En este apartamento amplio y luminoso descubrimos preciosos toques de diseño mediterráneo

Antes de la reforma era un deteriorado piso, hoy luce elementos originales centenarios, espacios abiertos, una luz cálida y rincones personales.

Un apartamento en valencia con paredes de ladrillo
Alicia Macías

Andrea Pla, la propietaria de esta vivienda valenciana, ha escogido una de las frases más conocidas de la película ‘El Mago de Oz’ para contarnos qué es para ella y para Marcial, su marido, la casa donde viven: “There’s no place like home” o, lo que es lo mismo, “En ningún sitio como en casa”. Así lo sienten tras una reforma que duró ocho meses. “Estaba muy deteriorada, con poca luz, humedades, grietas, una distribución horrible… Llevaba décadas descuidada, pero nos enamoramos de sus detalladas molduras, las pesadas puertas de madera con su cerrajería original, los suelos de cerámica Nolla… Además, su ubicación, en pleno casco histórico de Valencia y muy cerquita del Turia, nos pareció perfecta, ya que a los dos nos gusta pasear y salir a correr por la zona del río. Pero estaba en unas condiciones tan horribles que dudamos si comprarla”, nos cuenta Andrea.

Por suerte, el hermano de Marcial, Borja Senabre, dirige su propio estudio de arquitectura, Boor Studio, y les convenció de que era una oportunidad única que no podían dejar pasar. Eso fue lo que hicieron: quedarse con ella y dejar que Borja la convirtiera en el espacio moderno y luminoso que es actualmente. La pareja compartió con él sus gustos y necesidades antes de darle carta blanca. “La vivienda estaba compartimentada en muchas habitaciones pequeñas y oscuras, y nosotros queríamos espacios amplios, luminosos”, comenta la propietaria.

.
ALICIA MACÍAS

Andrea, la dueña, utiliza la mesa de comedor para trabajar ocasionalmente con un portátil. “Es un rincón ideal, que goza de la luz que proviene del patio interior. Su construcción fue una idea de Borja, que sustituyó una pared agrietada por este cerramiento acristalado con perfiles de aluminio lacado en color negro”, explica

Mesas: redondas, de HK Living, y rectangular, de Zara Home. Sobre ella, jarrones azules, de Lellar. La figura de zorro de porcelana es de Maisons du Monde.
ALICIA MACÍAS

En la reforma de la casa se dejaron a la vista los ladrillos originales de la construcción y se rehabilitaron las vigas de madera del techo.

“En cuanto a la decoración, buscamos muebles de líneas sencillas, que no restaran protagonismo a los elementos históricos del espacio”, nos cuenta Borja Senabre, de Boor Studio.
Lámpara de techo, de LZF Lamps. Sofá diseñado por Boor Studio. Cojines, de Zara Home y Maisons du Monde. Alfombra, de Tailak.
ALICIA MACÍAS

Los propietarios de esta vivienda se enamoraron de inmediato de su luz, con los grandes ventanales que abren el salón al exterior, pero era necesario reformarla a fondo. Y para ello contaron con la firma de diseño de interiores Boor Studio.

ALICIA MACÍAS

La vivienda de Andrea y su pareja esconde en su interior una joya.“Es mi rincón. Con macetas que cuelgan del techo, una aspidistra que nos regaló la abuela de Marcial, un poto, un espatifilo, una drácena, sansevieria…, lo he convertido en una pequeña jungla”, nos cuenta Andrea, quien disfruta cuidando sus plantas.

Mesa, de Kave Home. Sillas CH24, de Carl Hansen & Søn, y lámparas de Tom Dixon, en DomésticoShop. Los jarrones artesanales son de Canoa Lab y el macetero con plantas, de Fronda.
ALICIA MACÍAS

“Nos gusta combinar la esencia mediterránea con el espíritu nórdico: muebles de maderas claras, textiles discretos, fibras vegetales, tonos beis y marrones combinados con pinceladas blancas y azules, detalles artesanales… ¡Y que no falten las plantas!” asegura la propietaria.

ALICIA MACÍAS

“Para nosotros, el salón es la estancia más importante de la casa, donde más tiempo pasamos. Por eso decidimos integrar la cocina. Queríamos un espacio abierto en el que disfrutar el día a día”.

Muebles, de Leroy Merlin con encimera, de Corian. Sobre esta y apoyado en la pared, se aprecia un cuadro abstracto, de Mayesa Mira. La alfombra es de Tailak.
ALICIA MACÍAS

La cocina también la diseñó Boor Studio. “Con muebles, encimera y paredes en blanco cien por cien, me gusta porque transmite luminosidad y orden”, nos cuenta Andrea.

Carrito de fibra, de Oui Oui. Maceteros y plantas naturales, de venta en Fronda.
ALICIA MACÍAS

Además de comunicar directamente con el salón y el comedor, la cocina también se abre hacia el exterior a través de puertas correderas acristaladas. ¡Así el chef nunca se siente aislado! En la pared del fregadero, la ventana vertical ofrece unas vistas privilegiadas.

Colchas y cojines, de Zara Home. En la pared, composición de cuadros, de Boor Studio. Burro, de Ikea.
ALICIA MACÍAS

La leyenda “Ano 1881” estaba escrita en una de las baldosas. Cuando te encuentras con un mosaico de Nolla original, con casi ciento cuarenta años de historia, ¡qué menos que conservarlo! El estudio de Borja convirtió los suelos, con su espléndida belleza, en protagonistas absolutos de la decoración de los dormitorios.

Lámpara Link Chain, de la firma LZF Lamps.
ALICIA MACÍAS

“De todo lo que tengo en casa me quedo con las lámparas de madera de la firma valenciana LZF, porque me parecen auténticas esculturas de luz. Además, sus fundadores, Mariví Calvo y Sandro Tothill, son amigos de la familia desde hace tiempo. Y con mi mecedora estilo Thonet. La compramos en una tienda de antigüedades de El Carmen, en Valencia. ¡Ya me veo ahí sentada, acunando a Adriana!”, explica Andrea, que espera impaciente la llegada de su bebé.

Lavamanos
Lavabo y grifo, de Leroy Merlin. Lámpara, de Cables Creativos. Espejo, de Kenay Home. Toallas, de Zara Home. Cuadro, de Mayesa Mira.
ALICIA MACÍAS

La estructura del mueble de lavabo “la encontramos en una tienda de antigüedades: la máquina de coser y las patas de hierro forjado. Ahora, la primera es un elemento decorativo del salón, y las patas, que pintamos en un tono crema y completamos con una encimera de madera, están en el baño”, explica Andrea.

IDEAS PARA COPIAR:

Láminas de Boor Studio.
ALICIA MACÍAS

Sustituye el cabecero por una composición equilibrada de cuadros, dibujos o fotografías. Selecciona las imágenes que más te gusten, que te hagan sentir bien y reflejen tu personalidad o tus gustos.

Sillón, de Maisons du Monde. Aparador, de Kave Home. El cuadro es de Carlos Arriaga.
ALICIA MACÍAS

Rompe el predominio de un ambiente en tonos blancos, cremas o grises con una butaca que ponga un vivo toque de color.

ALICIA MACÍAS.

¿Obras en casa? Una de las claves para una reforma perfecta es confiar en un decorador o arquitecto de interiores que entienda tus gustos. Borja, de Boor Studio, conectó bien con Andrea y consiguió hacer realidad sus sueños.

Pez de alambre, de Teresa Abaitua.
ALICIA MACÍAS

Si tu cocina también es blanca, deja a la vista las tablas de cortar y los cubiertos de madera para ganar calidez. Añade algunos detalles especiales que le den personalidad.

Tablero y borriquetas, de Leroy Merlin. Velas, de Lellar.
ALICIA MACÍAS

¡Es tu momento! Súmate a la filosofía hygge y organízate un rincón para ti, donde puedas hacer lo que más te gusta: leer, dibujar, coser, lettering, pintar…¿Qué tal un estudio de manualidades?

Cuadro, de Saad Ali.
ALICIA MACÍAS

Con dosis de ingenio, podrás aprovechar cualquier rincón de tu casa como espacio de almacenamiento. Muretes de obra, el alféizar de una ventana, el radiador… remátalos con una repisa de madera y ganarás una superficie extra para colocar libros y adornos.

PLANO DE LA VIVIENDA Y CLAVES DE LA REFORMA

Hearst Infografía

En la reforma se conservaron los elementos originales centenarios, como las vigas del techo, las puertas y el mosaico Nolla.

“En la zona que ahora ocupan el salón, la cocina y el comedor, el suelo estaba tan dañado que no lo pudimos salvar. Eso sí, restauramos y guardamos todas las piezas por si en un futuro nos hicieran falta. En su lugar, Borja nos aconsejó poner una tarima blanca, un fondo neutro, cálido y luminoso, pero que pasa desapercibido, dándole todo el protagonismo a los suelos antiguos”, explica Andrea.

Impresionantes y coloridos, para Marcial son la gran joya de la casa. Ella tiene otras dos: el patio interior, lleno de plantas, y la habitación donde ha montado el taller de Lellar, la firma de velas aromáticas artesanales que fundó en 2018 con su amiga Sara Birds.

“La idea de montar algo juntas llevaba en nuestras cabezas desde que nos conocimos en la universidad, en el primer curso de ingeniería, pues vimos que nos complementábamos a la perfección. Unos años después, tras una conversación sobre nuestra pasión por las velas y la falta de marcas ecofriendly que cuidaran el diseño, decidimos lanzarnos y embarcarnos en este proyecto que aúna sostenibilidad y artesanía. Nuestras velas son de cera vegetal y aceites esenciales, y no hace falta encenderlas para perfumar una habitación. Huelen a Mediterráneo”, nos cuenta Andrea, quien aboga por llenar la casa de detalles pensados para “hacer hogar”.

Realización: Dafne Vijande.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas