Esta vivienda familiar adosada encontró el camino hacia la luz y el estilo

Porque a veces no queda más remedio que abrir la mente... ¡y los espacios!

Casa adosada reformada en Brooklyn
Francis Dzikowski

Cuando esta pareja con tres hijos contactó con el equipo de BAAO Architects, sabían lo que querían: ampliar el espacio y potenciar la luminosidad de su maravillosa casa adosada de tres plantas.

La planta baja, situada en el mismo nivel que el jardín, tenía un suelo sumamente oscuro que no se había actualizado en más de cincuenta años, lo que contribuía a que todas las estancias resultaran angostas y pareciesen más pequeñas de lo que realmente eran. La reforma comenzó abriendo los espacios de este área, con un nuevo recibidor revestido con azulejos porcelánicos que conduce directamente al salón y a la cocina, siendo esta última el foco central.

Francis Dzikowski
Francis Dzikowski

El salón conecta con el jardín a través de unas coquetas ventanas arqueadas, y con el patio mediante una puerta lateral.

Francis Dzikowski
Junto al comedor, dos habitaciones albergan un despacho y una despensa.
Francis Dzikowski
Francis Dzikowski

La cocina incluye una isla central con acabado porcelánico, y un fregadero de acero inoxidable. Los armarios, en roble y color blanco con apliques dorados, contribuyen a potenciar la luminosidad de la estancia, junto a la belleza que solo podría otorgar la escalera original que accede a la planta superior.

Francis Dzikowski

Francis Dzikowski

El dormitorio de los padres se estableció en la segunda planta, y el de los niños en la tercera. De esta forma, toda la familia puede disfrutar de cierta independencia.
Francis Dzikowski
Los niños cuentan con un baño completo al que pueden entrar desde ambas habitaciones.
Francis Dzikowski

La pequeña dispone de su propio aseo con techo abovedado, revestido con azulejos de escama en color blanco y azul cielo, y apliques dorados.

Francis Dzikowski

Proyecto de arquitectura: BAAO Architects.


    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Casas