Una idílica casita de campo en la isla de Gotland

¡Como si te hubieras trasladado a los años 50! Eso sí, espera a ver las sorpresas que aguardan en el jardín...

En medio de la isla sueca de Gotland, concretamente en Dalhem, se encuentra esta idílica casita de campo construida en el año 1954.

Su fachada de madera laminada pintada de roja, y sus puertas de color azul pastel con marcos en blanco, nos trasladan ipso facto a aquella época donde artistas como Elvis Presley, Jerry Lee Lewis o Bill Haley y sus Cometas, eclipsaban las radios de todo el mundo con sus éxitos musicales.

Los mismos aires vintage se siguen respirando hoy en día al pasear por los jardines, rebosantes de flores y árboles frutales, pero también de otros curiosos habitantes, como una vieja autocaravana y un autobús que ahora se utilizan para acoger a los invitados, o para celebrar comidas y cenas a la luz de las velas.

Emma Sundh
¡Nos mudaríamos inmediatamente a esta autocaravana!
Emma Sundh
¿Un ratito de lectura al fresco?
Emma Sundh
Emma Sundh
Emma Sundh
¡No se nos ocurre un lugar más mágico y original para cenar!
Emma Sundh

De la misma forma, el jardín esconde rincones llenos de encanto a lo largo de toda la parcela, como una zona de estar al fresco, un comedor bajo un árbol decorado con guirnaldas y farolillos, hamacas que invitan a una siesta a media tarde, y otros detalles que conciben un ambiente de cuento.

Emma Sundh
Emma Sundh
Con mantitas, cojines y flores, ¡qué monada de columpio!
Emma Sundh
Una zona de estar supercoqueta con muebles de mimbre al aire libre.
Emma Sundh
Emma Sundh
No estás soñando. Es una cama con dosel en medio del jardín.
Emma Sundh
¡Qué habitantes tan simpáticas!
Emma Sundh
La colada perfecta: al aire libre ondeando en el jardín.
Emma Sundh
El jardín está repleto de guiños retro como esta bicicleta roja.
Emma Sundh
Recolectar tus propias manzanas, ¡qué pasada!
Emma Sundh
¡Qué buena pinta! Y qué carretilla tan rústica y bonita...
Emma Sundh

En el interior de la casa, la decoración de estilo rústico y retro protagoniza todas las estancias, con muebles de madera envejecida naturalmente, láminas con motivos botánicos, papel pintado floral, estructuras de cama de forja, y electrodomésticos vintage como una nevera de SMEG en color crema. ¿Es o no es para jurarle amor eterno? Nosotros ya lo hemos hecho... 😍

Emma Sundh
¿No ideal para desayunar contemplando el jardín?
Emma Sundh
La cocina dispone de su propia entrada desde la calle.
Emma Sundh
Emma Sundh
Nos encanta la guirnalda de flores que decora la pared junto a la despensa.
Emma Sundh
Un golpeador de alfombras, un periódico de la época... Son detalles que marcan la diferencia.
Emma Sundh
Emma Sundh
El terciopelo color sangre protagoniza este sofá donde un minino se encuentra durmiendo la siesta.
Emma Sundh
Este carrito bar de madera actúa como mesa auxiliar.
Emma Sundh

Vayamos ahora a visitar los dormitorios, ¡porque son dignos de aparecer en una novela de Jane Austen!
Emma Sundh
Emma Sundh
Emma Sundh
La estructura de la cama se pintó en amarillo empolvado y dorado.
Emma Sundh
¡Qué maravilla de flores! Para acentuar la estética vintage se apostó por un caldero como macetero.
Emma Sundh
Emma Sundh
Parece que este gatito se duerme en cualquier parte, ¡hasta encima de una cómoda vintage!
Dormitorio de estilo rústico con cuna
Decorar con coronas de flores siempre es un acierto.
Emma Sundh

Información: Cortesía de Bertwig. Fotografías: Emma Sundh.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas