80 metros cuadrados de amor para una pareja y un recién nacido

El apartamento de esta joven familia combina que da gusto el estilo contemporáneo y el scandi.

Apartamento familiar de estilo contemporáneo y escandinavo
Itay Benit

No sabemos si comerán perdices, pero lo que sí tenemos claro es que esta joven pareja vive feliz en compañía de su recién nacido. En parte, gracias a la reforma de su apartamento de 80 metros cuadrados en un tranquilo barrio de Tel Aviv.

El proyecto a cargo de la interiorista Yael Perry, transformó esta vivienda de los años 70 en un espacio moderno y adaptado a las necesidades de sus propietarios.

Para concebir el hogar perfecto, Yael decidió combinar muebles contemporáneos y escandinavos que otorgaran a las estancias esos aires modernos tan deseados por la familia. Ahora la distribución cuenta con cocina abierta, salón, comedor y una pequeña terraza, dos dormitorios, un baño principal, y un despacho que también se utiliza como habitación de invitados.

Itay Benit

La entrada conduce a las áreas comunes: cocina, salón, comedor y una pequeña terraza de planta abierta revestida con un parquet brillante de estilo scandi.
Itay Benit
La isla central dispone de una encimera de terrazo de Agglotech, otorgando un estilo elegante y contemporáneo al apartamento.

Itay Benit

Para conectar la cocina y el salón se creó una abertura en la pared tras los armarios de la cocina.
Itay Benit

Itay Benit

La mesa de comedor se hizo a medida combinada con las sillas de IKEA en tonos corcho y empolvados.

Itay Benit

Junto al salón, había una pequeña terraza que se encontraba cerrada y que ahora ha ganado vida gracias a las baldosas con diseño geométrico en 3D y a las plantas que aportan su dosis de frescor.

Itay Benit

El suelo y la pared del baño principal se revistieron con baldosas de terrazo italiano que contrastan con las paredes blancas y la grifería en color negro.
Itay Benit

Bajo el lavamanos de Corian blanco, se diseñó un armario rosa empolvado a medida. Y entre esta zona y el sanitario, donde se situaba el antiguo sistema de calefacción, se creó un espacio oculto que alberga un toallero.

Itay Benit
Itay Benit

El dormitorio del recién nacido se decoró siguiendo un estilo minimalista que gana un toque de gracia mediante los coloridos juguetes y accesorios.

En el centro de la habitación se colocó una alfombra redonda y una lámpara de origami con ilustraciones del circo que iluminan la estancia con una luz cálida.

La cuna se puede transformar y utilizar como cama en los años venideros del pequeño.
Itay Benit

Proyecto e información: Cortesía de Yael Perry.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas