Esta vivienda poco o nada tiene que ver con el piso con el que se encontró el equipo de Con mucho gusto by Jessica Zueras. Sus propietarios, un matrimonio con dos hijas, confiaron a este estudio de interiorismo la reforma integral de su casa.

El piso estaba compartimentado en infinitas estancias con pasillos que desaprovechaban los metros. El objetivo fue crear una zona de día cómoda para compartir momentos familiares o con amigos, y otra de noche. Además de amplitud, había que potenciar la luminosidad, lo que condicionó la elección de materiales y revestimientos. Se optó por un fondo de paredes blancas que, en ciertas estancias, se alternaron con frentes de papel pintado y de azulejos, y en el suelo se colocó una tarima de madera clara.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

ZONA DE DÍA. Se prescindió del recibidor para cederle sus metros al salón, de manera que ahora la casa se abre directamente a una amplia área social, con estar y comedor. La cocina es otro de los espacios preferidos de la familia para reunirse. Así que, se diseñó una gran estancia con una península que organiza el espacio y crea dos zonas independientes: una de trabajo y cocción, en forma de "U", y otra de comedor.

La reforma de esta vivienda permitió ganar un amplio y cómodo salón, donde la familia comparte muchos momentos.

ZONA DE NOCHE. En la zona privada están los dormitorios que, al tirar tabiques y acortar pasillos, también ganaron metros útiles. Aún así, para optimizar el espacio, se decoraron con muebles y soluciones de almacenaje a medida. Los dos baños de la casa se renovaron por completo.

Echa un vistazo a todas las fotos de la vivienda.

A modo de recibidor...

Un retranqueo en la pared fue suficiente para crear una zona de recibidor. Este rincón se aprovechó con un par de baldas en la pared y un banco a medida con capacidad de almacén.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

Cocina en forma de U

Hugo Ferrer y Vega Mayor
Una península permite separar la cocina propiamente dicha de la zona de comedor.
La mesa de comedor, diseñada por el estudio Con mucho gusto by Jessica Zueras, se acompañó de dos sillas y un banco. Los azulejos son de Equipe Cerámicas, y el papel pintado de la firma Harlequin, que distribuye Pepe Peñalver.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

El banco, apoyado en la pared, se completó con varios cojines en el respaldo.

El uso de distintos revestimientos en las paredes contribuye a delimitar visualmente los ambientes.

El salón es el centro de reunión

La zona de estar, ubicada en la parte más luminosa, se decoró con un gran sofá con chaise-longue. Cuadros, de María Miralles.
Hugo Ferrer y Vega Mayor
Una alfombra, en los mismos tonos de la decoración, encuadra la zona de estar.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

Un dormitorio fresco y juvenil

Hugo Ferrer y Vega Mayor

La habitación juvenil se decoró con muebles a medida para rentabilizar el espacio y ganar almacenaje. La pared de la ventana se aprovechó con un tablero, que va de lado a lado y hace las veces de cabecero.

Las zonas de descanso y de estudio se distribuyeron en "L" para disponer de espacio libre.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

Distintos tonos de verde y pinceladas de color rosa a través de detalles y complementos textiles, destacan sobre el blanco dominante.

La pared de la cama se cubrió con un papel pintado de Coordonné. La ropa de cama es de El Corte Inglés y Zara Home.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

El dormitorio principal, el la misma línea

Papel pintado, de Cole&Son.
Hugo Ferrer y Vega Mayor
En el dormitorio principal se mantiene una continuidad visual con el resto de la casa, no solo cromática, sino también de materiales.

El dormitorio principal cuenta con armarios empotrados en dos paredes. Para aligerar su peso visual, las puertas se eligieron en color blanco, sin tiradores y con perfiles de madera que aportan un plus de estilo.

Hugo Ferrer y Vega Mayor

El baño, pequeño pero resultón

En este baño, una de las paredes se revistió con azulejos decorados. Sus diferentes motivos forman un atractivo collage que combina con los tonos neutros del suelo, del mueble del lavabo y del frente de la ducha.
Hugo Ferrer y Vega Mayor

Plano de la vivienda

Tras una reforma integral, la vivienda se organiza en dos zonas. La de día, diseñada para compartir en familia, con espacios amplios y luminosos; y la de noche, con tres dormitorios y dos baños.
Hearst Infografía

Realización: Non Mucho Gusto by Jessica Zueras.