Un elegante y cálido loft de diseño rústico e industrial

Las paredes de ladrillo visto pintadas de blanco y las vigas de madera componen el perfecto background en esta vivienda.

loft de diseño rústico e industrial
PAVEL BENDOV

Ubicado en Brooklyn, este fabuloso loft neoyorquino diseñado por la interiorista Rebecca Robertson parece sacado de una película hipster. Con solo un dormitorio, la vivienda responde a las necesidades de la vida moderna: espacios fluidos, funcionalidad y estética cuidada. Como es habitual en esta zona, el loft se encuentra en una antigua fábrica que data del año 1891. Para realizar un merecido homenaje a la historia del edificio, Rebecca conservó muchos de los elementos originales, como las paredes de ladrillo visto y las vigas de madera. Las primeras se pintaron en color blanco para crear unos ambientes más luminosos, a juego con la decoración de estilo rústico e industrial en tonos neutros y cálidos, aderezada por las piezas de diseño contemporáneo.

PAVEL BENDOV
Los cortes rectos, como los que dan forma a las mesas auxiliares de mármol negro, son clave en el interiorismo y conciben ambientes muy limpios a nivel visual.
PAVEL BENDOV
PAVEL BENDOV

En cuanto a la distribución, como no podía ser de otra forma al tratarse de un loft, la cocina queda integrada en el salón-comedor, caracterizada por las líneas limpias y minimalistas, con una gran isla central realizada en madera y situada frente a la mesa del comedor.

PAVEL BENDOV

El comedor se planteó como una zona diseñada para recibir a los invitados, así que se eligió una mesa alargada de madera y corte rústico. Para aprovechar más el espacio, la interiorista optó por un banco a juego con la mesa, y el look se completó con unas sillas con asientos de fibras que aportan un toque de frescor muy acertado. Además, el espejo redondo duplica la luminosidad y el espacio.

PAVEL BENDOV

En el dormitorio, la cama de madera es la protagonista, ubicada frente a un aparador de diseño mid-century acorde a la estética del loft.

La fotografía de la duna sobre el cabecero potencia el relax de la estancia.
PAVEL BENDOV
PAVEL BENDOV

A pesar de los pocos metros cuadrados, el loft parece mucho más amplio gracias al open plan, a los grandes ventanales y la gama cromática de tonos neutros y luminosos. ¿Te animas a copiar el look? ¡No hace falta que vivas en Brooklyn! 😜

Proyecto e información: Cortesía de Rebecca Robertson Interiors.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas