Un piso de 45 metros cuadrados joven y moderno con todo lo necesario para entrar a vivir

Superficie mínima, máximo aprovechamiento. Este apartamento madrileño es como una esencia guardada en frasco pequeño: su contenido no defrauda.

Piso de 45 metros cuadrados: Salón
Miriam Yeleq

Nunca es fácil estirar los metros cuadrados, cuando se dispone de tan pocos, ni equipar por completo una vivienda para que resulte cómoda, muy funcional e, incluso, ¡amplia! El estudio de Rocío Esquilas Rivas (www.rocioesquilas.com), diseñadora de interiores, hizo "magia" en esta casa diminuta y se ocupó de amueblarla, decorarla e iluminarla para sacarle todo el partido posible.

Este piso tiene 45 m2 más 8 de terraza y es de obra nueva. Por eso no se realizó reforma alguna. Algunas estancias se dejaron con los muebles que ya equipaban el apartamento, como es el caso de la cocina y el baño. Se acondicionaron los interiores, para potenciar la luminosidad y aumentar la sensación de amplitud con buenas pautas decorativas.

Salón luminoso y bien aprovechado

Lámpara de pie de Aromas del Campo. Jarrón de Kave Home.
Miriam Yeleq

El salón recibe mucha luz y tiene estupendas vistas. Los estores tamizan la claridad, y las lámparas de pie, como el modelo junto al sofá, crean un clima acogedor. Un jarrón con plantas, pone el punto verde.

Cojines de Kave Home. Los cuadros son del propietario. Balda de pared de Ikea.
Miriam Yeleq

El sofá colocado en ángulo aprovecha mejor el espacio. Se ha hecho a medida, como la mesa de cristal. Los cojines ponen la chispa.

¡QUÉ BUENA IDEA! Un estante volado de madera se adorna con múltiples velas blancas.

Comedor tamaño XS

Papel pintado Delano, colección Geometric II, de Cole & Son, en Pepe Peñalver. El mueble de TV es de Kave Home. Los taburetes altos son de Muebles Marieta.
Miriam Yeleq
El papel pintado crea una zona diferenciada en el salón.

El rincón del mini comedor se separó del área de estar con un revestimiento de papel pintado y se ha incluido una barra de madera a medida.

GRAN SOLUCIÓN: Una barra-estante para comidas rápidas resulta práctica y decorativa.

Cocina con salida a la terraza

Sillas Tolix, de Muebles Marieta, y mesa de Ikea, modelo Tärnö. Enredaderas, de Andu Decor.
Miriam Yeleq

La cocina tiene acceso a un patio convertido en un pequeño jardín en el que las enredaderas tapizan las paredes. Los muebles de la terraza añaden desenfado y color al espacio.

Miriam Yeleq
VERDE MINT. Con su alegre color verde menta, el frigorífico de Smeg añade una nota colorista y divertida en la cocina, amueblada con armarios blancos y encimeras oscuras.

Un dormitorio estilo barco

Lámpara de sobremesa, de Aromas del Campo.
Miriam Yeleq

Cabecero y mesilla de noche, en madera, se hicieron a medida por encargo del estudio de Rocío Esquilas.

ACENTO INGLÉS: Rojos y azules dominan la cama: el cojín-bandera, en Stumper & Fielding, adquirido en el mercado de Portobello- Londres.
La pared de enfrente se empapeló con el diseño Tile, colección Geometric II de Cole & Son, en Pepe Peñalver. La cómoda es de Vical Home, y el espejo redondo, de Zara Home.
Miriam Yeleq

Cuarto de baño con doble revestimiento

Toallas y accesorios, de Zara Home.
Miriam Yeleq

En el baño se han combinado dos tipos de materiales, como pintura y cerámica en gran formato, que reviste la columna de ducha.

PLANO Y CLAVES DE LA REFORMA

Dos muy importantes son el aprovechamiento de la luz, suavizada por estores ligeros que permiten su paso, y el uso del color. La paleta de neutros agranda las superficies y dos o tres colores primarios tan potentes como el amarillo, el rojo o el azul, avivan el conjunto. Estos chispazos cromáticos se han reservado para cojines, cuadros, etc.

Infografía HEarst
La planta del apartamento es casi un cuadrado perfecto, con la terraza como anexo, a la que se sale desde la cocina. En una superficie de 45 m2, se distribuyen salón, dormitorio, estudio, cocina y baño.

También la elección de muebles es muy adecuada. Se trata de piezas modulares, que apenas pesan y presentan acabados claros. Su disposición ha sido determinante a la hora
de rentabilizar cada centímetro. Por ejemplo, los sofás del salón dispuestos en esquina, o los muebles de la cocina, repartidos en único frente, con armarios arriba y abajo.

Tampoco faltan soluciones ingeniosas, como los elementos volados. La barra de comedor, o el estante junto al sofá, se colgaron de las paredes, que así resultan más prácticas. Por último, no hay que olvidar un recurso eficaz para dinamizar y delimitar zonas: el papel pintado. Crea un fantástico punto focal en el comedor y el dormitorio.

Terraza amplia. Es un auténtico desahogo, ya que permite comer al aire libre en los días cálidos. Además, los muros se han cubierto con enredadera, convirtiéndola en un espacio ajardinado íntimo y fresco...

Todo a medida de esta casa mini, llena de maxi ideas.
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Casas