¿Dirías que este piso pertenece a un edificio del siglo XIX?

¡Los interiores son tan frescos y modernos que resulta (casi) imposible creerlo!

Ático reformado con decoración moderna y espacios abiertos
David Ballester

Próximo a la Plaza de la Cebada, dentro del barrio de La Latina —en pleno centro de Madrid—, se encuentra situado este edificio de finales del siglo XIX de más de 3.500 metros cuadrados en el que el tándem de arquitectos formado por Luisjaguilar y Javier Hernández-Agero realizó mejoras en eficiencia energética, accesibilidad y una minuciosa consolidación estructural.

El proyecto comenzó restaurando la fachada original protegida del edificio para devolverle su esplendor. El siguiente paso fue instalar aislamiento térmico bajo la cubierta, así como en el exterior de las fachadas de los cinco patios. Estas mejoras han logrado un alto nivel de eficiencia energética, algo muy difícil de conseguir en este tipo de edificios. Además, la accesibilidad también se ha adaptado a la normativa mediante la instalación de dos ascensores: uno por escalera.

El estado en el que se encontraba el ático de algo más de 120 metros cuadrados era muy deficitario y no se pudo conservar ningún material original aparte de la puerta de acceso, los fraileros exteriores y las contraventanas interiores de la fachada principal. A su vez, los arquitectos realizaron trabajos de consolidación estructural con el fin de garantizar la estabilidad del mismo. Aprovechando estas mejoras, se recuperó la estructura original del edificio consistente en muros de carga mediante pies derechos de madera que ahora forman parte de la vivienda.

Sofá de Santiago Pons; mesas de centro de Better and Best.
David Ballester
David Ballester

El objetivo del interiorismo consistió en adaptar los usos de finales del XIX a la época actual, donde la cocina y los espacios sociales se han convertido en el centro de las viviendas. Lejos quedan las cocinas aisladas y escondidas al fondo de las mismas. Ahora son piezas fundamentales en cualquier reforma.

Mesa de comedor de Sklum; sillas de Thai Natura.
David Ballester
David Ballester
David Ballester

Pero además de concebir unos espacios abiertos y fluidos, la iluminación natural también resultó clave en este proyecto de decoración.

Alfombra de Denzzo.
David Ballester
Cabecero, plaid y cojines de Atanara; lámparas de noche de Miliboo.
David Ballester

Espejo de Maisons du Monde.
David Ballester

Arquitectos: Luisjaguilar Arquitectura y Javier Hernández-Agero. Interiorismo. Paula Balboa Interiorismo.


This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas