Los propietarios de esta luminosa casa de fachada encalada de Moraira, en Alicante, tuvieron suerte por partida doble. La primera fue descubrirla y la segunda, encontrar a quien la reformaría y decoraría con acierto. Confiaron el proyecto en las manos expertas del arquitecto Joaquín Lloret y de la interiorista Jessica Bataille, ambos con una dilatada experiencia en casas y villas de la costa alicantina. Según recuerda Jessica, “los propietarios buscaban una segunda residencia para disfrutar del clima de la Costa Blanca y el estilo de vida mediterráneo. Se enamoraron de la ubicación de Bahía del Sol, en la playa de El Portet de Moraira, y con vistas infinitas a la costa y el Peñón de Ifach. Además, les encantó la cercanía del puerto, que les permite salir a navegar regularmente, una de sus aficiones”. La ubicación de la vivienda “situada justo encima del mar” era perfecta, pero “para darle una segunda vida y adaptarla a sus necesidades decidieron realizar una reforma integral de la casa”.

“Los amaneceres desde la terraza son un disfrute para todos los sentidos”, nos comenta la interiorista Jessica Bataille, encargada de la decoración de esta casa tras el proyecto de reforma de interior llevado a cabo por el arquitecto Joaquín Lloret. Con vela de sombra para protegerse del calor, se alza como un mirador espectacular hacia el mar y el peñón de Ifach.

Gonzalo Moreno

“Las ondulaciones irregulares, curvas y recodos son una característica de la típica arquitectura mediterránea. Estas construcciones potencian visualmente la idea de integración en el entorno. El acabado a la cal de las paredes refleja una vuelta a los orígenes. Además, este material es natural y sostenible”, explica Bataille.

Sofá de Tine K Home, realizado en bambú. Escalera, de Let’s Pause.
Gonzalo Moreno

Salón con aires de chill out

Gonzalo Moreno

Las paredes curvas crean un espacio envolvente y más acogedor en el salón, decorado con un sofá de mullidos almohadones a ras del suelo, que invita a relajarse. Las pinceladas en negro y gris oscuro aportan al ambiente un aire más contemporáneo.

El mix de patrones en cojines y alfombra dinamiza y anima la decoración. “Todos los muebles auxiliares del salón son de maderas naturales, lo menos tratadas posible, lo que da calidez al ambiente”, afirma la interiorista. “La iluminación se basa en tejas de barro pintadas en el mismo tono que la pared para dar continuidad y ligereza al espacio”.

Sofá, de la firma Denzzo. Mesas, de HK Living. Lámpara de pie, de Thai Natura. La alfombra es de Tine K Home.
Gonzalo Moreno

Comedor con vistas

Banco, de Viva La Fusta. Todos los detalles deco son de Sea&Sand.
Gonzalo Moreno

“Para poder disfrutar de este espacio tanto en verano como en invierno, se ha apostado por un cerramiento de cortina plegable de cristal, que nos concede un espacio versátil sin incidir en el conjunto visual”, apunta Jessica.

Sillas, de Crisal. Lámpara trenzada, de Tine K Home. La mesa se adquirió en Bali.
Gonzalo Moreno

La fusión del interior con el exterior mediante un cerramiento acristalado consigue ese doble objetivo en el comedor. La luminosidad es completa y con el frente transparente se prolonga la profundidad y se consigue ampliar visualmente el espacio.

Gonzalo Moreno

“Las paredes de cristal potencian esa conexión del interior con el exterior y aumentan el protagonismo del mar”, nos cuenta la decoradora Jessica Bataille que, bajo estas líneas, charla con Jerome Wepierre, uno de los colaboradores de su estudio.

COMEDOR 4
Gonzalo Moreno

En la piscina, a un nivel inferior, destaca su muro realizado de forma manual con cantería típica de la zona, del que brota una cascada laminar.

Cocina

“Tradicional, cálida, práctica y luminosa, la cocina es un espacio que invita a compartir”, según palabras de Jessica Bataille.

Cocina diseñada por Studio Jessica Bataille. Encimera realizada con el granito Naturamia® Sahara Nights, de la firma Levantina. Horno, de Teka.
Gonzalo Moreno

Con el mobiliario en forma de L, isla y luz a raudales, en ella destaca la combinación de la madera de roble y el barro, que con sus vetas y matices, imprimen una estética rústica a la cocina. Una imagen que se actualiza con el diseño ultradepurado de los armarios, la grifería y la presencia del negro.

Dormitorios

Cojines, de Denzzo. La ropa de cama es de Zara Home. Lámpara, de Thai Natura. Consola, de Viva La Fusta. Alfombra, de Tine K Home.
Gonzalo Moreno

La intensidad de los materiales en bruto, el grosor de los muros y la iluminación son los tres elementos que Jessica destaca en este dormitorio. Su limpieza visual y el contraste de las texturas han creado una atmósfera serena que propicia el descanso.

Despertarse cada día mirando al mar...
Gonzalo Moreno

“En esta habitación me encanta la altura del techo y el carácter y la calidez que dan las vigas al espacio. Son de una madera autóctona llamada mobila, característica de la arquitectura de la Costa Blanca. Me parece muy interesante el contraste de este material tan noble con los suelos en microcemento gris”.

Gonzalo Moreno
Gonzalo Moreno

Respecto al jardín de cactus que se ve desde el ventanal, la decoradora explica: “Para mí es muy importante contar con jardines autóctonos que refuerzan la experiencia del llamado mediterranean lifestyle. Además, son mucho más sostenibles, ya que requieren de menos agua y mantenimiento. Escogimos estas especies para asegurar que no hubiese ningún elemento que entorpeciese la vista al mar desde el dormitorio”.

Cuarto de baño

Gonzalo Moreno
Mix de materiales y blanco luminoso en el cuarto de baño.

Microcemento, azulejo y madera envejecida personalizan la estética de este baño, que gana claridad con la pintura blanca en el tramo más alto de la pared y en el techo.

Ideas para copiar

Crea un rincón de relax en una zona de paso:

Sillones y alfombra, de HK Living. Mesa, de Asitrade. Lámpara, de Vical Home.
Gonzalo Moreno

Este, frente a la cocina, tiene vistas al mar. En él también se disfruta del espacio y la altura del salón.

Para dos adolescentes:

Gonzalo Moreno

De una habitación grande se realizaron dos comunicadas. La decoradora Jessica Bataille nos lo cuenta: “el propietario tiene dos hijos mellizos y de esta manera pueden compartir habitación manteniendo su espacio privado e intimidad”.

Ponte al fresco:

Gonzalo Moreno

Pérgolas, toldos, velas de sombra, gacebos, maxi sombrillas… Estas opciones de protección solar también dan lugar a salones y comedores exteriores en las casas de playa y campo. En los meses de más calor, ¡no todo puede ser solárium!

Otear el horizonte:

Gonzalo Moreno
El diseño de la piscina y la altura a la que está situada la convierte en un privilegiado mirador hacia el mar.

La piscina se revistió en un gresite muy claro porque “armoniza con la arquitectura y aporta sensación de calma”.

Plus de encanto:

Gonzalo Moreno

Los muros encalados, un arco que enmarca la panorámica y las jardineras redondeadas marcan estilo en las deliciosas pasarelas con vistas al mar que comunican las plantas de la casa. ¡El paraíso!

Planos de la casa y claves de la reforma

PLANOS
Hearst Infografía

Entre los puntos clave del proyecto, Bataille detalla estos: “se abrieron espacios para dar más amplitud, se hizo hincapié en abrir la casa hacia el exterior y asegurar la conexión interior-exterior”. Y aporta una razón de peso para hacerlo: “en el Mediterráneo vivimos gran parte del día fuera y para los dueños era importante disfrutar de este placer”. Otro cambio se refiere a los materiales: “se han buscado aquellos que garanticen un correcto aislamiento y se han mantenido los originales de la vivienda, que gracias a la restauración se han puesto en valor, ya que dar una segunda vida a los objetos es una de las apuestas de sostenibilidad del estudio”.
Después de la reforma
y una puesta a punto en sus instalaciones, la distribución de la casa ha variado para adaptarla a las necesidades de los dueños. Con ella y su apertura hacia el entorno, la claridad se ha multiplicado. En este sentido, la clave es el cerramiento de cortina plegable de cristal instalado en el comedor, una solución que desdibuja los límites de este. Con su apertura se fusionan el interior y el exterior, y el dúo cielo-mar parecen aún más próximos. Un comedor que, gracias a los diferentes niveles de la casa, es un mirador con una panorámica privilegiada, pero también una terraza amplia con vistas a la piscina, situada delante de él. El muro de piedra, la lámina de agua ultraclara por el efecto del gresite y la cascada laminar convierten a la pileta en un oasis con estilo. Por último cabe destacar el interiorismo, que mantiene la sencillez de la estética mediterránea con materiales autóctonos y acabados naturales. Se fusiona con la filosofía slow mediante la selección de los muebles y detalles, y crea espacios cómodos para propiciar la calma y el descanso tan necesarios en una vivienda vacacional.