Como somos fieles creyentes de que el espacio no está reñido con el estilo y la comodidad, no hemos podido resistirnos a enseñarte esta monada de estudio de aires nórdicos y vintage. Ideal para estudiantes, singles o parejas, la vivienda se distribuye en tres estancias: una zona de estar con dormitorio integrado, una cocina con office y un baño. ¿Quién necesita más para vivir con total confort?

Con el objetivo de concebir una comunicación fluida entre los distintos ambientes, la única habitación que cuenta con puerta es el baño. La zona de estar, que viene a ser la estancia principal, se decoró siguiendo un estilo nórdico con tintes provenzales. Al fondo, un sofá y una mesa de centro se sitúan frente a una consola envejecida y una butaca que se puede utilizar como escritorio.

Alvhem

En la esquina, sobre una silla nórdica blanca, una pequeña cuerda permite tender la ropa recién lavada (curioso, ¿verdad?). Para gozar de mayor privacidad, la cama se ubicó al principio de la habitación pegada a la pared. En el techo, una lámpara con formas de pétalos pone el toque de dulzura final.

Alvhem
Alvhem
Alvhem
Alvhem

La cocina, muy luminosa y con mobiliario en blanco, dispone de un coqueto office de estilo campestre. Esta pared se revistió con un papel pintado botánico que añade grandes dosis de encanto mientras ayuda a diferenciar las distintas áreas.

Alvhem
Alvhem
Alvhem
Alvhem

Alvhem
Alvhem
Alvhem

El baño, con azulejos blancos en las paredes y negros en el suelo, incluye una pequeña ducha con mampara abatible, dado su escaso tamaño. ¿No te parece un estudio perfecto para independizarte? ¡A nosotros nos encanta!

Alvhem

Información: Alvhem.