¿Que este apartamento tiene solo 50 m2? ¡Quién lo diría! 😱

Está claro que una distribución y un almacenaje bien pensados pueden marcar la diferencia. En este apartamento, además, la luz natural y la selección de materiales hacen que los espacios parezcan más amplios.

salón abierto de diseño moderno
Mobalpa

    Si vives en un piso pequeño, sabrás mejor que nadie lo importante que resulta aprovechar hasta el último metro cuadrado, sobre todo, en lo que a almacenaje se refiere. Pues prepárate para alucinar, porque este apartamento solo cuenta con 50 metros cuadrados, pero gracias a una (acertadísima) distribución, a la selección de materiales y a la luz natural, parece mucho más amplio.

    El equipo de Mobalpa se encargó de todo el proyecto, siendo la apertura de la cocina al salón una de las obras principales. La mayor dificultad que tuvieron que resolver fue la de idear el conjunto de las estancias en línea con el diseño de la cocina y optimizar la circulación, la iluminación y el espacio de almacenaje, además de responder a las expectativas del propietario en términos de sobriedad, sencillez, fluidez y naturalidad. El primer paso consistió en instalar una celosía de roble macizo en el recibidor, para delimitar el espacio entre el salón, la cocina y el dormitorio como elemento decorativo que aporta un toque cálido y acogedor.

    Mobalpa

    El punto de partida: una cocina minimalista

    Dado que la zona era reducida y no resultaba posible incluir una isla, se optó por una mesa alta circular que pudiese desplazarse y que sirviera, además, como mesa de comedor. Al mismo tiempo, los muebles de almacenaje altos con sistema basculante, los focos integrados y la campana encastrada, potenciaron la sensación de amplitud en la cocina. Por otro lado, para ahorrar espacio en el área de trabajo, se instaló una placa de inducción y un horno microondas.

    El toque decorativo de la cocina lo aportó el embaldosado de la gama Puzzle de Mutina, un diseño geométrico que resulta masculino y elegante a la vez.
    Mobalpa

    El equipo de diseño de Mobalpa planteó el modelo Melia blanco barnizado mate como hilo conductor en frontales de la cocina, en el salón, en el dormitorio y en el baño. Un efecto que otorga coherencia al conjunto de la vivienda.

    Mobalpa
    Mobalpa

    A continuación del mobiliario de la cocina, e integrado junto a los muebles bajos con cajones, se colocó un mueble de TV en el mismo acabado, pero en tonos beige que marcan el cambio de espacio hacia el salón.

    Mobalpa

    Elementos de separación a medida

    Adaptándose al requisito inicial del propietario –separar de alguna manera el salón del dormitorio, pero sin estar cerrado– el equipo de Mobalpa diseñó un módulo desestructurado con elementos tanto abiertos como cerrados, con detalles de madera y espacios de almacenaje funcionales sin tirador y orientados al salón. A modo de pantalla, esta estructura diferencia visualmente el salón del dormitorio, dejando pasar la luz hacia el dormitorio y el baño.

    Mobalpa
    Mobalpa
    Mobalpa
    Mobalpa
    Mobalpa

    Un diseño que llega hasta el cuarto de baño

    Tras el vestidor de la habitación, el baño, perfectamente equipado, cumple todas las expectativas. Plato de ducha a ras de suelo, mueble de lavabo con cajones del mismo color beige del mueble de la TV, y armarios de suelo a techo en el mismo color blanco barnizado mate de la cocina, el salón y el dormitorio.

    Mobalpa
    La grifería del lavabo se escogió en un delicado color cobre que aporta un toque de elegancia a las líneas depuradas del cuarto de baño.
    Mobalpa
    Mobalpa
    Mobalpa

    Proyecto e información: Cortesía de Mobalpa.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas