¿Pensando en comprar tu primer pisito? Si eres fan de las grandes ciudades como Barcelona, no pierdas detalle de este pequeño apartamento de 40 m2 ubicado en el Putxet, uno de los barrios residencias por excelencia. Situada en la cuarta planta de una finca moderna, con una estructura de pilares y jácenas, esta vivienda interior y con ausencia de patios, goza únicamente de una fachada con dos grandes ventanales y un balcón que oxigena el conjunto.

Con el objetivo de maximizar la entrada de luz natural y sacarle todo el partido al espacio, el equipo de arquitectos de Allaround Lab decidió distribuir los ambientes mediante un eje transversal que integra el acceso, las zonas húmedas y el almacenamiento, liberando todo el espacio posible en la fachada donde se encuentran la sala de estar y el dormitorio. Además, este eje potencia la perspectiva y las conexiones visuales entre los diferentes ambientes, dotándolos de continuidad a la vez que los distintos usos se flexibilizan gracias a las tres puertas correderas y pivotantes, pudiendo compartir el espacio hasta 4 personas.

En cuanto al interiorismo, se decantaron por una decoración de estilo nórdico que juega con tres tonalidades presentes en diversas texturas y materiales: blanco, gris y negro. Todas ellas adquieren calidez mediante una cuidada selección de plantas y mobiliario de madera con guiños vintage.

José Hevia

Otra clave para ganar luminosidad y sensación de amplitud en espacios interiores, es el uso de espejos que esconden las zonas de almacenaje y la lavandería.

José Hevia
José Hevia
José Hevia

Destacan piezas icónicas del diseño nórdico y moderno, como la estantería String Pocket o la mítica lámpara Cesta de Miguel Milá, ambas en el salón.

José Hevia
José Hevia
José Hevia

Las diferentes alturas en techos y pavimentos cuentan con diversos acabados generando ambientes específicos, pero todos ellos conectados.

José Hevia
José Hevia
José Hevia
José Hevia
José Hevia

Proyecto de arquitectura e información: Allaround Lab.