Una casa con mucho color

Me acabo de mudar a un piso antiguo en Barcelona. El piso está vacío, por lo que tengo que comprar todos los muebles. Mi duda es acerca de los colores ya que los suelos de toda la casa son de mosaico hidráulico. Están bastante deteriorados y los colores se ven muy apagados. Los tonos que predominan son negro, rojo, amarillo, beis, gris y verde. Las paredes están pintadas en crema y el techo en blanco. ¿Debería decorar el piso basándome en los colores del suelo? Me gustan los tonos más vivos, como verde, fucsia, amarillo o azul turquesa. ¿Qué puedo hacer para que quede alegre?

Como el suelo tiene tantos colores, te recomendamos que elijas el mobiliario en blanco, al menos las piezas principales, ya que sobre una base neutra puedes introducir las tonalidades intensas de las que nos hablas, creando así una atmósfera muy alegre. Escoge alfombras lisas en las tonalidades que te gustan —que te ayudarán a disimular las zonas más desgastadas del suelo—, pero intenta que sean de la misma gama que los que predominan en el pavimento. No metas un azul turquesa si no está en el mosaico. Puedes introducir notas en verde, aunque sea más intenso, ya que el suelo tiene verde. Pon cojines, jarrones, alfombras, lámparas y cortinas en colores, incluso alguna original mesa auxiliar, y conseguirás una vivienda muy desenfadada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Consultas