para crear un ambiente más íntimo y acogedor durante la noche, y frente a la cama, un espejo de suelo a techo se encarga de duplicar la luminosidad y el espacio, al mismo tiempo que sirve para verse de cuerpo entero.

    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos

    En el baño, la piedra es de nuevo la protagonista. Al tener poco espacio, se optó por instalar una ducha, ganando almacenaje mediante las hornacinas.

    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos

    Así estaba antes de la reforma

    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos
    Michelle Vasconcelos

    Proyecto e información: Cortesía de Michelle Vasconcelos.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Antes y depués