Una vivienda con esencia luxury en el emblemático Palacio Eguzkialde

El piso, de casi 200 metros cuadrados incluyendo las tres terrazas, ocupa toda la primera planta del palacio. Su estilo, elegante pero actual, se eleva al infinito gracias al entorno señorial. Sin duda, un proyecto que acapara todas las miradas.

salón de lujo con muebles de diseño y obras de arte
davidmontero

    Cuando la interiorista Raquel González recibió el encargo de realizar el proyecto de interiorismo en dos viviendas del emblemático Palacio Eguzkialde, casi se desmaya. No es para menos, ya que, tal y como ella misma afirma, ''es la envidia de cualquier interiorista del norte de España''.

    Ubicado en Getxo, Bilbao, el Palacio Eguzkialde –también conocido como la Casa de la Alcaldesa–, fue construido en 1918 y está situado en el exclusivo barrio residencial de Neguri. Se trata de un bello edificio de estilo montañés y uno de los más representativos de la arquitectura vizcaína de principios del siglo XX.

    Una de las viviendas -que vamos a ver aquí- tiene casi 200 metros cuadrados incluyendo las tres terrazas, ocupa toda la primera planta del palacio y se presenta a cuatro vientos, lo que significa que disfruta de luz natural en todas las estancias a cualquier hora del día. Además, presume de unas vistas privilegiadas al mar, frente al Abra –puerto deportivo de Getxo–, en el exclusivo paseo de esta zona residencial de lujo proyectada en forma de ciudad jardín inglesa por sus palacios, mansiones y caseríos de incalculable valor arquitectónico.

    La intervención de Raquel González se centró principalmente en el proyecto de interiorismo y en alguna pequeña obra, ''aunque poco podía hacerse porque había mucho muro de carga y mucha protección por parte de Patrimonio'', explica la interiorista.

    Las obras implicaron casi un año y medio de trabajo, pero la relación con el constructor fue muy buena.

    davidmontero

    El piso se distribuye en una sola planta de techos altos y mucha luz natural. Muy acorde con el porte del edificio, se eligió un pavimento de madera de nogal en espiga que le da un toque clásico y elegante a toda la vivienda. Para las paredes, la interiorista se decantó por un tono piedra muy sutil que resulta el marco idóneo en cualquier estancia, así como el uso de molduras y papeles con mucha personalidad. ¿Las claves de la reforma? Muchos armarios, una iluminación técnica muy estudiada, estancias espaciosas y una estética elegante.

    davidmontero

    El acceso tiene lugar en la parte central de la vivienda, dividiéndola en dos zonas. Ya desde el mismo hall, amueblado con un espejo y una consola barroca de latón sobre la que descansa una escultura de Maite Carranza, destaca el uso de molduras que protagoniza todo el piso. Desde este espacio, una bonita visión frontal de la chimenea del salón da la bienvenida a las visitas.

    davidmontero

    A mano derecha del hall se encuentra la cocina, hecha a medida en forma de U para poder aprovechar bien las dimensiones y conseguir el máximo espacio de almacenaje. Toda ella se eligió en color blanco a partir de un mobiliario de líneas clásicas con tiradores, a juego con la encimera y el frontal en un porcelánico también blanco veteado. Pero lo que sin duda llama especialmente la atención en la cocina, es el contraste con el papel pintado azul de la parte superior de la zona de cocción que abarca hasta la pared del office.

    davidmontero

    Frente a la cocina, a mano izquierda en el hall, se sitúa un aseo de cortesía y el dormitorio de invitados, con su propio baño. Estos dos baños son los únicos espacios que no cuentan con luz natural, de ahí que se buscara potenciar la iluminación artificial reflejada en unos revestimientos de papel muy personales.

    En el aseo de cortesía, se optó por un estampado vegetal que destaca sobre la base blanca del arrimadero y el rodapié marmoleados. También se buscó el contraste con la grifería negra y, sobre todo, la originalidad del lavamanos cilíndrico ''con el que se atrevió la propietaria'', explica Raquel González.

    davidmontero

    Al baño del dormitorio de invitados se le dio un toque masculino que se percibe en la elección de las paredes y el pavimento en color negro, y un mueble de lavabo de líneas sencillas. Pero, sin duda, el foco se centra en el revestimiento de la pared frontal, un porcelánico en forma de nido de abeja y acabado de madera con relieve muy llamativo.

    davidmontero

    El salón-comedor, con acceso a la terraza principal, es la reina de la casa por dimensiones, ubicación y decoración. De esta última destaca, sobre una base ambiental neutra, una estudiada combinación de obras de arte, algunos llamativos toques de color y una cuidada selección de mobiliario para crear un conjunto ''con un rollo Art Déco, de tintes sesenteros'', afirma la interiorista.

    davidmontero

    Tras cruzar una puerta de doble hoja acristalada con palillero, el gran espacio rectangular respeta una tradicional distribución con el comedor a un lado y, al otro, el salón, ofreciendo dos ambientes claramente diferenciados. El comedor cuenta con una mesa, cuatro sillas y un aparador, frente a una obra mural de María Aztiria que es la que revitaliza cromáticamente esta zona.

    davidmontero
    davidmontero

    Las ligeras molduras toman de nuevo el protagonismo en las paredes del salón-comedor, incluyendo el fino baquetón del techo, potenciando el estilo clásico del espacio, al que se suman las cortinas de líneas tradicionales. En contraste, las luminarias tienen un papel más actual, tanto las de pie como los discretos apliques del techo. Y como modernos, los sistemas automatizados que sustituyen las persianas de todas las ventanas, combinando foscurit con screen, ya implementados por la constructora en un edificio rehabilitado como 'inteligente'.

    davidmontero
    davidmontero
    davidmontero

    Siguiendo el mismo patrón que la estancia desde la que se accede, la terraza se distribuye también en dos ambientes: una zona de estar con dos sofás, una gran sombrilla y una mesa de centro, y otra de comedor, compuesta de mesa y seis sillas, todo ello de la misma colección de mobiliario especialmente diseñado para exteriores. Las dimensiones abarcan toda la fachada frontal del edificio, con vistas al jardín con piscina comunitaria, ideal para los chapuzones veraniegos.

    davidmontero
    davidmontero

    Mención especial se merece el pavimento de la terraza, que combina un hormigón cementoso con unos listones porcelánicos en forma de cuadrícula de acabado madera. El contraste entre los muebles actuales y la fachada de piedra del edificio, con su rica ornamentación original, genera una visión muy cautivadora.

    davidmontero

    De vuelta al hall de la vivienda, pero en sentido opuesto al salón, se abre un pasillo vestido en una de las paredes con un distinguido papel azul oscuro con estampados dorados que combinan perfectamente con los apliques murales de la pared de enfrente, decorada con molduras. En su recorrido se sitúa un despacho presidido por una librería hecha a medida con espacios abiertos y cerrados y un escritorio de fibras naturales que aligera visualmente la envergadura de esta.

    davidmontero
    davidmontero

    En el otro extremo del piso se ha situado la suite que dispone de dormitorio, vestidor y baño completo. El dormitorio recibe muchísima luz natural gracias a la ventana y los accesos a las otras dos terrazas, dada su condición esquinera. De líneas sencillas, cabe destacar la incursión del color, especialmente del verde, a partir del cual se trazó un hilo conductor para con otros accesorios.

    davidmontero
    davidmontero

    A modo de detalle, Raquel González planteó en la pared del cabecero abrir un ventanal que conecta con el vestidor para ampliar visualmente el espacio de este, debido a sus dimensiones estrechas. Aun así, tanto la luminosidad como el color blanco predominante ya potencian una estética espaciosa y relajante.

    davidmontero

    En el baño de la suite destaca el mobiliario hecho a medida a partir de un diseño del estudio. La elección del pavimento en un mármol tipo mosaico en blanco y negro es el que determina el conjunto, ya que los muebles se presentan con esta combinación cromática. El armario que hay junto al lavabo doble sigue una línea muy tradicional, con una tela interior que recuerda a las viejas mallas de gallinero, aunque el vidrio con el aspa le aporta un toque de distinción sin igual.

    davidmontero
    davidmontero
    davidmontero

    El resultado combina sabiamente una estética clásica muy elegante con obras de arte y elementos actuales, tanto los que se ven como los que no, ya que la rehabilitación del edificio, aunque datado de 1918, ha incluido sistemas domóticos y de aerotermia, dando vida a un proyecto residencial con mucho carácter pero, a la vez, muy confortable en todos los sentidos. ¿Qué te ha parecido?

    Proyecto e información: Cortesía de Estudio de Interiorismo Raquel González. Estilismo: Cristina Rodríguez Goitia.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas