De casa hortera a casa moderna en Londres y sostenible tras una reforma total

¡Cuando veas las fotos del antes empezarás a creer en los milagros! 😱 Sin duda, una de las reformas más impactantes que han pasado por nuestra revista.

casa con jardín
Jim Stephenson

Los años ochenta fueron estupendos: Cindy Lauper lo petaba, el aerobic era el fitness del momento, y personajes como E.T. o Los Goonies protagonizaban las películas más taquilleras. Sin embargo, y aunque recordemos con nostalgia aquella década, tener una casa anclada en los ochenta no resulta muy atractivo a día de hoy. El propietario de esta vivienda de 76 m2 con jardín en Londres lo tenía claro, por eso se puso en contacto con los arquitectos de VATRAA. ¿El objetivo? Realizar una reforma integral y un cambio radical en la casa.

La premisa era mantener una apariencia discreta en el exterior, optimizando el espacio interior y creando una atmósfera cálida y acogedora, adaptada a las necesidades de la era moderna. El proyecto incluyó un diseño de interiores que aboga por el minimalismo y el estilo más contemporáneo, siempre con la vista puesta en la funcionalidad (al fin y al cabo, se trata de una casa pequeñita).

Respetando la fachada en todo momento, los arquitectos decidieron abrir el interior a los dos jardines de la finca. En la parte frontal instalaron una ventana cuadrada y amplia para enmarcar las vistas al jardín, y en la fachada trasera tan solo reemplazaron las antiguas ventanas con marcos de guillotina.

Jim Stephenson
Jim Stephenson
Aunque parten de un plan abierto, las estancias quedan perfectamente definidas.

Jim Stephenson

Jim Stephenson

Las vigas estructurales originales se dejaron expuestas para homenajear al espíritu de la antigua casa, aportando autenticidad y dando forma a un fabuloso techo de 2,4 metros de altura.

Jim Stephenson
Jim Stephenson

Para resaltar las cualidades del espacio, la luz y las texturas, tan solo se emplearon tres materiales complementarios: las vigas del techo pintadas de blanco y los suelos de roble encalado se unificaron mediante un acabado en yeso que potencia la presencia de la luz natural.

Jim Stephenson
Los muebles de roble macizo diseñados por VATRAA dan vida al salón y al comedor.
Jim Stephenson
La cocina y el comedor quedaron articulados por una gran despensa ubicada en ángulo para cumplir con los requisitos espaciales.
Jim Stephenson
El yeso, aplicado con habilidad y cuidado extra para lograr una superficie reflectante, eliminó la necesidad de pintura y ahorró costos y recursos.
Jim Stephenson
Jim Stephenson
Jim Stephenson

Este material genera un fondo cálido perfecto para exhibir las piezas de arte al tiempo que permite que la atmósfera general cambie en presencia de la luz natural: bajo la luz del sol el espacio se ve vibrante y cálido, mientras que bajo un clima nublado se vuelve reflectante y consigue que el estrecho hueco de la escalera de 80 cm parezca más ancho.

Jim Stephenson

Para mantener el enfoque en la belleza de la luz natural, las vistas y los materiales, los arquitectos decidieron seguir un estilo minimalista.

Jim Stephenson

En la segunda planta, las paredes blancas y los detalles minimalistas protagonizan los dormitorios, creando una atmósfera neutra que contrasta con la vibrante zona de día.

Jim Stephenson

El baño de esta planta se situó encima del tanque de agua para ganar un suelo cálido y sostenible, sin necesidad de un sistema de calefacción por suelo radiante.

Jim Stephenson

Jim Stephenson

ASÍ ERA ANTES DE LA REFORMA

VATRAA
VATRAA
VATRAA

Proyecto e información: Cortesía de VATRAA.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo