Buscaban una vivienda, y encontraron un remanso de calidez y confort

Las arquitectas se encargaron de todo el proceso, desde la búsqueda del piso hasta su posterior reforma y decoración.

salón moderno con sofá con chaise longue blanco, mesas nido, butaca de madera y alfombra con patrón geométrico
Lupe Clemente

    Comprar una casa y planificar su reforma y posterior decoración puede suponer una odisea para muchas personas, pero si cuentas con el apoyo y asesoramiento de un estudio de arquitectura durante todo el proceso, el estrés da paso a la tranquilidad. Eso es justo lo que les ocurrió a los propietarios de este piso de 135 metros cuadrados. El proyecto, llevado a cabo por las arquitectas Marta Pilar y Fátima –fundadoras de Estudio Caliza–, abarcó todos los pasos: asesorar al cliente de principio a fin en la búsqueda y compra de la vivienda, elaborar el proyecto de reforma, realizar la obra y diseñar el interiorismo.

    Ubicada en una urbanización con zonas ajardinadas, la vivienda se encuentra en el barrio de La Piovera –a las afueras de Madrid–, conocido en los años setenta como el ''barrio de los pilotos'', por ser la zona elegida por muchos pilotos y azafatas para afincarse. ''Buscábamos una vivienda que principalmente nos permitiera crear un espacio abierto, flexible, que se adaptara bien a diferentes celebraciones familiares y que, sobre todo, resultara cálido, hogareño y sumamente cómodo en el día a día. En definitiva, necesitábamos diseñar un centro neurálgico para la familia, donde compartir momentos juntos y, al mismo tiempo, donde cada miembro encontrara su independencia en un rincón diferente. Esa fue la principal premisa del proyecto'', explican Marta Pilar y Fátima.

    A pesar de haber sido construido a comienzos de los setenta y no haberse actualizado en casi 50 años, el piso escondía un gran potencial que las arquitectas lograron ver desde el principio. ''Sencillamente, era un lienzo en blanco con grandes cualidades que nos permitiría diseñar el hogar que estábamos imaginando'', afirman. ¿Nos acompañas a verlo estancia por estancia?

    Lupe Clemente

    Todo el piso gira en torno a un elemento, un prisma de madera de nogal de suelo a techo que permite crear conexiones visuales desde todos los rincones, a la vez que otorga cierta privacidad en determinadas zonas, sin bloquear nunca la entrada de luz que inunda cada espacio. ''Este prisma está pensado para que podamos circular alrededor de él y distribuir con sutileza y fluidez el espacio, manteniendo su unidad. Al mismo tiempo, este volumen da servicio a cada zona: en la parte más próxima al acceso dispone de almacenamiento, donde encontramos un armario con perchero y una zona de bancada y zapatero; al fondo, hacia la vinoteca, alberga un office de desayuno y almacenamiento; en la parte que da a la cocina, podemos encontrar todos los electrodomésticos integrados junto con más almacenamiento'', cuentan Marta Pilar y Fátima.

    Lupe Clemente
    Lupe Clemente

    La madera de nogal es el material por excelencia de todo el proyecto. Su elegancia y naturalidad resaltan gracias a la elección de una base neutra y cálida: el blanco del lacado, un microcemento en tonos tierra claros, la madera sutil en el suelo y un porcelánico de base en gama de grises con una beta rojiza de gran personalidad. ''Lo empleamos de diferentes formas según las necesidades: para generar elementos separadores mediante lamas fijas y puertas correderas, para envolver el prisma que nos distribuye las zonas comunes; para destacar elementos principales como la isla y la vinoteca. Además, este material se reinventa para introducirse en la vivienda de manera muy sofisticada, con ritmos de palillería estudiados, que aporten belleza y frescura al diseño'', concluyen.

    Mobiliario de cocina, diseño a medida por Estudio Caliza, fabricada por La Cuisine. Piedra de cocina, de Neolith, modelo Himalaya Crystal Ultra Soft. Taburetes, de The Massie. Lámpara sobre isla, de Targetti.
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente

    Respecto a la iluminación, el objetivo era teatralizar los ambientes y provocar sensaciones. Durante la noche, la luz transforma los espacios a través de la sutileza de la iluminación italiana de la firma Targetti, que junto con el juego estudiado de luces indirectas, aporta ligereza a los volúmenes y produce sensaciones de calidez, serenidad y distinción.

    Sillas y mesa, de Kenay Home. Lámpara Louis Poulsen PH5 edición especial Cooper.
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente

    El salón cuenta con un conjunto de mueble a medida para TV y chimenea eléctrica forrada en el porcelánico de la cocina, todo ello respaldado por unas lamas de nogal de suelo a techo que lo separan sutilmente del comedor.

    Sofá Company, de Colección Alano. Cojines del salón y alfombra, de Kilombo Rugs. Butaca de roble, de Westwing. Cortinas, estores y cojines, de Telas La Tonelada. Lámpara de la mesita, de Aromas del Campo. Lámpara de pared, de Oliva Iluminación. Juego de mesas de centro y auxiliares en forja y mármol, diseñadas a medida por Estudio Caliza.
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Sofá y maceteros, de Kave Home. Persianas enrollables, de El Corte Inglés.
    Lupe Clemente

    A través de una puerta corredera de gran formato de lamas de nogal, donde se ha cuidado el más mínimo detalle, ocultando cualquier tipo de guía o canal de apertura, accedemos al área privada de la vivienda.

    Lupe Clemente

    El baño de los niños es al mismo tiempo el de invitados, y cuenta con un espejo de suelo a techo que refleja y parece duplicar el espacio. En la pared, un papel pintado inspirado en una selva frondosa que esconde monos en sus ramas, otorga un divertido toque para los más pequeños de la casa.

    Papel pintado, de Coordonné.
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Silla de escritorio, de IKEA. Cama, de Kenay Home. Armarios y escritorio, diseño a medida por Estudio Caliza.
    Lupe Clemente
    Cama, de Moblebo. Armarios y escritorio, diseño a medida por Estudio Caliza.
    Lupe Clemente
    La suite principal conecta baño, vestidor y dormitorio a través de la luz natural.
    Mesita de mármol y cama, de The Masie. Cuadros, de Yellow Korner.
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    Lupe Clemente
    El microcemento hace que contrasten la grifería negra y la piedra de color grafito. De nuevo, las luces indirectas juegan un papel fundamental llamando a la calma.
    Lavabo, de Neolith, modelo Krater.
    Lupe Clemente
    En la suite de invitados, las arquitectas buscaron la sencillez y delicadeza en todos los elementos para generar una sensación hogareña.

    Apliques de pared, de Aromas del Campo. Cabecero, de Sklum. Cuadro, de Yellow Korner. Cama y escritorio, de Maisons du Monde.
    Lupe Clemente

    Azulejos WOW, Mud y Stripes. Lavabo suspendido de Solidsurface, Giro.
    Lupe Clemente

    ¡El resultado habla por sí solo!

    Proyecto de arquitectura e interiorismo y ejecución de la obra: Estudio Caliza. Estilismo: Pilar Perea. Fotografía: Lupe Clemente.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas