La renovada casa de @bymariadelvalle

La dueña de este piso madrileño, la instagrammer María del Valle, puso en práctica sus buenas ideas, de bajo presupuesto, para lograr que luciera una decoración más fresca y actual.

La casa de María del Valle: salón
Miriam Yeleq

El verano pasado, la instagrammer @bymariadelvalle decidió que había llegado el momento de dar un aire nuevo a su casa. Ella y su novio, Alberto, compraron el piso hace algo menos de diez años y, como era de nueva construcción, no fue necesario hacer reforma. Situado en un barrio del sur de Madrid, la vivienda respondía perfectamente a lo que ellos buscaban: era amplia, tenía una distribución cómoda y funcional, y todas las habitaciones daban a una estupenda terraza. Además, el suelo de tarima lo llenaba de calidez. De la decoración, un tema que le apasiona desde pequeña, se encargaría María por completo. Si bien no se dedica profesionalmente a ello, ha empezado a dar sus pinitos en este mundo, y desde su cuenta de Instagram y su canal de Youtube inspira y aconseja a sus miles de seguidores.

María se propuso cambiar el look de su vivienda de forma fácil y efectiva, sin obras ni grandes inversiones. Así, tanto en la cocina como en el baño principal, se colocó un suelo vinílico, que se puede instalar sin levantar el pavimento antiguo, y los azulejos lucen un nuevo color, gracias a una capa de pintura acrílica, resistente. Los dueños también se atrevieron con los electrodomésticos, que no dudaron en cambiar su acabado en acero por un turquesa, lleno de energía. Este color, que se repite en distintos puntos de la casa, se convirtió en hilo conductor de la decoración.

La mayoría de los muebles se adquirieron cuando María y Alberto montaron la casa por primera vez. Son diseños de madera blanca que crean una base neutra y permiten, no solo mezclar distintos estilos en un mismo espacio, sino también poner contrapuntos cromáticos en textiles, complementos y piezas puntuales, como el mueblecito del comedor –rescatado de un contenedor– o el armario del cuarto de baño. Ambos fueron reciclados y restaurados por ella misma: los limpió, los lijó, cambió los tiradores y los pintó en un turquesa. El resultado, interiores frescos y naturales, acordes al carácter creativo de la dueña.

SALÓN Y COMEDOR COMPARTEN ESPACIO

Todos los muebles, excepto la mesa de centro que es antigua, son de Ikea. Los cojines y el puf son de Calma House. Guirnalda de luces, de Natura.
Miriam Yeleq

La zona de estar y el comedor, en los mismos tonos, forman un conjunto equilibrado y armónico. La distribución del mobiliario fue clave para optimizar los metros disponibles y no obstaculizar el paso.

Miriam Yeleq
Para decorar el salón se partió de una base neutra, a la que después se añadieron pinceladas de color.
Miriam Yeleq

Para el comedor, se escogió una mesa redonda que facilita el paso al resto de las habitaciones. En la pared se colocó un gran espejo, de Ikea, para aprovechar al máximo la luz y dar profundidad al espacio.

Muebles restaurados y complementos DIY dan un toque muy especial a distintos rincones de la vivienda.

UNA COCINA MUY PERSONAL

Miriam Yeleq

En la cocina se jugó con pequeños detalles y complementos para romper la monotonía del blanco: paños de cocina, tazas a la vista... Además, electrodomésticos como el frigorífico y el microondas, se pintaron en una tonalidad turquesa.

Miriam Yeleq

El microondas se colocó en un soporte anclado a la pared, para dejar la encimera despejada. La cocina se actualizó con pintura y un nuevo suelo vinílico.

EL DORMITORIO: SERENO Y CONFORTABLE

Cabecero de El Corte Inglés. Maniquí de Maisons du Monde.
Miriam Yeleq

El aire romántico y femenino del dormitorio se logró con un cabecero tapizado en capitoné y detalles, como el cuadro que decora la pared o el maniquí de costura.

Detalles escogidos ayudan a conseguir un look boho-chic.
La ropa de cama es de Calma House, y el cojín, de Zara Home.
Miriam Yeleq

La decoración del dormitorio está llena de toques personales, como los sombreros de la propietaria convertidos en originales elementos decorativos.

EL VESTIDOR ¡DE ENSUEÑO!

Miriam Yeleq
“Cuando hace 8 años mi chico y yo nos cambiamos a esta casa, siempre soñé con tener mi propio vestidor, aunque fuera pequeño. Y lo tuve, pero lo he ido transformando según cambiaban mis gustos con el paso de los años. Ahora me encanta el estilo boho chic que le he dado, aunque no sé muy bien si será el definitivo”.

Miriam Yeleq
“Me encantan los tonos neutros, tanto para vestir como en decoración”.

EL CUARTO DE BAÑO PRESUME DE COLOR

El suelo es de la firma FancyHaus. Las toallas son de Calma House y la bandeja de madera, de Ikea.
Miriam Yeleq

En el baño, al igual que en la cocina, el suelo se cubrió con un vinílico que imita hidráulico, en blanco y negro. Textiles y complementos en rosa y turquesa contribuyen a crear un ambiente chispeante y muy optimista.

Bajo la encimera se colocó un armario donde guardar toallas y productos de aseo.

PLANO DE LA VIVIENDA

Miriam Yeleq

El piso se distribuye en una amplia cocina con tendedero; un salón de planta rectangular, con zona de estar y comedor; dos dormitorios, el principal, con el baño integrado, y un pequeño aseo. Además, cuenta con una estupenda terraza que recorre prácticamente toda la fachada.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas