Este apartamento de 83 m2 ha ganado luz y calidez tras la reforma

La distribución original, típica de la época de construcción del edificio, contaba con pasillos largos y numerosas compartimentaciones, así que el proyecto de reforma se centró en ganar luz y espacio.

salóncomedorcocina decorado con madera y estilo moderno
Mercè Gost

¿Crees en los milagros? Al menos, en los que a decoración se refieren. No hace falta que respondas ahora, porque seguro que tras ver este proyecto de reforma e interiorismo, ¡la respuesta es sí! Y es que el estudio Espais Anna Marsal ha conseguido dotar de iluminación natural este pequeño apartamento ubicado en Igualada, que contaba con tan solo dos ventanas al exterior.

La vivienda original se encuentra en un edificio de 1961 en el corazón de la ciudad. ¿El problema? Que los interiores eran muy oscuros debido a la distribución típica de la época, con pasillos largos y muchas compartimentaciones. Por ello, la nueva distribución apostó por ocupar la zona orientada al sol con un gran área de día diáfana con la cocina, el comedor, el salón y un rincón habilitado como despacho.

La zona interior se reservó para la noche, con dos habitaciones ventiladas a través de los patios exteriores, un dormitorio principal con vestidor y un baño.

Lograr una buena eficiencia energética también fue imprescindible en la intervención.

Mercè Gost

En cuanto a los materiales, se eligieron acabados y tonalidades que trasmiten confort y calidez, como la madera. ''Hemos buscado la unidad del espacio a través del uso de pocos materiales'', afirman desde Espais Anna Marsal.

Mercè Gost
Mercè Gost

Separar los ambientes con maestría

Para romper la longitudinalidad de la planta se creó un panelado de roble que recorre todas las partes públicas de la vivienda, dejando un dintel blanco conectado al falso techo para dar una sensación de vertical más amplia.

Este friso de madera que se despliega a lo largo de la planta con el objetivo de recoger las diferentes puertas, y así proporcionar equilibrio horizontal, desemboca en el área del comedor generando una zona de teletrabajo.

Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost

Soluciones de espacio: Un cabecero de obra

El dormitorio principal cuenta con un cabecero de obra muy funcional y coqueto con una repisa de madera. Esta zona se decoró con un elegante papel pintado en color beige, aportando luminosidad y elegancia al espacio.

Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost
Mercè Gost

El empleo de la madera, la apertura de los espacios y una decoración moderna con tintes minimalistas han sido claves en este asombroso proyecto.

Proyecto e información: Cortesía de Espais Anna Marsal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas