Siguiendo la filosofía del ''menos es más'', los arquitectos de Van Staeyen modernizaron esta casa construida en los años setenta a las afueras de Amberes.

Para transformar la vivienda en un hogar actual, fresco y joven, el primer paso de la reforma fue derribar algunas paredes para abrir las estancias y crear espacios cruzados multifuncionales, ideales para una familia activa y dinámica que adora pasar el tiempo charlando y cocinando juntos.

¡Alucinamos con lo moderno y molón que es el extractor!
Jochen Verghote

La cocina se diseñó con una isla central redonda que actúa a su vez como mesa de comedor gracias a los taburetes de color mostaza que la rodean.

Jochen Verghote
El diseño de los muebles, funcional y moderno, apuesta por la combinación de blanco y verde con acabado lacado para potenciar la luminosidad natural de la casa.
Jochen Verghote
El horno y el microondas se dispusieron en columna, dejando un sorprendente hueco en las zonas superior e inferior que conecta visualmente con el salón.
Jochen Verghote

El salón se construyó sobre un altillo de hormigón que coquetea con el estilo industrial y que da forma a la estructura de los sofás, organizados en módulos alargados de color anaranjado para dar cabida a todos los miembros.

Jochen Verghote
Jochen Verghote
Los juegos geométricos están presentes en el diseño de todos los muebles.
Jochen Verghote

Proyecto e información: Cortesía de Van Staeyen Interior Architects.


Redactora especializada en decoración, moda, belleza y lifestyle.