La diversión y la imaginación campan a sus anchas en este dúplex

Con decirte que hasta hay una cancha de baloncesto y que la habitación infantil está inspirada en Escher...

salón de diseño moderno con chimenea, sofá de terciopelo azul y columpio de ratán
Hervé Goluza

Cuando el estudio de interiorismo Space Factory recibió este encargo, la cosa estaba clara: no iba a tratarse de un proyecto al uso. Los propietarios —una joven familia con niños—, querían un hogar único en el que pudieran dar rienda suelta a sus pasiones y reunirse con amigos y familiares en un entorno tranquilo.

La vivienda tipo dúplex cuenta con 260 m2 y había sido el estudio de un artista.

Con más de treinta ventanas (que se dice pronto), el dúplex gozaba de infinitas ventajas, como el espacio y la luz natural, pero faltaba lo más importante: definir el concepto del proyecto de interiorismo. Desde el estudio Space Factory se preguntaron... ''¿Y si imaginamos un hogar donde los fines de semana sean eternos? Un lugar mágico para volver a la infancia con los hijos. Un lugar para divertirse, pero también para disfrutar de la vida contemplativa. Un lugar para pasar el rato y desconectar como en los fines de semana.''. Dicho y hecho, el dúplex se transformó en una suerte de parque de atracciones, con ambientes rebosantes de color pero a su vez relajantes.

Nada más entrar a la vivienda, nos encontramos con una ''caja'' de color verde que enmarca el recibidor y nos da pistas de lo que acontece en el interior, es decir, colorido y alegría por doquier.

Hervé Goluza

El salón se diseñó con concepto abierto, integrando la cocina a través de una elegante cristalera. Para acentuar la ubicación de la chimenea, esta columna se pintó en color azul, separando la estancia en dos secciones geométricas.

Hervé Goluza
Hervé Goluza
Junto al sofá rinconera de terciopelo azul, se situó un columpio de ratán y otro sofá de terciopelo rosa.
Hervé Goluza
Hervé Goluza
banco de obra en l con azulejos blancos y colchoncillos de terciopelo verde
Hervé Goluza
banco de obra en l con azulejos blancos y colchoncillos de terciopelo verde
Hervé Goluza
Hervé Goluza
Hervé Goluza
Hervé Goluza
Hervé Goluza
Hervé Goluza
Hervé Goluza
La habitación infantil nos transporta a un bosque con cabañas de madera, inspiradas en la icónica obra Staircase House de Escher. ¡Nos chifla!

Hervé Goluza

Hervé Goluza
Hervé Goluza

Continuando con la misma estética de fantasía, el baño de los peques exhibe un precioso papel pintado con la ilustración de un bosque. En la zona inferior se dispuso un revestimiento de azulejos tipo panal de abeja en color rosa.

Hervé Goluza
Hervé Goluza

La suite principal se asemeja a una burbuja, fíjate en las lámparas de techo y en la suavidad del terciopelo del cabecero y el rosa empolvado del armario.

Hervé Goluza
Hervé Goluza
Para añadir contraste, el baño se diseñó con un mosaico en blanco y negro inspirado en los balnearios.
Hervé Goluza

Llegamos a la cancha de baloncesto, una original habitación que también actúa como sala de juegos, de música y, en general, como una estancia dedicada a todo tipo de actividades para hacer en familia. Si tienes espacio, es una idea estupenda.

Hervé Goluza

El despacho, moderno y romántico, incluye una zona de asientos y es ideal para trabajar, leer o tomar el té.
Hervé Goluza
Hervé Goluza

¿Verdad que es una de las casas más originales que has visto jamás?

Proyecto e información: Cortesía de Space Factory.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas