Un estupendo piso familiar amplio, luminoso y con una generosa terraza

Esta pareja con niños alcanzó el equilibrio tras una mudanza, una reforma, y la inestimable cercanía de los abuelos.

Cocina abierta al comedor y al salón con vistas a la terraza
Vicugo Foto

Vivían en Barcelona, en un piso amplio y con buenas vistas, pero ella sentía que les faltaba algo. ¿Qué podía ser? La respuesta llegó un domingo cualquiera regresando de Girona tras visitar a los suegros. En efecto, a su hogar le faltaban un par de abuelos.

Como por arte de magia, mientras contemplaban la imagen de WhatsApp de la abuela, se dieron cuenta de que, tras ella, aparecía un cartel que anunciaba la venta de un piso. Su futuro piso. Porque en aquel momento, y tras echar números sobre lo que les costaría desplazarse cada día a Barcelona para ir a trabajar, decidieron mudarse a Girona y tomar las riendas de su nueva (y confortable) vida en compañía de unos niñeros incondicionales.

Aquel piso de 172 m2 era una postal, quizás demasiado fiel, de los años cincuenta. Un festival de terrazos y baldosines repartidos entre demasiadas habitaciones más bien pequeñas, atestadas de mueble clásico español y toneladas de madera. No todo era tan "blanco y negro" en cualquier caso. La casa, aunque excesivamente compartimentada, tenía sin embargo una muy buena dimensión en conjunto, y casi todas las habitaciones miraban sobre unas bonitas vistas y quedaban bañadas de un montón de luz natural.

Vicugo Foto

La tarea entonces consistía en desvestir enteramente suelos y techos y replantear, de forma acorde con los estilos de vida actuales, la ubicación de casi todas las paredes. Ahí donde funcionaba una lavandería para limpiar la ropa de un batallón, se acabó montando un home-office acristalado que cuando cierra sus cortinas funciona como habitación de invitados, y cuando permanece abierto se integra visualmente al comedor con toda su luz natural y su terraza balcón.

Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto

Lo que fueron en el pasado tres habitaciones pequeñas, es hoy y tras la reforma, un generoso y acontecido espacio de salón-comedor-cocina que incorpora a su trazado los metros cuadrados de los pasillos y la circulación para lucir aún más extrovertido y amplio.

Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
La televisión se esconda tras dos puertas que quedan perfectamente integradas en la estantería.
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Los espacios comunes son bañados por la luz natural que entra desde la terraza.
Vicugo Foto
Las puertas correderas contribuyen a crear esa conexión interior-exterior en ambos ambientes.
Vicugo Foto
La cocina, decorada en un verde empolvado que potencia la frescura de la zona, incluye una isla central con barra para desayunos.
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
La terraza dispone de una coqueta zona de asientos de estilo boho a todo color.
Vicugo Foto
También cuenta con una mesa perfecta para desayunar bajo los rayos del sol.
Vicugo Foto

En la parte más íntima de la casa, dos de las habitaciones originales se fusionaron en un dormitorio principal en suite (con cuarto de baño y vestidor); mientras que el antiguo tendedero dio lugar a una segunda habitación infantil.

Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo
Vicugo Foto

A nivel estilístico las opciones fueron poco a poco combinando la necesidad de calidez y claridad de los clientes con las pinceladas de color, patrón y textura que querían incluir en su nuevo hogar relocalizado.

Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto
Vicugo Foto

Hay en este piso, sin embargo, algo sumamente valioso y hermoso que las fotos no dejan ver. Algo mejor que cualquier acabado de lujo, o más bonito que la más famosa de las piezas de mobiliario de diseño. En este piso hay abuelos. De esos que no se pueden comprar ni diseñar ni cambiar por otros mejores. De esos que "hacen hogar" apenas entran. Hay quien tiene buenos vecinos. Un lujo. Pero el que puede llamar a la vecina "mamá", es definitivamente muy afortunado...

Y eso vale oro... Eso compensa reformas, mudanzas, desplazamientos, teletrabajo o lo que sea, pues todo es poco cuando la posibilidad de "volver a casa", de verdad y cada día, se asoma.

Egue y Seta

Proyecto e información: Cortesía de Egue y Seta.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas