Antes y después: Un apartamento sin vida que ahora desprende color

¡45 metros cuadrados de pura alegría!

Apartamento reformado con espacios abiertos y decorado con color
HOCH Studio

¿Qué se puede hacer con un apartamento de 45 metros cuadrados totalmente anticuado y aburrido? Muy sencillo: llenarlo de color. Y eso fue exactamente lo que el equipo de Hoch Studio decidió hacer en esta vivienda situada en un antiguo edificio de París, entre Pigalle y Les Abesses.

Los propietarios deseaban transformar la distribución y adaptar los espacios a su modo de vida, respetando la estructura original. Así, la obra comenzó demoliendo todos aquellos elementos que carecían de interés, dando lugar a una zona común abierta donde se disponen el salón, la cocina y el comedor.

HOCH Studio
HOCH Studio
La cocina, diseñada a tres colores —negro, blanco y dorado— resulta discreta y a la vez muy potente, enmarcando la entrada al apartamento.
HOCH Studio
HOCH Studio
HOCH Studio

El área de noche se reestructuró con un dormitorio-vestidor-baño, separados por una mampara de vidrio y acero, y conectados a su vez por un pasillo en color azul intenso iluminado mediante una claraboya.

HOCH Studio
HOCH Studio
HOCH Studio
Al decorar cada habitación con un color diferente, se consigue que las estancias ganen personalidad.
HOCH Studio
HOCH Studio
La pared roja del dormitorio crea un falso cabecero junto a una composición de espejos encontrados en un mercadillo callejero.
HOCH Studio
En el baño, un gran mueble en madera de nogal envuelve el espacio bajo el lavamanos, donde también se sitúan la lavadora y la secadora.
HOCH Studio
HOCH Studio
HOCH Studio
HOCH Studio

ASÍ ERA ANTES DE LA REFORMA

HOCH Studio
HOCH Studio

Proyecto e información: Cortesía de HOCH Studio.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Antes y depués