Este loft industrial tiene un patio que relaja con solo verlo

Se encuentra en la planta baja de una finca del barrio de Gracia en Barcelona y es el hogar de una pareja con un bebé.

salón industrial con paredes de ladrillo visto
Sandra Rojo

    Hoy te invitamos a conocer el estilo de vida un tanto inusual de una joven pareja de padres primerizos. Y cuando decimos inusual es porque, desde luego, vivir en un loft de estilo industrial en el barrio de Gracia, no es lo que se podría considerar como típico. ''Somos conscientes de que esta propuesta no es apta para todos los públicos'', explican desde Coblonal Interiorismo, el estudio encargado de reformar esta vivienda que originariamente era oscura y desangelada para convertirla en un espacio singular, brillante, acogedor y lleno de encanto.

    Situada en la planta baja de una finca, la vivienda únicamente ventila y recibe luz desde las fachadas frontal y trasera. Estos condicionantes, más los propios de la disposición de acometidas, bajantes y elementos estructurales, han supuesto un reto a la hora de pensar la mejor distribución. Veamos el paso a paso.

    Sandra Rojo

    Mobiliario que distribuye el espacio

    La clave del proyecto es una gran pieza de mobiliario, diseñada a medida por el estudio, que funciona como el eje central de la vivienda. Es un conjunto de mobiliario a media altura acabado en madera de roble.

    Sandra Rojo

    En su interior se esconden los pilares estructurales del edificio y un pequeño espacio con almacenaje habilitado para hacer la colada. Asimismo, ofrece continuidad visual y estética al conjunto y divide la vivienda en dos grandes zonas: la de día y la de noche, que quedan conectadas por un pequeño pasillo.

    Sandra Rojo

    Una cocina de estilo industrial que abre paso

    La entrada desde la calle nos lleva directamente a la cocina que, en gris y acero inoxidable, sigue el estilo de carácter industrial presente en toda la vivienda. La isla central cuenta con placa de inducción con extracción incorporada y ofrece una amplia superficie para cocinar, grandes cajones y una pequeña vinoteca.

    Sandra Rojo

    La cocina se completa con un módulo que incluye el friegaplatos, más almacenamiento, horno, microondas y una nevera estilo retro de la firma Smeg en color rojo que contrasta con el acero inoxidable del mobiliario.

    Sandra Rojo

    Una gran mesa de comedor polivalente

    El comedor dispone de una gran mesa de madera con estructura de hierro negro que, además de albergar las comidas cotidianas y celebraciones, sirve para realizar pequeñas reuniones, ya sean de carácter lúdico o laboral, comiendo o trabajando con el ordenador o revisando papeleo.

    Sandra Rojo

    La estantería del módulo central sirve a la vez para almacenar y exhibir la maravillosa colección de piezas curiosas de la familia.

    Sandra Rojo

    Una base en bruto en contraste con el mobiliario

    Si miramos al techo, descubrimos las vigas traveseras características de la bóveda catalana, reforzadas por un entramado de vigas de hierro que aseguran la estructura del edificio y permiten disfrutar de amplios espacios abiertos, prescindiendo de los tabiques preexistentes. De acuerdo con la búsqueda de cierta estética industrial, Coblonal Interiorismo ha optado por dejar conductos e instalaciones vistas, incluso el aparato del aire acondicionado.

    En conjunto, con los pilares y paredes de ladrillo visto, los techos ofrecen una base en bruto que contrasta con el acabado de los volúmenes de carpintería y mobiliario, definidos por formas más limpias.

    Sandra Rojo

    Una zona de estar en el interior y otra en el exterior

    La zona de estar se encuentra duplicada en interior y exterior, en una interacción continua entre ambos espacios gracias a las grandes puertas deslizantes de cristal. En la parte interior, destaca la continuación del módulo de mobiliario central. Esta vez con una disposición especialmente pensada para albergar el equipamiento audiovisual y la apertura que precede la zona de noche.

    Sandra Rojo
    Sandra Rojo
    Sandra Rojo

    En el exterior, se ha sacado el máximo provecho al patio de luces. Dado que la altura de la finca no es muy generosa, el espacio recibe la claridad suficiente para que las plantas puedan sobrevivir en buenas condiciones. Esta zona, que actúa como una extensión natural del salón, cuenta un mobiliario y unos colores que encajan a la perfección con el entorno, donde las plantas marcan el contraste. A su vez, las bombillas colgantes aportan calidez y aspecto festivo al conjunto.

    Sandra Rojo

    Una bañera exenta en el dormitorio

    El patio conecta con la zona de noche. Para el dormitorio principal, el estudio se ha inspirado en la suite de un hotel, por su exuberancia y singularidad. Dispone de un baño que queda en el volumen de mobiliario central y de un generoso vestidor abierto con tres módulos. La pieza clave es la bañera exenta.

    Sandra Rojo
    Sandra Rojo
    Sandra Rojo

    Al otro lado de la bañera, encontramos un par de rincones fantásticos. Por un lado, una bancada empotrada en la pared de ladrillos vistos que queda iluminada. Por otro lado, junto al ventanal, se ha diseñado un punto de trabajo singular, aislado de la actividad del resto de la casa y encarado a una gran pieza de cristal.

    Sandra Rojo
    Sandra Rojo
    Sandra Rojo
    Sandra Rojo

    Un paso lleno de libros

    Una gran librería a ambos lados nos hace olvidar lo tedioso que tienen los pasillos, a favor de un espacio amenizado por una variada biblioteca y un conjunto de recuerdos de aquí y de allá, representativos de la familia que habita la casa.

    Sandra Rojo
    Sandra Rojo
    Sandra Rojo

    El segundo baño de la vivienda se emplaza en este paso lleno de libros. Se concreta en un conjunto en el que destacan las baldosas hexagonales con el bordillo marrón de las paredes. Estas contrastan con el suelo de hormigón en tono gris claro y el mobiliario en madera con el sobre negro.

    Sandra Rojo
    Sandra Rojo

    Un dormitorio infantil polivalente

    La habitación infantil es lo suficientemente ancha para cumplir las funciones de dormitorio, sala de juegos y permitirá evolucionar en el futuro a una zona de estudio. Coblonal Interiorismo ha escogido para este espacio una puerta deslizante porque deja aprovechar al máximo el espacio disponible.

    El papel pintado con tonalidades petróleo contrasta con el tapizado amarillo de las butacas.
    Sandra Rojo

    El mobiliario, los textiles e incluso los juguetes acaban generando un espacio muy acogedor que contrasta con las paredes de ladrillo visto. ''Aquí, las fieras feroces del papel pintado, más que asustar, hacen volar la imaginación a mundos mágicos y aventuras'', concluyen desde el estudio.

    Sandra Rojo
    Coblonal Interiorismo

    Proyecto e información: Cortesía de Coblonal Interiorismo.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas